Inicio ·Noticias · Artículo

Pululahua, la comunidad turística que desea una escuela

Redacción

arodriguezm

|

Domingo 10 de Junio de 2018 - 10:58
compártelo
  • PULULAHUA, Ecuador.- Pese a que la última erupción del volcán fue hace 2.200 años, se lo considera como activo. Foto: Ecuavisa
  • PULULAHUA, Ecuador.- Los turistas llegan mayormente en verano, entre los meses de junio a septiembre. Foto: Ecuavisa
  • PULULAHUA, Ecuador.- En el cráter del volcán viven alrededor de una 40 familias. Foto: Ecuavisa
PULULAHUA, Ecuador.- Pese a que la última erupción del volcán fue hace 2.200 años, se lo considera como activo. Foto: Ecuavisa PULULAHUA, Ecuador.- Los turistas llegan mayormente en verano, entre los meses de junio a septiembre. Foto: Ecuavisa PULULAHUA, Ecuador.- En el cráter del volcán viven alrededor de una 40 familias. Foto: Ecuavisa

Es una temporada fría en Quito. La temperatura nocturna fácilmente desciende a los 8°C por lo que se vuelve imprescindible calentadores y abrigos.


Ya de día, el clima se vuelve más cálido. El sol ilumina los paisajes de la serranía e invita a recorrer sus geografías.


Una de esas es el Pululahua, a 17 kilómetros del norte de la capital. La vía a la Mitad del Mundo es un de los caminos que se pueden tomar. Desde ahí, se puede agarrar el bus "Mitad del Mundo", este cobra $0.35 y lo llevará hasta la entrada de la reserva geobotánica. En ese punto, existen furgonetas que por $0.50 los trasladan hacia el mirador del volcán, lugar donde iniciará su periplo.


Ya en el mirador, la vista es asombrosa. Se imponen los cerros: Chivo, Pondoña, Pan de Azúcar entre otros, que lucen todos verdes y son  atravesados en la parte alta por nubosidades. Estas elevaciones rodean el cráter donde se asienta la comunidad que lleva el mismo nombre. 


Para descender el "Sal si puedes", nombre que le han dado los comuneros al trayecto hacia el centro del volcán, se recomienda llevar ropa cómoda y sobre todo, calzado apropiado, que no tenga  las suelas lisas. El camino es de tierra arenosa y existen rocas. Si no se pisa correctamente, es fácil resbalar. Se recomienda realizar esta visita en horas de la mañana cuando la neblina no obstruye la visión.

 

Quizás esto último puede ser una desventaja, porque limita el acceso.


Ya en el cráter, hay alrededor de unas 40 familias que viven de actividades agrícolas, ganaderas y del turismo. Choclos con queso, caldos de gallina y hornado se ofrecen a los visitantes.


Hacer picnic o acampar son otras opciones. De querer hacer lo último, tiene que llevar su propio equipo hasta las 16:00, registrarse con el guardaparques y disfrutar hasta el día siguiente.

PULULAHUA, Ecuador.- Existe una área adecuada para acampar y realizar picnic. Foto: Ecuavisa

Aunque, en este viaje los líderes de la comunidad demostraron los atributos del sitio también manifestaron sus necesidades, entre ellas, la habilitación de una escuela.

Al llegar al punto, una decena de residentes se encontraba realizando una minga para habilitar la infraestructura.

Luis Pillajo, presidente del comité promejoras de Pululahua pide la apertura de este centro de estudios ya que a los niños de la comunidad les toca ascender una hora hasta tomar el bus a la Mitad del Mundo, donde se educan actualmente.

Pese a que son pocos niños piden que esta escuela se haga realidad. Debido a este motivo muchos de los habitantes jóvenes emigran hacia la ciudad y quienes van quedando son adultos mayores.

PULULAHUA, Ecuador.- Adultos mayores realizando una minga de la escuela de la comunidad. Foto: Ecuavisa

Esperan que para el próximo año lectivo, la escuela sea una realidad que facilite la vida de los pululahuenses.

De retorno, la parsimonia del lugar invita a quedarse a disfrutar del paisaje, sin embargo es tiempo de regresar. El ascenso pausado por la altura puede tomar una hora, no obstante cada parada es aprovechada para fotografiarse y guardar una satisfactoria memoria.

Redacción

Es una temporada fría en Quito. La temperatura nocturna fácilmente desciende a los 8°C por lo que se vuelve imprescindible calentadores y abrigos.

Ya de día, el clima se vuelve más cálido. El sol ilumina los paisajes de la serranía e invita a recorrer sus geografías.

Una de esas es el Pululahua, a 17 kilómetros del norte de la capital. La vía a la Mitad del Mundo es un de los caminos que se pueden tomar. Desde ahí, se puede agarrar el bus "Mitad del Mundo", este cobra $0.35 y lo llevará hasta la entrada de la reserva geobotánica. En ese punto, existen furgonetas que por $0.50 los trasladan hacia el mirador del volcán, lugar donde iniciará su periplo.

Ya en el mirador, la vista es asombrosa. Se imponen los cerros: Chivo, Pondoña, Pan de Azúcar entre otros, que lucen todos verdes y son  atravesados en la parte alta por nubosidades. Estas elevaciones rodean el cráter donde se asienta la comunidad que lleva el mismo nombre. 

Para descender el "Sal si puedes", nombre que le han dado los comuneros al trayecto hacia el centro del volcán, se recomienda llevar ropa cómoda y sobre todo, calzado apropiado, que no tenga  las suelas lisas. El camino es de tierra arenosa y existen rocas. Si no se pisa correctamente, es fácil resbalar. Se recomienda realizar esta visita en horas de la mañana cuando la neblina no obstruye la visión.

 

Quizás esto último puede ser una desventaja, porque limita el acceso.

Ya en el cráter, hay alrededor de unas 40 familias que viven de actividades agrícolas, ganaderas y del turismo. Choclos con queso, caldos de gallina y hornado se ofrecen a los visitantes.

Hacer picnic o acampar son otras opciones. De querer hacer lo último, tiene que llevar su propio equipo hasta las 16:00, registrarse con el guardaparques y disfrutar hasta el día siguiente.

PULULAHUA, Ecuador.- Existe una área adecuada para acampar y realizar picnic. Foto: EcuavisaAunque, en este viaje los líderes de la comunidad demostraron los atributos del sitio también manifestaron sus necesidades, entre ellas, la habilitación de una escuela.

Al llegar al punto, una decena de residentes se encontraba realizando una minga para habilitar la infraestructura.

Luis Pillajo, presidente del comité promejoras de Pululahua pide la apertura de este centro de estudios ya que a los niños de la comunidad les toca ascender una hora hasta tomar el bus a la Mitad del Mundo, donde se educan actualmente.

Pese a que son pocos niños piden que esta escuela se haga realidad. Debido a este motivo muchos de los habitantes jóvenes emigran hacia la ciudad y quienes van quedando son adultos mayores.

PULULAHUA, Ecuador.- Adultos mayores realizando una minga de la escuela de la comunidad. Foto: Ecuavisa

Esperan que para el próximo año lectivo, la escuela sea una realidad que facilite la vida de los pululahuenses.

De retorno, la parsimonia del lugar invita a quedarse a disfrutar del paisaje, sin embargo es tiempo de regresar. El ascenso pausado por la altura puede tomar una hora, no obstante cada parada es aprovechada para fotografiarse y guardar una satisfactoria memoria.

 

SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES

* campos requeridos
Frecuencia Correos *