Inicio ·Noticias · Artículo

Maduro reivindica la paz y le dice a la guerra: "vade retro' satanás"

Redacción

jesuarez

|

Sábado 14 de Marzo de 2015 - 13:09
compártelo
  • NICARAGUA.- El presidente venezolano emitió un discurso crítico contra su homólogo estadounidense, Barack Obama. Fotos: EFE
NICARAGUA.- El presidente venezolano emitió un discurso crítico contra su homólogo estadounidense, Barack Obama. Fotos: EFE
El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, dijo en Managua que nada podrá llevar a su país a la guerra, que jamás será "una estrella en la bandera del norte", y pidió a la juventud latinoamericana que pida en internet que EE.UU. retire el decreto que declara Venezuela como amenaza.
 
"Nada podrá llevarnos a la guerra, ni hoy ni en los años por venir", exclamó el mandatario venezolano en un discurso desde la simbólica Plaza de la Revolución, en Managua, donde estuvo acompañado de su aliado y homólogo nicaragüense, Daniel Ortega.
 
 
"Decimos en Venezuela: zape gato, 'vade retro' satanás. Bien lejos con la guerra. No es nuestro destino, nuestro destino es la paz, la paz con justicia, con igualdad, la paz de pie, no la paz de rodillas, es la paz con dignidad y desarrollo", continuó.
 
El discurso de Maduro estuvo dirigido contra el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, quien declaró mediante una orden ejecutiva emitida este lunes una "emergencia nacional" en su país por la "amenaza inusual y extraordinaria" que la situación de Venezuela representa para la seguridad estadounidense.
 
El anuncio de EE.UU. incluyó el bloqueo de bienes que pudieran tener en ese país siete funcionarios venezolanos a los que acusa de violar derechos humanos durante las protestas antigubernamentales que se vivieron en el país en 2014 junto con la prohibición de entrar en la nación norteamericana.
 
Tras el anuncio de las sanciones, Maduro solicitó al Parlamento venezolano que le otorgue poderes especiales que le permitan legislar durante seis meses para "enfrentar" las "amenazas" de EE.UU., una solicitud que la Cámara prevé autorizar.
 
En su discurso en Managua, tras llegar este viernes en una visita relámpago no anunciada para participar en un acto de masas en respaldo a Venezuela, Maduro sostuvo que "nosotros jamás bajaremos la vista ante nadie en el mundo, jamás".
 
 
Aseguró que jamás "arriaremos las banderas que hemos levantado" y tampoco "seremos una estrella en la bandera del norte".
 
Asimismo, invitó a los jóvenes latinoamericanos a seguir movilizados en solidaridad con Venezuela "y contra la agresión imperialista", y usar las redes sociales o enviar cartas para pedir a Obama "que retire el decreto, que rectifique y que eche para atrás el decreto infame".
 
"Vamos a levantar una ola de protesta", propuso el mandatario venezolano, para decir a EE.UU. "que el mundo no quiere guerra, que el mundo exige respeto a Venezuela, que es lo que debemos exigir".
 
En su discurso Maduro leyó una carta que le envió el líder cubano Fidel Castro con motivo de su reacción a la decisión de EE.UU., y otra escrita por un grupo de teólogos, religiosos y activistas de varios países que simpatizan con la izquierda de América Latina, y que enviaron a Obama, en la que critican la "vergonzosa" decisión de declarar a Venezuela como una "amenaza".
 
Previo a su discurso, el presidente Ortega otorgó a Maduro la orden "Augusto C. Sandino" en el grado de batalla de San Jacinto, la máxima distinción en este país.
 
Ortega se solidarizó con Maduro y Venezuela, y preguntó a EE.UU.: "¿dónde está la amenaza?".
 
Consideró que Washington lo que intenta es dar un "nuevo golpe de Estado" en Venezuela y le dijo a Maduro que los nicaragüenses están "listos para acompañarlos en esta batalla".
 
Tras el acto en la Plaza de la Revolución, Maduro y Ortega se reunieron en privado en la Casa de los Pueblos. 
Fuente: EFE

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, dijo en Managua que nada podrá llevar a su país a la guerra, que jamás será "una estrella en la bandera del norte", y pidió a la juventud latinoamericana que pida en internet que EE.UU. retire el decreto que declara Venezuela como amenaza.

 

"Nada podrá llevarnos a la guerra, ni hoy ni en los años por venir", exclamó el mandatario venezolano en un discurso desde la simbólica Plaza de la Revolución, en Managua, donde estuvo acompañado de su aliado y homólogo nicaragüense, Daniel Ortega.

 

Lea también: Todo listo en Quito para la reunión de cancilleres de la Unasur

 

"Decimos en Venezuela: zape gato, 'vade retro' satanás. Bien lejos con la guerra. No es nuestro destino, nuestro destino es la paz, la paz con justicia, con igualdad, la paz de pie, no la paz de rodillas, es la paz con dignidad y desarrollo", continuó.

 

El discurso de Maduro estuvo dirigido contra el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, quien declaró mediante una orden ejecutiva emitida este lunes una "emergencia nacional" en su país por la "amenaza inusual y extraordinaria" que la situación de Venezuela representa para la seguridad estadounidense.

 

El anuncio de EE.UU. incluyó el bloqueo de bienes que pudieran tener en ese país siete funcionarios venezolanos a los que acusa de violar derechos humanos durante las protestas antigubernamentales que se vivieron en el país en 2014 junto con la prohibición de entrar en la nación norteamericana.

 

Tras el anuncio de las sanciones, Maduro solicitó al Parlamento venezolano que le otorgue poderes especiales que le permitan legislar durante seis meses para "enfrentar" las "amenazas" de EE.UU., una solicitud que la Cámara prevé autorizar.

 

En su discurso en Managua, tras llegar este viernes en una visita relámpago no anunciada para participar en un acto de masas en respaldo a Venezuela, Maduro sostuvo que "nosotros jamás bajaremos la vista ante nadie en el mundo, jamás".

 

Lea además: EE.UU. defiende medidas contra Venezuela

 

Aseguró que jamás "arriaremos las banderas que hemos levantado" y tampoco "seremos una estrella en la bandera del norte".

 

Asimismo, invitó a los jóvenes latinoamericanos a seguir movilizados en solidaridad con Venezuela "y contra la agresión imperialista", y usar las redes sociales o enviar cartas para pedir a Obama "que retire el decreto, que rectifique y que eche para atrás el decreto infame".

 

"Vamos a levantar una ola de protesta", propuso el mandatario venezolano, para decir a EE.UU. "que el mundo no quiere guerra, que el mundo exige respeto a Venezuela, que es lo que debemos exigir".

 

En su discurso Maduro leyó una carta que le envió el líder cubano Fidel Castro con motivo de su reacción a la decisión de EE.UU., y otra escrita por un grupo de teólogos, religiosos y activistas de varios países que simpatizan con la izquierda de América Latina, y que enviaron a Obama, en la que critican la "vergonzosa" decisión de declarar a Venezuela como una "amenaza".

 

Previo a su discurso, el presidente Ortega otorgó a Maduro la orden "Augusto C. Sandino" en el grado de batalla de San Jacinto, la máxima distinción en este país.

 

Ortega se solidarizó con Maduro y Venezuela, y preguntó a EE.UU.: "¿dónde está la amenaza?".

 

Consideró que Washington lo que intenta es dar un "nuevo golpe de Estado" en Venezuela y le dijo a Maduro que los nicaragüenses están "listos para acompañarlos en esta batalla".

 

Tras el acto en la Plaza de la Revolución, Maduro y Ortega se reunieron en privado en la Casa de los Pueblos. 

 

SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES

* campos requeridos
Frecuencia Correos *
Le recomendamos