Inicio ·Noticias · Artículo

Retiran seguridad adicional de embajada en Londres

Redacción

jvite

|

Jueves 17 de Mayo de 2018 - 21:42
compártelo
  • Según investigación, Ecuador financió espionaje para proteger a Assange, asilado en embajada. Foto: Archivo AP
Según investigación, Ecuador financió espionaje para proteger a Assange, asilado en embajada. Foto: Archivo AP

 
 
El Gobierno del presidente Lenín Moreno retira “de forma inmediata” la seguridad adicional de la embajada de Ecuador en Londres, donde se encuentra el fundador de fundador de WikiLeaks, Julian Assange, asilado en la delegación diplomática desde 2012.
 
Según el boletín de la Secretaría de Comunicación, “mantendrá el resguardo normal similar al del resto de embajadas ecuatorianas en el mundo”.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
El anuncio se da dos días después de que se difundió una investigación del diario británico The Guardian en conjunto con el portal Focus Ecuador en el que se indica que el Ecuador gastó $5 millones en espionaje para Assange.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Ecuador, de acuerdo al reporte, financió durante más de 5 años una operación de espionaje multimillonaria para "proteger y apoyar" a Julian Assange en las oficinas de la embajada ecuatoriana de Londres, empleando a una compañía de seguridad internacional y agentes encubiertos para monitorear a los visitantes, personal de la embajada e incluso a la policía británica.
 
 
De acuerdo con los registros obtenidos por el medio británico, durante más de cinco años Ecuador colocó secretamente $5 millones en un presupuesto para inteligencia que "protegió" al fundador de WikiLeaks mientras este tenía sostenía encuentros con Nigel Farage, el impulsor del Brexit en Reino Unido, miembros de grupos europeos nacionalistas e individuos vinculados al gobierno ruso. 
 
El programa arrancó con un costo de al menos $66 mil al mes para pagar seguridad y recolección de información para "proteger a uno de los fugitivos con más alto perfil a nivel mundial", según The Guardian. 
 
La operación, de acuerdo con las fuentes de esta investigación, tuvo la aprobación del entonces presidente de la República, Rafael Correa, y su ministro de Relaciones Exteriores, Ricardo Patiño.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
El reportaje cuenta que al poco tiempo de haberse mudado Assange a la embajada, se contrató a una compañía que brindaba seguridad las 24 horas del día, los 7 días de la semana, con dos personas de turno alojados en  una mansión de tipo 'eduardiana' en el barrio residencial de Knightsbridge, por la que se pagaba £ 2,800 al mes, equivalente a $ 3,780.  
 
 
En enero de 2018, la canciller María Fernada Espinosa confirmó que Assange era ciudadano ecuatoriano desde el 12 de diciembre de 2017 y que se pidió para él un estatus diplomático, pedido que el Ministerio de Exteriores británico rechazó.
 
En enero de 2018, el mandatario Lenín Moreno reconoció que el asilo a Julian Assange, al que calificó de "problema heredado", le había causado "más de una molestia" a su Gobierno.
 

 

 

El Gobierno del presidente Lenín Moreno retira “de forma inmediata” la seguridad adicional de la embajada de Ecuador en Londres, donde se encuentra el fundador de fundador de WikiLeaks, Julian Assange, asilado en la delegación diplomática desde 2012.

 

Según el boletín de la Secretaría de Comunicación, “mantendrá el resguardo normal similar al del resto de embajadas ecuatorianas en el mundo”.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El anuncio se da dos días después de que se difundió una investigación del diario británico The Guardian en conjunto con el portal Focus Ecuador en el que se indica que el Ecuador gastó $5 millones en espionaje para Assange.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

LEA: Ecuador gastó $5 millones en espionaje para Assange, según The Guardian

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ecuador, de acuerdo al reporte, financió durante más de 5 años una operación de espionaje multimillonaria para "proteger y apoyar" a Julian Assange en las oficinas de la embajada ecuatoriana de Londres, empleando a una compañía de seguridad internacional y agentes encubiertos para monitorear a los visitantes, personal de la embajada e incluso a la policía británica.

 

 

De acuerdo con los registros obtenidos por el medio británico, durante más de cinco años Ecuador colocó secretamente $5 millones en un presupuesto para inteligencia que "protegió" al fundador de WikiLeaks mientras este tenía sostenía encuentros con Nigel Farage, el impulsor del Brexit en Reino Unido, miembros de grupos europeos nacionalistas e individuos vinculados al gobierno ruso. 

 

El programa arrancó con un costo de al menos $66 mil al mes para pagar seguridad y recolección de información para "proteger a uno de los fugitivos con más alto perfil a nivel mundial", según The Guardian. 

 

La operación, de acuerdo con las fuentes de esta investigación, tuvo la aprobación del entonces presidente de la República, Rafael Correa, y su ministro de Relaciones Exteriores, Ricardo Patiño.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

LEA: Moreno: Ecuador continuará brindándole protección a Assange

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El reportaje cuenta que al poco tiempo de haberse mudado Assange a la embajada, se contrató a una compañía que brindaba seguridad las 24 horas del día, los 7 días de la semana, con dos personas de turno alojados en  una mansión de tipo 'eduardiana' en el barrio residencial de Knightsbridge, por la que se pagaba £ 2,800 al mes, equivalente a $ 3,780.  

 

 

En enero de 2018, la canciller María Fernada Espinosa confirmó que Assange era ciudadano ecuatoriano desde el 12 de diciembre de 2017 y que se pidió para él un estatus diplomático, pedido que el Ministerio de Exteriores británico rechazó.

 

En enero de 2018, el mandatario Lenín Moreno reconoció que el asilo a Julian Assange, al que calificó de "problema heredado", le había causado "más de una molestia" a su Gobierno.

 

 

SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES

* campos requeridos
Frecuencia Correos *