Inicio ·Noticias · Artículo

Identifican a víctima de una inundación 60 años después

Redacción

tmenendez

|

Lunes 23 de Febrero de 2015 - 10:57
compártelo
  • HOLANDA.- La policía retomó la investigación en 2013 para averiguar la identidad de 31 víctimas de nombre desconocido. Foto: Archivo
HOLANDA.- La policía retomó la investigación en 2013 para averiguar la identidad de 31 víctimas de nombre desconocido. Foto: Archivo
La policía holandesa identificó hoy a una de las últimas víctimas de una gran inundación ocurrida en el país hace 60 años que costó la vida a 1.836 personas, tras comparar el ADN de la fallecida con el de su hijo.
 
La víctima, quien fue enterrada sin que se conociera su nombre en la localidad holandesa de Yerseke (sur de Holanda), fue identificada gracias a una muestra de ADN, informó el diario Dutch News.
 
Su información genética corresponde con la de un hombre de 77 años que fue reconocido como su hijo.
 
La policía retomó la investigación en 2013 para averiguar la identidad de 31 víctimas de nombre desconocido, cuyos cuerpos fueron exhumados para tomar muestras de ADN.
 
Aún hay cerca de un centenar de hombres y mujeres que figuran como desaparecidos tras unas riadas que afectaron a la costa sur del país y en las que perecieron más de 1.800 personas.
 
Fuentes policiales señalaron que esperan que este caso anime a otros familiares a buscar a sus seres queridos fallecidos tras el suceso, algo que ya han hecho 50 personas. 
Fuente: EFE

La policía holandesa identificó hoy a una de las últimas víctimas de una gran inundación ocurrida en el país hace 60 años que costó la vida a 1.836 personas, tras comparar el ADN de la fallecida con el de su hijo.

 

La víctima, quien fue enterrada sin que se conociera su nombre en la localidad holandesa de Yerseke (sur de Holanda), fue identificada gracias a una muestra de ADN, informó el diario Dutch News.

 

Su información genética corresponde con la de un hombre de 77 años que fue reconocido como su hijo.

 

La policía retomó la investigación en 2013 para averiguar la identidad de 31 víctimas de nombre desconocido, cuyos cuerpos fueron exhumados para tomar muestras de ADN.

 

Aún hay cerca de un centenar de hombres y mujeres que figuran como desaparecidos tras unas riadas que afectaron a la costa sur del país y en las que perecieron más de 1.800 personas.

 

Fuentes policiales señalaron que esperan que este caso anime a otros familiares a buscar a sus seres queridos fallecidos tras el suceso, algo que ya han hecho 50 personas. 

 

SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES

* campos requeridos
Frecuencia Correos *
Le recomendamos