Jueves 18 de Diciembre de 2014

La consulta previa es la opción que tiene la Asamblea

Jueves 05 de Septiembre de 2013 - 19:44
Tres tipos de consulta para la explotación del ITT, en el debate de en la Asamblea Nacional: consulta popular, consulta prelegislativa y consulta previa.
 
Las dos primeras han sido, prácticamente, descartadas por las comisiones que analizan el tema. Sin embargo, queda pendiente definir si se realizaría la consulta previa con los habitantes de la zona.
 
Este viernes estarían listos los informes de tres de las cuatro comisiones legislativas que trabajan sobre el pedido del presidente para que se declare de interés nacional la explotación del ITT. 
 
Sin embargo, en la Asamblea se analizan tres tipos de consulta. La consulta popular que bajo pedido de la propia función legislativa , le correspondería al Consejo Nacional Electoral y abarcará a todo el país. 
 
La consulta prelegislativa, que es responsabilidad de la Asamblea y se enmarca en la opinión de los habitantes de la zona que pudiese ser afectada. La consulta previa que la realizaría el Ejecutivo y que también está ceñida a los ciudadanos del área de influencia. 
 
Pero de estas tres dos fueron descartadas por el bloque de Gobierno.  
 
Mauro Andino, presidente de la Comisión de Justicia, lo admite. "En el borrador de nuestro informe señalamos que consulta popular no es viable". Con ello quedaría definitivamente en manos de las organizaciones sociales el seguir con el trámite en busca de esa consulta popular. 
 
Ximena Ponce, asambleísta de Alianza PAIS, dice que también está descartada la consulta prelegislativa. 
 
Una consulta prelegislativa es un derecho de las comunidades, pueblos y nacionalidades antes de la adopción de una medida legislativa que pueda afectar cualquiera de sus derechos colectivos".
 
Ponce: " al hablar de medida legislativa se habla de leyes en este caso no vamos a aprobar una ley".
 
Luis Fernando Torres, legislador de CREO, opina diferente. " Una medida legislativa es todo incluso una resolución como la que tomaríamos", explica el asambleísta.
 
La consulta previa es la alternativa que gana fuerza entre los asambleístas del régimen. 
 
Según la Constitución este derecho de las comunidades debe aplicarse sobre  "planes y programas de prospección, explotación y comercialización de recursos no renovables que se encuentren en sus tierras y que puedan afectarles ambiental y culturalmente".
 
La presidenta de la Asamblea, Gabriela Rivadeneira, dice que la consulta previa sí se la deberá realizar. "La consulta previa es un requerimiento de la Constitución".
 
Y el encargado de realizarla sería el Ejecutivo, una vez tenga la aprobación de la Asamblea y previo a la explotación. 
 
Pepe Acacho, asambleísta de Pachakutik, le genera temor esta situación. "La consulta previa no es vinculante por eso no le tenemos confianza".
 
Según la ley de Participación Ciudadana en una consulta previa, aunque exista una oposición mayoritaria de la comunidad "...la decisión de ejecutar o no el proyecto será adoptada por la instancia administrativa superior". 
 
Según el reglamento sería la Secretaría de Hidrocarburos, adscrita al Ministerio de Recursos No Renovables. 
 
Bajo esas condiciones la mayoría legislativa con que cuenta Alianza país tienen en sus manos la decisión sobre el futuro del ITT.
Califica esta noticia: 
Average: 5 (1 vote)