Inicio ·Noticias · Artículo

Las Américas se unieron hace 13 millones de años y no 3, según un estudio

Redacción

alaines

|

Jueves 09 de Abril de 2015 - 20:35
compártelo
  • Los científicos se han basado en la tesis de que las Américas se unieron por el itsmo de Panamá. Foto: Google Earth
Los científicos se han basado en la tesis de que las Américas se unieron por el itsmo de Panamá. Foto: Google Earth
América del Norte y América del Sur quedaron unidas por el itsmo de Panamá hace 13 millones de años y no tres, como creían hasta ahora los investigadores, según un nuevo estudio que publicó hoy la revista "Science".
 
"La formación del itsmo de Panamá está considerada un evento crucial en la literatura científica. Nosotros con esta investigación ponemos en duda su importancia, porque hemos descubierto que se originó 10 millones de años antes de lo que se creía", explicó el colombiano Camilo Montes, investigador principal del estudio.
 
La comunidad científica se ha basado en la tesis de que las Américas se unieron por el itsmo de Panamá hace 3 millones de años, para explicar fenómenos como el inicio de las glaciaciones o el gran intercambio biótico (de organismos vivos) entre América del Norte y América del Sur.
 
 
 
 
"Está muy estudiado, y nosotros no ponemos en duda en ningún momento que el inicio de las glaciaciones ocurrió hace 3 millones de años y que el gran intercambio biótico se produjo también hace 3 millones de años", señaló Montes.
 
"Lo que demuestra nuestra investigación es que el surgimiento del itsmo de Panamá no tuvo mayor incidencia en estos eventos porque ocurrió 10 millones de años antes", añadió el investigador.
 
La pregunta que deja, por tanto, este estudio es: si no fue el itsmo de Panamá, ¿qué originó esos procesos?.
 
"Muchas de esas hipótesis están muy bien sustentadas pero ahora se quedan sin explicación porque el itsmo de Panamá se formó 10 millones de años antes de que ocurrieran", apuntó Montes.
 
"Por ejemplo, hasta ahora se consideraba que el itsmo permitió el paso de animales del norte al sur del continente, y viceversa. Pero si el itsmo se formó diez millones de años antes, ¿por qué los animales esperaron todo ese tiempo para cruzar?", añadió.
 
Según se explica en el texto del estudio, este descubrimiento podría "cambiar cómo entienden" los investigadores el papel que tuvo la formación del itsmo de Panamá en las variaciones de patrón en la circulación oceánica, el clima global, así como la migración de especies entre continentes.
 
 
 
 
Para efectuar esta investigación, de tres años, el equipo de científicos obtuvo la "huella digital" del itsmo de Panamá y del norte de Suramérica a partir del mineral circón.
 
"Las huellas digitales de ambas son exclusivas, es decir, que circones de la edad de los que hay en Panamá no hay en el norte de Suramérica. Por eso pudimos determinar cuando se unió el itsmo a Suramérica", explicó el investigador.
 
Montes, que es profesor de Geociencia en la Universidad de los Andes en Bogotá, firma este estudio junto al segundo investigador principal, Agustín Cardona, de la Universidad Nacional de Colombia en Medellín.
 
En la investigación trabajaron también científicos del Smithsonian Tropical Research Institute en Ancón, Panamá, y la Universidad de Caldas en Manizales, Colombia.
 
Fuente: AFP

América del Norte y América del Sur quedaron unidas por el itsmo de Panamá hace 13 millones de años y no tres, como creían hasta ahora los investigadores, según un nuevo estudio que publicó hoy la revista "Science".

 

"La formación del itsmo de Panamá está considerada un evento crucial en la literatura científica. Nosotros con esta investigación ponemos en duda su importancia, porque hemos descubierto que se originó 10 millones de años antes de lo que se creía", explicó el colombiano Camilo Montes, investigador principal del estudio.

 

La comunidad científica se ha basado en la tesis de que las Américas se unieron por el itsmo de Panamá hace 3 millones de años, para explicar fenómenos como el inicio de las glaciaciones o el gran intercambio biótico (de organismos vivos) entre América del Norte y América del Sur.

 

 

Lea además:  Descubren un sistema solar que dobla la edad de la tierra

 

 

"Está muy estudiado, y nosotros no ponemos en duda en ningún momento que el inicio de las glaciaciones ocurrió hace 3 millones de años y que el gran intercambio biótico se produjo también hace 3 millones de años", señaló Montes.

 

"Lo que demuestra nuestra investigación es que el surgimiento del itsmo de Panamá no tuvo mayor incidencia en estos eventos porque ocurrió 10 millones de años antes", añadió el investigador.

 

La pregunta que deja, por tanto, este estudio es: si no fue el itsmo de Panamá, ¿qué originó esos procesos?.

 

"Muchas de esas hipótesis están muy bien sustentadas pero ahora se quedan sin explicación porque el itsmo de Panamá se formó 10 millones de años antes de que ocurrieran", apuntó Montes.

 

"Por ejemplo, hasta ahora se consideraba que el itsmo permitió el paso de animales del norte al sur del continente, y viceversa. Pero si el itsmo se formó diez millones de años antes, ¿por qué los animales esperaron todo ese tiempo para cruzar?", añadió.

 

Según se explica en el texto del estudio, este descubrimiento podría "cambiar cómo entienden" los investigadores el papel que tuvo la formación del itsmo de Panamá en las variaciones de patrón en la circulación oceánica, el clima global, así como la migración de especies entre continentes.

 

 

Lea también: Curiosity consigue más pruebas que sustentan que hubo un lago en Marte

 

 

Para efectuar esta investigación, de tres años, el equipo de científicos obtuvo la "huella digital" del itsmo de Panamá y del norte de Suramérica a partir del mineral circón.

 

"Las huellas digitales de ambas son exclusivas, es decir, que circones de la edad de los que hay en Panamá no hay en el norte de Suramérica. Por eso pudimos determinar cuando se unió el itsmo a Suramérica", explicó el investigador.

 

Montes, que es profesor de Geociencia en la Universidad de los Andes en Bogotá, firma este estudio junto al segundo investigador principal, Agustín Cardona, de la Universidad Nacional de Colombia en Medellín.

 

En la investigación trabajaron también científicos del Smithsonian Tropical Research Institute en Ancón, Panamá, y la Universidad de Caldas en Manizales, Colombia.

 

 

SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES

* campos requeridos
Frecuencia Correos *
Le recomendamos