Inicio ·Noticias · Artículo

El cerebro separa el habla de la escritura, revela un estudio

Redacción

jesuarez

|

Sábado 09 de Mayo de 2015 - 8:00
compártelo
  • EE.UU.- Ambas acciones se relacionan hoy día con sistemas independientes del cerebro. Foto: Web.
EE.UU.- Ambas acciones se relacionan hoy día con sistemas independientes del cerebro.  Foto: Web.
Aunque la capacidad humana de escribir evolucionó a partir de nuestra capacidad de hablar, ambas acciones se relacionan hoy día con sistemas independientes del cerebro. 
 
Según los investigadores de la Universidad Johns Hopkins de EE.UU., alguien incapaz de escribir una frase de manera gramaticalmente correcta, puede que sea capaz de decirla bien en voz alta. 
 
 
Estos científicos han descubierto que es posible presentar daños en la parte del cerebro relacionada con el habla sin afectar la parte vinculada a la escritura,  y viceversa. 
 
Problemas opuestos 
 
El presente estudio partió del interés por comprender cómo organiza el cerebro el conocimiento de la lengua escrita -lectura y ortografía- . De forma más específica, los científicos querían saber si el lenguaje escrito depende de la lengua oral en adultos alfabetizados. 
 
De ser así, cabría esperar encontrar errores similares en el habla y en la escritura. De lo contrario, la gente no necesariamente escribiría como habla. 
 
 
Para tratar de desvelar esta cuestión, el equipo estudió a cinco personas que habían sufrido un accidente cerebrovascular y padecían afasia, un trastorno que conlleva la pérdida de capacidad de producir o comprender el lenguaje. 
 
El estudio determinó que cuatro de los pacientes tenían dificultades para usar los morfemas adecuados al escribir frases pero, cuando hablaban, no tenían tantas dificultades en este aspecto.
 
El último individuo tenía el problema opuesto: presentaba problemas al hablar, que no afectaban a su escritura.
 
¿Una diferencia fruto de la evolución? 
 
Según Stanilas Dehaene, profesor de psicología cognitiva experimental del Collége de France, la lectura, al contrario que el habla, no es una capacidad innata sino que es fruto de un “reciclaje neuronal” a lo largo de los siglos.
 
El habla, por el contrario, hunde sus raíces en un periodo mucho más primitivo de la evolución pues sería fruto de la combinación de dos formas de comunicación también presentes en el resto del reino animal. 
 

Aunque la capacidad humana de escribir evolucionó a partir de nuestra capacidad de hablar, ambas acciones se relacionan hoy día con sistemas independientes del cerebro. 

 

Según los investigadores de la Universidad Johns Hopkins de EE.UU., alguien incapaz de escribir una frase de manera gramaticalmente correcta, puede que sea capaz de decirla bien en voz alta. 

 

Lea además: Qué se ve dentro de un agujero negro

 

Estos científicos han descubierto que es posible presentar daños en la parte del cerebro relacionada con el habla sin afectar la parte vinculada a la escritura,  y viceversa. 

 

Problemas opuestos 

 

El presente estudio partió del interés por comprender cómo organiza el cerebro el conocimiento de la lengua escrita -lectura y ortografía- . De forma más específica, los científicos querían saber si el lenguaje escrito depende de la lengua oral en adultos alfabetizados. 

 

De ser así, cabría esperar encontrar errores similares en el habla y en la escritura. De lo contrario, la gente no necesariamente escribiría como habla. 

 

Lea además: Astrónomos de EE.UU. ubican la galaxia más distante jamás encontrada

 

Para tratar de desvelar esta cuestión, el equipo estudió a cinco personas que habían sufrido un accidente cerebrovascular y padecían afasia, un trastorno que conlleva la pérdida de capacidad de producir o comprender el lenguaje. 

 

El estudio determinó que cuatro de los pacientes tenían dificultades para usar los morfemas adecuados al escribir frases pero, cuando hablaban, no tenían tantas dificultades en este aspecto.

 

El último individuo tenía el problema opuesto: presentaba problemas al hablar, que no afectaban a su escritura.

 

¿Una diferencia fruto de la evolución? 

 

Según Stanilas Dehaene, profesor de psicología cognitiva experimental del Collége de France, la lectura, al contrario que el habla, no es una capacidad innata sino que es fruto de un “reciclaje neuronal” a lo largo de los siglos.

 

El habla, por el contrario, hunde sus raíces en un periodo mucho más primitivo de la evolución pues sería fruto de la combinación de dos formas de comunicación también presentes en el resto del reino animal. 

 

 

SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES

* campos requeridos
Frecuencia Correos *
Le recomendamos