Inicio ·Noticias · Artículo

Detenidos 2 sospechosos por el atentado de Bamako que causó 5 muertos

Redacción

mguaman

|

Sábado 07 de Marzo de 2015 - 10:24
compártelo
  • MALI. "Es un ataque terrorista, aunque esperamos precisiones", declaró un policía a AFP en el lugar de los hechos.
MALI. "Es un ataque terrorista, aunque esperamos precisiones", declaró un policía a AFP en el lugar de los hechos.
Dos europeos, un francés y un belga, y tres malíes murieron en la noche del viernes al sábado en un ataque contra un restaurante de Bamako, en lo que fue el atentado más mortífero en la capital malí desde la intervención francesa en enero de 2013.
 
Un balance anterior reportaba la muerte de tres europeos entre los fallecidos, pero se trata de dos, según aclararon fuentes médicas. 
 
Las mismas fuentes informaron de que ocho personas resultaron heridas durante el ataque, entre ellos tres suizos, incluyendo a una mujer herida de gravedad, según fuentes médicas.
 
El presidente francés François Hollande denunció "con la máxima fuerza el cobarde atentado" cometido en Bamako y dijo que ofrecerá "la ayuda de Francia" a su homólogo malí Ibrahim Boubacar Keita, indicó el mandatario francés en un comunicado.
 
Según la policía de Malí, al menos un hombre armado entró poco después de medianoche (hora local y GMT) en el restaurante La Terrasse, un establecimiento muy frecuentado por expatriados, ubicado en una calle muy animada de la capital, y abrió fuego.
 
"Es un ataque terrorista, aunque esperamos precisiones", declaró un policía a AFP en el lugar de los hechos. 
 
El jefe de la Misión de la ONU en Mali (Minusma), Mongi Hamdi, condenó un "ataque odioso y cobarde", precisando en el comunicado que entre los heridos se encontrarían "dos expertos internacionales que trabajan con el Servicio de Naciones Unidas de lucha contra las minas (UNMAS) de la Minusma".
 
París confirmó que "muy probablemente, hay un francés, que está siendo identificado, entre las cinco víctimas que perdieron la vida" a través de un comunicado. 
 
El ministro belga de Relaciones Exteriores Didier Reynders condenó "el cobarde e innoble terror que ha golpeado a Bamako" y Bruselas confirmó poco después la muerte de un ciudadano belga. Se trata de un empleado de la Unión Europea (UE) en Mali, según señalaron fuentes del entorno de la alta representante para las Relaciones Exteriores de la UE, Federica Mogherini. 
 
Dos sospechosos, cuya identidad ni nacionalidad fueron precisadas, fueron detenidos el sábado, según informaciones de la policía maliense. 
 
"Están siendo interrogados", afirmó una de las fuentes, añadiendo que habían empezado a proporcionar a los investigadores informaciones "interesantes". 
 
'Luchar contra el terrorismo' 
 
"Este crimen refuerza nuestra determinación para luchar contra el terrorismo, contra todas sus formas", afirmó por su parte el ministro francés de Relaciones Exteriores, Laurent Fabius
 
El norte de Mali cayó en la primavera de 2012 en manos de grupos yihadistas ligados a Al Qaida, incluido Aqmi. Una gran parte de estos fue expulsada en el marco de la operación Serval, lanzada por iniciativa de Francia en enero de 2013, a la que en agosto de 2014 le sucedió la operación Barkhane, cuyo radio de acción se extiende al conjunto del área sahelo-sahariana. 
 
Zonas enteras del norte de Mali escapan todavía al control del poder central, pero los ataques yihadistas, principalmente contra las tropas de la Minusma, perdieron intensidad recientemente. 
 
El atentado se produjo justo cuando la rebelión, predominantemente tuareg, se encuentra bajo una fuerte presión internacional para rubricar antes de fin de mes un acuerdo de paz, como ya hizo el 1 de marzo el gobierno maliense en Argel.
 
El presidente Keita convocó un Consejo de defensa en la madrugada. 
 
El jueves, el portavoz del estado mayor del ejército francés, el coronel Gilles Jaron, constató "una cierta reserva en los GAT [grupos armados terroristas], que no buscan sistemáticamente retomar posiciones".
 
Según un corresponsal de AFP en el lugar del tiroteo, los bomberos sacaron en una camilla el cuerpo de un francés del restaurante. En una calle vecina, yacían los cuerpos de un policía maliense, de un guardia de un domicilio privado y del ciudadano belga.
 
Decenas de policías acordonaron la zona y los contados testigos directos de los hechos se negaban a hablar por miedo a represalias. 
 
Los dos hombres detenidos tienen "rasgos parecidos" a las dos personas encapuchadas, que entraron el restaurante La Terrace, en el barrio de L'Hypodrome, poco después de la medianoche y lanzaron varias granadas entre los asistentes, antes de comenzar a disparar indiscriminadamente con armas automáticas y darse a la fuga.
 
 
 
Fuente: AFP

Dos europeos, un francés y un belga, y tres malíes murieron en la noche del viernes al sábado en un ataque contra un restaurante de Bamako, en lo que fue el atentado más mortífero en la capital malí desde la intervención francesa en enero de 2013.

 

Un balance anterior reportaba la muerte de tres europeos entre los fallecidos, pero se trata de dos, según aclararon fuentes médicas. 

 

Las mismas fuentes informaron de que ocho personas resultaron heridas durante el ataque, entre ellos tres suizos, incluyendo a una mujer herida de gravedad, según fuentes médicas.

 

El presidente francés François Hollande denunció "con la máxima fuerza el cobarde atentado" cometido en Bamako y dijo que ofrecerá "la ayuda de Francia" a su homólogo malí Ibrahim Boubacar Keita, indicó el mandatario francés en un comunicado.

 

Según la policía de Malí, al menos un hombre armado entró poco después de medianoche (hora local y GMT) en el restaurante La Terrasse, un establecimiento muy frecuentado por expatriados, ubicado en una calle muy animada de la capital, y abrió fuego.

 

"Es un ataque terrorista, aunque esperamos precisiones", declaró un policía a AFP en el lugar de los hechos. 

 

El jefe de la Misión de la ONU en Mali (Minusma), Mongi Hamdi, condenó un "ataque odioso y cobarde", precisando en el comunicado que entre los heridos se encontrarían "dos expertos internacionales que trabajan con el Servicio de Naciones Unidas de lucha contra las minas (UNMAS) de la Minusma".

 

París confirmó que "muy probablemente, hay un francés, que está siendo identificado, entre las cinco víctimas que perdieron la vida" a través de un comunicado. 

 

El ministro belga de Relaciones Exteriores Didier Reynders condenó "el cobarde e innoble terror que ha golpeado a Bamako" y Bruselas confirmó poco después la muerte de un ciudadano belga. Se trata de un empleado de la Unión Europea (UE) en Mali, según señalaron fuentes del entorno de la alta representante para las Relaciones Exteriores de la UE, Federica Mogherini. 

 

Dos sospechosos, cuya identidad ni nacionalidad fueron precisadas, fueron detenidos el sábado, según informaciones de la policía maliense. 

 

"Están siendo interrogados", afirmó una de las fuentes, añadiendo que habían empezado a proporcionar a los investigadores informaciones "interesantes". 

 

'Luchar contra el terrorismo' 

 

"Este crimen refuerza nuestra determinación para luchar contra el terrorismo, contra todas sus formas", afirmó por su parte el ministro francés de Relaciones Exteriores, Laurent Fabius

 

El norte de Mali cayó en la primavera de 2012 en manos de grupos yihadistas ligados a Al Qaida, incluido Aqmi. Una gran parte de estos fue expulsada en el marco de la operación Serval, lanzada por iniciativa de Francia en enero de 2013, a la que en agosto de 2014 le sucedió la operación Barkhane, cuyo radio de acción se extiende al conjunto del área sahelo-sahariana. 

 

Zonas enteras del norte de Mali escapan todavía al control del poder central, pero los ataques yihadistas, principalmente contra las tropas de la Minusma, perdieron intensidad recientemente. 

 

El atentado se produjo justo cuando la rebelión, predominantemente tuareg, se encuentra bajo una fuerte presión internacional para rubricar antes de fin de mes un acuerdo de paz, como ya hizo el 1 de marzo el gobierno maliense en Argel.

 

El presidente Keita convocó un Consejo de defensa en la madrugada. 

 

El jueves, el portavoz del estado mayor del ejército francés, el coronel Gilles Jaron, constató "una cierta reserva en los GAT [grupos armados terroristas], que no buscan sistemáticamente retomar posiciones".

 

Según un corresponsal de AFP en el lugar del tiroteo, los bomberos sacaron en una camilla el cuerpo de un francés del restaurante. En una calle vecina, yacían los cuerpos de un policía maliense, de un guardia de un domicilio privado y del ciudadano belga.

 

Decenas de policías acordonaron la zona y los contados testigos directos de los hechos se negaban a hablar por miedo a represalias. 

 

Los dos hombres detenidos tienen "rasgos parecidos" a las dos personas encapuchadas, que entraron el restaurante La Terrace, en el barrio de L'Hypodrome, poco después de la medianoche y lanzaron varias granadas entre los asistentes, antes de comenzar a disparar indiscriminadamente con armas automáticas y darse a la fuga.

 

 

 

 

SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES

* campos requeridos
Frecuencia Correos *
Le recomendamos