Inicio ·Noticias · Artículo

800 sacos de cebolla a la semana se incautan en la frontera sur

Redacción

alaines

|

Miércoles 20 de Mayo de 2015 - 20:52
compártelo
  • La cebolla peruana es uno de los productos perecibles de mayor contrabando en la frontera sur
La cebolla peruana es uno de los productos perecibles de mayor contrabando en la frontera sur
La cebolla peruana es uno de los productos perecibles de mayor contrabando en la frontera sur del país. Por ello la Policía Nacional realiza operativos de control en el área.
 
Los contrabandistas operan en red con personas que se movilizan en moto y hacen el trabajo de informantes. Bolívar Brito, agente investigador de Aduana, cuenta que estas personas son las encargadas de "abrir camino".
 
"Les dan información a los dueños de camiones y para evitar ser detenidos dejan abandonados los vehículos y se van", cuenta Brito sobre la operación de los contrabadistas.
 
Los operativos se efectúan en estrechos e improvisados caminos clandestinos, en su mayoría cubiertos de la extensa maleza de la frontera sur.
 
Los contrabandistas usan camiones con placas adulterados o carros alquilados que luego dejan botados lo que convierte a los patios de la aduana en bodegas de carros abandonados A lo largo del camino hay retenes abandonados lo que supono una ventaja para los contrabanditas, según indica Pedro Díaz, habitante del sector.
 
Según la Aduana, la cebolla peruana es el producto perecible de mayor contrabando que aumentó luego de que una disposición prohibiera el ingreso del producto a Ecuador por razones de salud, por el alto contenido de químicos.
 
Los operativos son realizados en la madrugada. En la noche también hay operativos que se dan luego de una investigaciones.
 
Cada semana se incautan unos 800 sacos de cebolla.
Fuente: Ecuavisa.com

La cebolla peruana es uno de los productos perecibles de mayor contrabando en la frontera sur del país. Por ello la Policía Nacional realiza operativos de control en el área.

 

Los contrabandistas operan en red con personas que se movilizan en moto y hacen el trabajo de informantes. Bolívar Brito, agente investigador de Aduana, cuenta que estas personas son las encargadas de "abrir camino".

 

"Les dan información a los dueños de camiones y para evitar ser detenidos dejan abandonados los vehículos y se van", cuenta Brito sobre la operación de los contrabadistas.

 

Los operativos se efectúan en estrechos e improvisados caminos clandestinos, en su mayoría cubiertos de la extensa maleza de la frontera sur.

 

Los contrabandistas usan camiones con placas adulterados o carros alquilados que luego dejan botados lo que convierte a los patios de la aduana en bodegas de carros abandonados A lo largo del camino hay retenes abandonados lo que supono una ventaja para los contrabanditas, según indica Pedro Díaz, habitante del sector.

 

Según la Aduana, la cebolla peruana es el producto perecible de mayor contrabando que aumentó luego de que una disposición prohibiera el ingreso del producto a Ecuador por razones de salud, por el alto contenido de químicos.

 

Los operativos son realizados en la madrugada. En la noche también hay operativos que se dan luego de una investigaciones.

 

Cada semana se incautan unos 800 sacos de cebolla.

 

SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES

* campos requeridos
Frecuencia Correos *