Inicio ·Noticias · Artículo

La UE y Cuba desean normalizar sus relaciones antes de fin de año

Redacción

mguaman

|

Miércoles 25 de Marzo de 2015 - 7:40
compártelo
  • CUBA. Mogherini reiteró que no existe ninguna competencia entre la UE y Washington, subrayando que son "procesos diferentes" que se sitúan en "contextos diferentes". Fotos: AFP
Video: CUBA. Mogherini reiteró que no existe ninguna competencia entre la UE y Washington, subrayando que son "procesos diferentes" que se sitúan en "contextos diferentes". Fotos: AFP
La Unión Europea y Cuba acordaron "acelerar el ritmo" de las negociaciones para normalizar sus relaciones, que esperan concluir antes de que finalice 2015, dijo la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini en el cierre de una maratónica visita a la isla.
 
"Hoy hemos decidido acelerar el ritmo de nuestras negociaciones, con la esperanza de llegar a firmar el marco de nuestro diálogo (...) hacia el final del año", dijo este martes Mogherini en una conferencia de prensa que selló su visita, la primera de un responsable europeo de ese nivel a la isla.
 
Mogherini, quien llegó a La Habana la noche del lunes, se reunió este martes con el líder de la Iglesia Católica, el cardenal Jaime Ortega, único interlocutor local de las autoridades comunistas de la isla, con varios ministros y altos responsables cubanos, entre ellos el presidente Raúl Castro, con quien acordó aumentar el ritmo y el nivel de los encuentros entre La Habana y Bruselas.
 
 
Según la UE, su visita se produjo en un "momento crucial" de las negociaciones entre la La Habana y Bruselas.
 
En materia de derechos humanos, un tema que según la UE fue objeto de "diferentes interpretaciones" en la última ronda de conversaciones en marzo en La Habana, Mogherini dijo haber insistido ante la parte cubana en "la necesidad de estructurar nuestro diálogo sobre derechos humanos", sin abordar los "casos particulares".
 
"Tengo confianza en nuestra capacidad de continuar nuestro trabajo sobre este tema", añadió, tras calificar de "positiva" su conversación con Raúl Castro sobre ese asunto.
 
En La Habana, Mogherini también anunció la firma de un nuevo acuerdo plurianual de cooperación, que prevé una ayuda europea a Cuba de 50 millones de euros hasta el 2020, destinados a "sectores claves" como la agricultura y la modernización económica. 
 
La UE es el segundo socio comercial de Cuba, detrás de Venezuela, con un intercambio de 3.600 millones de dólares en 2013, y también un importante inversionista sobre todo en la rama turística.
 
"No hay razón" para mantener el embargo 
 
Las negociaciones entre Cuba y la UE, que comenzaron en abril de 2014, tienen como telón de fondo el deshielo entre La Habana y Washington después que los presidentes de ambos países anunciaron el 17 de diciembre su propósito de restablecer relaciones tras medio siglo de ruptura y tensiones.
 
Sobre ese histórico acercamiento, Mogherini reiteró que no existe ninguna competencia entre la UE y Washington, subrayando que son "procesos diferentes" que se sitúan en "contextos diferentes".
 
"En cuanto al bloqueo, ustedes conocen muy bien la posición histórica adoptada por la UE (de rechazo). En particular, en este momento de diálogo entre Estados Unidos y Cuba, no hay razón por la cual el bloqueo se mantenga", dijo la responsable europea al canciller cubano Bruno Rodríguez, según la agencia cubana Prensa Latina.
 
"Creo que la UE en cualquier escenario que tuviera que ver con Cuba justamente evaluaría cuál es el estado de las relaciones con Estados Unidos. No porque eso la condicione 100% para actuar, pero para tenerlo en cuenta como un factor estratégico", dijo a la AFP el politólogo Eduardo Perera, de la Universidad de La Habana.
 
Impulso a una larga negociación 
 
Tanto la parte europea como la cubana prevén un largo proceso negociación, como es habitual en estos casos.
 
"Mi presencia aquí en los primeros días de mi mandato (asumió el cargo el 1 de noviembre) es una voluntad que tenemos de continuar esos contactos", que deben seguir en abril, en Bélgica, indicó Mogherini.
 
Por su parte, Rodríguez le manifestó el "compromiso constructivo" de Cuba con el proceso de negociación para un Acuerdo de Diálogo Político y Cooperación bilateral.
 
"Quisiera que el proceso terminara lo antes posible y preferentemente antes de finales de 2016, fecha en que concluyo mi misión en la Isla", dijo recientemente el embajador de la UE en La Habana, Herman Portocarero.
 
Para normalizar sus relaciones, Cuba desea que la UE abandone su "Posición Común", que desde 1996 condiciona su cooperación a avances democráticos, mientras que Bruselas quisiera dialogar de manera más fluida con La Habana y pide a Cuba que firme o ratifique de una vez varios acuerdos internacionales sobre derechos humanos.
 
El viaje de Mogherini se produce a menos de dos meses de que François Hollande realice la primera visita de un mandatario francés a la isla.
Fuente: AFP

La Unión Europea y Cuba acordaron "acelerar el ritmo" de las negociaciones para normalizar sus relaciones, que esperan concluir antes de que finalice 2015, dijo la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini en el cierre de una maratónica visita a la isla.

 

"Hoy hemos decidido acelerar el ritmo de nuestras negociaciones, con la esperanza de llegar a firmar el marco de nuestro diálogo (...) hacia el final del año", dijo este martes Mogherini en una conferencia de prensa que selló su visita, la primera de un responsable europeo de ese nivel a la isla.

 

Mogherini, quien llegó a La Habana la noche del lunes, se reunió este martes con el líder de la Iglesia Católica, el cardenal Jaime Ortega, único interlocutor local de las autoridades comunistas de la isla, con varios ministros y altos responsables cubanos, entre ellos el presidente Raúl Castro, con quien acordó aumentar el ritmo y el nivel de los encuentros entre La Habana y Bruselas.

 

Lea: Jefa de diplomacia de la UE en Cuba para "hacer avanzar" negociaciones

 

Según la UE, su visita se produjo en un "momento crucial" de las negociaciones entre la La Habana y Bruselas.

 

En materia de derechos humanos, un tema que según la UE fue objeto de "diferentes interpretaciones" en la última ronda de conversaciones en marzo en La Habana, Mogherini dijo haber insistido ante la parte cubana en "la necesidad de estructurar nuestro diálogo sobre derechos humanos", sin abordar los "casos particulares".

 

"Tengo confianza en nuestra capacidad de continuar nuestro trabajo sobre este tema", añadió, tras calificar de "positiva" su conversación con Raúl Castro sobre ese asunto.

 

En La Habana, Mogherini también anunció la firma de un nuevo acuerdo plurianual de cooperación, que prevé una ayuda europea a Cuba de 50 millones de euros hasta el 2020, destinados a "sectores claves" como la agricultura y la modernización económica. 

 

La UE es el segundo socio comercial de Cuba, detrás de Venezuela, con un intercambio de 3.600 millones de dólares en 2013, y también un importante inversionista sobre todo en la rama turística.

 

"No hay razón" para mantener el embargo 

 

Las negociaciones entre Cuba y la UE, que comenzaron en abril de 2014, tienen como telón de fondo el deshielo entre La Habana y Washington después que los presidentes de ambos países anunciaron el 17 de diciembre su propósito de restablecer relaciones tras medio siglo de ruptura y tensiones.

 

Sobre ese histórico acercamiento, Mogherini reiteró que no existe ninguna competencia entre la UE y Washington, subrayando que son "procesos diferentes" que se sitúan en "contextos diferentes".

 

"En cuanto al bloqueo, ustedes conocen muy bien la posición histórica adoptada por la UE (de rechazo). En particular, en este momento de diálogo entre Estados Unidos y Cuba, no hay razón por la cual el bloqueo se mantenga", dijo la responsable europea al canciller cubano Bruno Rodríguez, según la agencia cubana Prensa Latina.

 

"Creo que la UE en cualquier escenario que tuviera que ver con Cuba justamente evaluaría cuál es el estado de las relaciones con Estados Unidos. No porque eso la condicione 100% para actuar, pero para tenerlo en cuenta como un factor estratégico", dijo a la AFP el politólogo Eduardo Perera, de la Universidad de La Habana.

 

Impulso a una larga negociación 

 

Tanto la parte europea como la cubana prevén un largo proceso negociación, como es habitual en estos casos.

 

"Mi presencia aquí en los primeros días de mi mandato (asumió el cargo el 1 de noviembre) es una voluntad que tenemos de continuar esos contactos", que deben seguir en abril, en Bélgica, indicó Mogherini.

 

Por su parte, Rodríguez le manifestó el "compromiso constructivo" de Cuba con el proceso de negociación para un Acuerdo de Diálogo Político y Cooperación bilateral.

 

"Quisiera que el proceso terminara lo antes posible y preferentemente antes de finales de 2016, fecha en que concluyo mi misión en la Isla", dijo recientemente el embajador de la UE en La Habana, Herman Portocarero.

 

Para normalizar sus relaciones, Cuba desea que la UE abandone su "Posición Común", que desde 1996 condiciona su cooperación a avances democráticos, mientras que Bruselas quisiera dialogar de manera más fluida con La Habana y pide a Cuba que firme o ratifique de una vez varios acuerdos internacionales sobre derechos humanos.

 

El viaje de Mogherini se produce a menos de dos meses de que François Hollande realice la primera visita de un mandatario francés a la isla.

 

SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES

* campos requeridos
Frecuencia Correos *