Inicio ·Noticias · Artículo

¿Cómo opera Odebrecht en Ecuador?

Redacción

tmenendez

|

Jueves 22 de Diciembre de 2016 - 17:03
compártelo
  • BRASIL.- La constructora brasileña fue expulsada en 2008, pero retomó sus actividades en 2010. Foto: Archivo
Odebrecht retomó actividades en Ecuador en 2010, gracias a un acuerdo logrado dos años después de su expulsión del país. En esta última etapa, la empresa logró nuevos contratos en la nación por 2.900 millones de dólares.
 
Según el Departamento de Justicia de Estados Unidos, el retorno de Odebrecht al Ecuador se dio gracias al pago de coimas a funcionarios del régimen.
 
 
 
 
En octubre del 2008, a través de un decreto ejecutivo, el presidente de la República, Rafael Correa, dispuso la emergencia nacional para superar las deficiencias en los proyectos denominados Toachi Pilatón, Carrizal Chone, Baba y aeropuerto de Tena, y los demás en los que interviniera la compañía constructora Noberto Odebrecht. Esta decisión fue motivada por las fallas estructurales que se determinó que existían en la central hidroeléctirca San Francisco, en Baños, provincia de Tungurahua.
 
El decreto ordenó la requisición de todos los bienes de Odebrecht en el país y suspendió los derechos constitucionales de cuatro altos funcionarios de la empresa, además de disponer la prohibición de su salida de país. Así lo indicó el presidente en su enlace sabatino desde Ancón en octubre de 2008.
 
El Gobierno acusó a la empresa de estafa; inició acciones para rescindir los contratos de las obras que la empresa estaba ejecutando; reclamó indemnizaciones de 200 mil dólares por cada día que la central hidroeléctrica dejó de funcionar; se inició un proceso para desconocer el crédito brasileño que financiaba la obra; la Contraloría determinó 8 glosas por casi 80 millones de dólares.
 
El Gobierno ecuatoriano y Odebrecht llegaron a un convenio de reparación técnica y una compensación económica de 20 millones de dólares; los juicios civiles y penales fueron retirados; las glosas se desvanecieron. Así lo anunciaba el presidente de la República durante un recorrido de obras en la Panamericana Sur.
 
Así es como Odebrecht volvió al país. Fue habilitada nuevamente como contratista; sin embargo, el informe del Departamento de Justicia señala que se pagaron coimas que permitieron la solución de los problemas de la empresa con el Gobierno.
 
 
 
 
Desde 2011 hasta 2016 Odebrecht se ha adjudicado contratos por más de 2.900 millones de dólares en Ecuador.
 
Ahora la investigación que desarrolla la justicia norteamericana determina que era una práctica común de Odebrecht el realizar pagos corruptos para obtener contratos. 
 
Según el Departamento de Justicia de Estados Unidos, Odebrecht pagó coimas en países del África, como Angola y Mozambique, y en América Latina lo hizo en Colombia, Argentina, República Dominicana, Guatemala, México, Panamá, Perú, Venezuela y también en Ecuador.
 
El informe señala que entre 2007 y 2016 se pagó a funcionarios del Gobierno ecuatoriano 33.5 millones de dólares y que Odebrecht obtuvo beneficios por 116 millones de dólares gracias a esas coimas.
 
Hasta el momento los representantes de la empresa en Ecuador no se han pronunciado sobre este informe.
 
Odebrecht retomó actividades en Ecuador en 2010, gracias a un acuerdo logrado dos años después de su expulsión del país. En esta última etapa, la empresa logró nuevos contratos en la nación por 2.900 millones de dólares.
 
Según el Departamento de Justicia de Estados Unidos, el retorno de Odebrecht al Ecuador se dio gracias al pago de coimas a funcionarios del régimen.
 
 
 
 
En octubre del 2008, a través de un decreto ejecutivo, el presidente de la República, Rafael Correa, dispuso la emergencia nacional para superar las deficiencias en los proyectos denominados Toachi Pilatón, Carrizal Chone, Baba y aeropuerto de Tena, y los demás en los que interviniera la compañía constructora Noberto Odebrecht. Esta decisión fue motivada por las fallas estructurales que se determinó que existían en la central hidroeléctirca San Francisco, en Baños, provincia de Tungurahua.
 
El decreto ordenó la requisición de todos los bienes de Odebrecht en el país y suspendió los derechos constitucionales de cuatro altos funcionarios de la empresa, además de disponer la prohibición de su salida de país. Así lo indicó el presidente en su enlace sabatino desde Ancón en octubre de 2008.
 
El Gobierno acusó a la empresa de estafa; inició acciones para rescindir los contratos de las obras que la empresa estaba ejecutando; reclamó indemnizaciones de 200 mil dólares por cada día que la central hidroeléctrica dejó de funcionar; se inició un proceso para desconocer el crédito brasileño que financiaba la obra; la Contraloría determinó 8 glosas por casi 80 millones de dólares.
 
El Gobierno ecuatoriano y Odebrecht llegaron a un convenio de reparación técnica y una compensación económica de 20 millones de dólares; los juicios civiles y penales fueron retirados; las glosas se desvanecieron. Así lo anunciaba el presidente de la República durante un recorrido de obras en la Panamericana Sur.
 
Así es como Odebrecht volvió al país. Fue habilitada nuevamente como contratista; sin embargo, el informe del Departamento de Justicia señala que se pagaron coimas que permitieron la solución de los problemas de la empresa con el Gobierno.
 
 
 
 
Desde 2011 hasta 2016 Odebrecht se ha adjudicado contratos por más de 2.900 millones de dólares en Ecuador.
 
Ahora la investigación que desarrolla la justicia norteamericana determina que era una práctica común de Odebrecht el realizar pagos corruptos para obtener contratos. 
 
Según el Departamento de Justicia de Estados Unidos, Odebrecht pagó coimas en países del África, como Angola y Mozambique, y en América Latina lo hizo en Colombia, Argentina, República Dominicana, Guatemala, México, Panamá, Perú, Venezuela y también en Ecuador.
 
El informe señala que entre 2007 y 2016 se pagó a funcionarios del Gobierno ecuatoriano 33.5 millones de dólares y que Odebrecht obtuvo beneficios por 116 millones de dólares gracias a esas coimas.
 
Hasta el momento los representantes de la empresa en Ecuador no se han pronunciado sobre este informe.