Inicio ·Noticias · Artículo

Tensión EEUU y Venezuela podría empañar "cumbre de la alegría" en Panamá

Redacción

jesuarez

|

Jueves 19 de Marzo de 2015 - 16:48
compártelo
  • VENEZUELA.- El canciller Ricardo Patiño actuará como mediador entre los gobiernos de Venezuela y Estados Unidos. Fotos: EFE
VENEZUELA.- El canciller Ricardo Patiño actuará como mediador entre los gobiernos de Venezuela y Estados Unidos. Fotos: EFE
La espiral de tensión entre Estados Unidos y Venezuela debería ser contenida o de lo contrario tendrá un fuerte impacto en la Cumbre de las Américas, que la región espera sea una "cumbre de la alegría", dijo el canciller ecuatoriano, Ricardo Patiño.
 
De acuerdo con el diplomático, toda la región está interesada en una agenda positiva, "pero eso depende de que los temas puedan avanzar, del nivel de diálogo entre Estados Unidos y Venezuela", dijo Patiño en Washington durante un encuentro con periodistas.
 
En la visión de Patiño, la intención de que la Declaración de la cumbre que se realizará en Panamá se concentre en temas generales y de cooperación solamente podrá hacerse realidad si los jefes de Estado perciben que un tema de esta gravedad está en vías ser saldado.
 
 
"Yo estimo que si hay un viso de solución amigable y dialogada de este problema, si se nota una disposición a tratar los temas", los jefes de Estado estarían más dispuestos a concentrarse en una agenda positiva, dijo.
 
Patiño apuntó que la región aspira a que la Cumbre de las Américas "sea una cumbre de la alegría. Estaríamos por primera vez con Cuba, estaríamos completos. Tendríamos la foto de todos los presidentes, hermanados, pensando en el futuro y superando conflictos".
 
Y sin embargo, añadió, "hemos avanzado en el tema de Cuba y hemos retrocedido en el tema de Venezuela".
 
En la víspera, la canciller de Panamá, Isabel de Saint Malo de Alvarado, había expresado su convicción de que la disputa entre Washington y Caracas no provocaría nubarrones en la Cumbre.
 
"Hay que permitir el libre debate de ideas, es parte de la democracia y la mesa está puesta para eso", dijo la diplomática.
 
"Estamos esperando que los americanos lleguen a la cumbre a hablar de todos los temas, los retos que enfrenta la región, y los países son libres de abordar el tema que cada uno quiere poner sobre la mesa", señaló.
 
Las relaciones entre Estados Unidos y Venezuela sufrieron la semana pasada un nuevo golpe después que Washington adoptara sanciones contra funcionarios venezolanos y declarara que la situación interna venezolana constituye una "amenaza inusual y extraordinaria a la seguridad nacional y política exterior" del país.
Fuente: AFP

La espiral de tensión entre Estados Unidos y Venezuela debería ser contenida o de lo contrario tendrá un fuerte impacto en la Cumbre de las Américas, que la región espera sea una "cumbre de la alegría", dijo el canciller ecuatoriano, Ricardo Patiño.

 

De acuerdo con el diplomático, toda la región está interesada en una agenda positiva, "pero eso depende de que los temas puedan avanzar, del nivel de diálogo entre Estados Unidos y Venezuela", dijo Patiño en Washington durante un encuentro con periodistas.

 

En la visión de Patiño, la intención de que la Declaración de la cumbre que se realizará en Panamá se concentre en temas generales y de cooperación solamente podrá hacerse realidad si los jefes de Estado perciben que un tema de esta gravedad está en vías ser saldado.

 

Lea además: Ecuador acepta la propuesta de Venezuela para mediar en su diálogo con EE.UU.

 

"Yo estimo que si hay un viso de solución amigable y dialogada de este problema, si se nota una disposición a tratar los temas", los jefes de Estado estarían más dispuestos a concentrarse en una agenda positiva, dijo.

 

Patiño apuntó que la región aspira a que la Cumbre de las Américas "sea una cumbre de la alegría. Estaríamos por primera vez con Cuba, estaríamos completos. Tendríamos la foto de todos los presidentes, hermanados, pensando en el futuro y superando conflictos".

 

Y sin embargo, añadió, "hemos avanzado en el tema de Cuba y hemos retrocedido en el tema de Venezuela".

 

En la víspera, la canciller de Panamá, Isabel de Saint Malo de Alvarado, había expresado su convicción de que la disputa entre Washington y Caracas no provocaría nubarrones en la Cumbre.

 

"Hay que permitir el libre debate de ideas, es parte de la democracia y la mesa está puesta para eso", dijo la diplomática.

 

"Estamos esperando que los americanos lleguen a la cumbre a hablar de todos los temas, los retos que enfrenta la región, y los países son libres de abordar el tema que cada uno quiere poner sobre la mesa", señaló.

 

Las relaciones entre Estados Unidos y Venezuela sufrieron la semana pasada un nuevo golpe después que Washington adoptara sanciones contra funcionarios venezolanos y declarara que la situación interna venezolana constituye una "amenaza inusual y extraordinaria a la seguridad nacional y política exterior" del país.

 

SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES

* campos requeridos
Frecuencia Correos *
Le recomendamos