Inicio ·Noticias · Artículo

Deuda interna bordea los 14 mil millones de dólares

Redacción

jvite

|

Martes 10 de Julio de 2018 - 20:48
compártelo
  • Banco Central y el IESS son los mayores prestamistas del Estado. Foto: Archivo AFP
Video: Banco Central y el IESS son los mayores prestamistas del Estado. Foto: Archivo AFP Banco Central y el IESS son los mayores prestamistas del Estado. Foto: Archivo AFP



De los casi 60 mil millones de dólares de la deuda pública ecuatoriana, 13.991 millones corresponden a la deuda interna. Es decir, las operaciones crediticias con entidades públicas o privadas en el país.
 
 
 
Según los datos del Ministerio de Finanzas, casi el total de ese monto es lo que el Gobierno le debe al Banco Central y al Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), considerados como los principales tenedores de bonos del Estado.
 
 
 
 
 
Así lo explica Carlos de la Torre, exministro de Finanzas de Lenín Moreno. “Corresponde a los bonos del Ministerio de Finanzas que han sido adquiridos como inversiones de parte del Banco Central y del IESS. La emisión de bonos le permite al Ministerio de Economía y Finanzas obtener esa liquidez desde el ahorro que genera el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social”, dijo.
 
 
 
 
 
Para Vicente Albornoz, decano de Economía, esa deuda se mantiene porque el anterior y actual Gobierno renuevan constantemente estas operaciones para que estas dos instituciones le presten recursos, pues la falta de liquidez, dice, sigue vigente.
 
 
“Porque no hay plata para pagar porque el Gobierno anterior infló el gasto a tal nivel que simplemente no hay cómo pagar las deudas que se tiene”, señaló. 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Cree que en el régimen anterior se abusó de este mecanismo financiero. “Cuando sabían que iban necesitar más dinero entonces permiten que el Banco Central le preste la Gobierno, lo cual es una tontería grande en un país dolarizado, donde le Banco Central tiene que tener recursos para responder a lo que los bancos privados depositan en el Central”, explicó. 
 
 
 
 
 
 
 
De la Torre piensa lo contrario. Considera que negociar bonos con estas dos instituciones ha permitido generar liquidez a la caja fiscal.
 
 
 
“Permiten que esa liquidez pueda reinyectarse en la economía ecuatoriana y esto permita una dinámica económica interna. Esto promovería crecimiento económico”, mencionó. 
 
 
 
 
 
 
 
 
La ley económica urgente, que sigue siendo observada por el Ejecutivo para el veto parcial, establece un candado para que el Banco Central ya no pueda prestar recursos al Ministerio de Finanzas.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

De los casi 60 mil millones de dólares de la deuda pública ecuatoriana, 13.991 millones corresponden a la deuda interna. Es decir, las operaciones crediticias con entidades públicas o privadas en el país.

 

 

 

Según los datos del Ministerio de Finanzas, casi el total de ese monto es lo que el Gobierno le debe al Banco Central y al Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), considerados como los principales tenedores de bonos del Estado.

 

 

 

 

 

Así lo explica Carlos de la Torre, exministro de Finanzas de Lenín Moreno. “Corresponde a los bonos del Ministerio de Finanzas que han sido adquiridos como inversiones de parte del Banco Central y del IESS. La emisión de bonos le permite al Ministerio de Economía y Finanzas obtener esa liquidez desde el ahorro que genera el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social”, dijo.

 

 

 

 

 

Para Vicente Albornoz, decano de Economía, esa deuda se mantiene porque el anterior y actual Gobierno renuevan constantemente estas operaciones para que estas dos instituciones le presten recursos, pues la falta de liquidez, dice, sigue vigente.

 

 

“Porque no hay plata para pagar porque el Gobierno anterior infló el gasto a tal nivel que simplemente no hay cómo pagar las deudas que se tiene”, señaló. 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

VIDEO: Deuda pública total bordea los $60 mil millones

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Cree que en el régimen anterior se abusó de este mecanismo financiero. “Cuando sabían que iban necesitar más dinero entonces permiten que el Banco Central le preste la Gobierno, lo cual es una tontería grande en un país dolarizado, donde le Banco Central tiene que tener recursos para responder a lo que los bancos privados depositan en el Central”, explicó. 

 

 

 

 

 

 

 

De la Torre piensa lo contrario. Considera que negociar bonos con estas dos instituciones ha permitido generar liquidez a la caja fiscal.

 

 

 

“Permiten que esa liquidez pueda reinyectarse en la economía ecuatoriana y esto permita una dinámica económica interna. Esto promovería crecimiento económico”, mencionó. 

 

 

 

 

 

 

 

 

La ley económica urgente, que sigue siendo observada por el Ejecutivo para el veto parcial, establece un candado para que el Banco Central ya no pueda prestar recursos al Ministerio de Finanzas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

LEA: Deuda seguirá aumentando con emisiones de bonos

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES

* campos requeridos
Frecuencia Correos *
Le recomendamos