Inicio ·Noticias · Artículo

Organismos apoyan a Ecuador por crisis en frontera

Redacción

mguaman

|

Sábado 21 de Abril de 2018 - 10:00
compártelo
  • OEA apoya acciones de Ecuador y Colombia en frontera. Foto: Twitter Luis Almagro
Video: OEA apoya acciones de Ecuador y Colombia en frontera. Foto: Twitter Luis Almagro OEA apoya acciones de Ecuador y Colombia en frontera. Foto: Twitter Luis Almagro
Los familiares del fotógrafo Paúl Rivas y del conductor Efraín Segarra se reunieron el viernes, 20 de abril del 2018; con Luis Almagro, secretario General de la Organización de los Estados Americanos (OEA), en Washington.
 
En la misma ciudad mantuvieron una cita con José Miguel Vivanco, director Ejecutivo para las Américas de Human Rights Watch (HRW- Observatorio de DD.HH).
 
La OEA rechazó enérgicamente el viernes los recientes actos de violencia en la frontera entre Colombia y Ecuador, y manifestó su apoyo a ambos países en la lucha contra el crimen organizado.
 
La resolución fue aprobada por unanimidad de todos los Estados en el consejo permanente de la OEA, convocado por Bogotá y Quito luego de confirmarse el viernes pasado el asesinato de tres miembros de un equipo periodístico ecuatoriano a manos de disidentes de las disueltas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).
 
La OEA deploró la muerte de los integrantes del diario El Comercio, secuestrados el 26 de marzo, así como la de cuatro miembros de la fuerza pública de Ecuador, en atentados que desde fines de enero han dejado decenas de heridos y daños graves en localidades ecuatorianas cercanas a la frontera binacional.
 
Además, la OEA repudió el secuestro de otros dos ecuatorianos por parte de los rebeldes, reportado el martes pasado por las autoridades en Quito.
 
"Para Ecuador es fundamental en este momento tomar todas las medidas para que la calma regrese a nuestro país", dijo la canciller ecuatoriana, María Fernanda Espinosa, ante los miembros de la OEA.
 
Para eso, instó a la región a trabajar en conjunto para "combatir el flagelo del narcotráfico". "Es una amenaza que enfrentamos todos", dijo, subrayando la "corresponsabilidad" de todo el continente.
 
"El terrorismo no tiene fronteras, el narcotráfico no tiene fronteras", dijo su homóloga colombiana María Ángela Holguín, quien aseguró que detrás de los grupos disidentes de las FARC están las "poderosísimas" estructuras de los cárteles que controlan el tráfico de drogas en el continente.
 
Holguín atribuyó a la paz con las FARC, firmada en 2016, y el consiguiente ingreso del Estado a zonas controladas antes por la guerrilla, la salida de grupos narcotraficantes hacia otros territorios. "Ahí es donde no pueden encontrar ningún tipo de debilidad institucional", aseveró.
 
"La única manera en que podemos acabar con estas estructuras es trabajando unidos, en coordinación", enfatizó, llamando a los países centroamericanos, así como a México y Estados Unidos, a sumarse a estos esfuerzos.
 
Holguín y Espinosa subrayaron que actualmente Colombia, Ecuador y Panamá son responsables del 80% de la incautación de droga en la región. 
 
- Familiares piden los cuerpos -
 
"Como comunidad internacional y hemisférica no podemos mostrar debilidad ante el crimen organizado", coincidió el secretario de la OEA, el uruguayo Luis Almagro, quien dijo que solicitará un mayor despliegue de la Misión de la OEA de Apoyo al Proceso de Paz de Colombia (MAPP/OEA) en la zona fronteriza.
 
"La cooperación muestra que de manera conjunta es posible obtener resultados", señaló, destacando la captura esta semana por parte de Colombia y Ecuador de "alias Brayan", uno de los cabecillas del Frente Oliver Sinisterra, el grupo que asesinó en cautiverio al equipo del diario El Comercio.
 
Almagro se unió al reclamo generalizado durante la sesión de que este grupo, señalado de trabajar para el cartel mexicano de Sinaloa, entregue los cuerpos de las víctimas, que se cree que están en territorio colombiano.
 
"La recuperación de los cuerpos ha pasado a un segundo plano y para nosotros es una prioridad", dijo Cristian Segarra, hijo del asesinado conductor del diario El Comercio Efraín Segarra, en declaraciones a periodistas junto con Ricardo Rivas, hermano del también abatido fotógrafo Paul Rivas.
 
Los familiares de los comunicadores critican el tardío involucramiento de los gobiernos, en particular del colombiano, "que recién se pronunció tras conocerse la nefasta noticia de que (los cautivos) habían sido asesinados", dijo Rivas.
 
El viernes, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) también condenó el asesinato de los tres integrantes del equipo periodístico y el secuestro de dos civiles en la frontera entre Colombia y Ecuador.
 
La organización ratificó su disponibilidad de brindar apoyo a ambos gobiernos en las áreas que consideren necesarias. Al referirse al asesinato, el secretario General de la ONU, António Guterres, expresó a través de su portavoz sus condolencias a las familias de las víctimas y su “simpatía y solidaridad” con el Ecuador.
 
“Estos actos destacan las amenazas que presentan los grupos criminales que operan en la frontera entre Ecuador y Colombia”, indicó el Secretario General, según la declaración del portavoz Farhan Haq. 
 
 
 
Redacción y AFP

Los familiares del fotógrafo Paúl Rivas y del conductor Efraín Segarra se reunieron el viernes, 20 de abril del 2018; con Luis Almagro, secretario General de la Organización de los Estados Americanos (OEA), en Washington.

 

En la misma ciudad mantuvieron una cita con José Miguel Vivanco, director Ejecutivo para las Américas de Human Rights Watch (HRW- Observatorio de DD.HH).

 

La OEA rechazó enérgicamente el viernes los recientes actos de violencia en la frontera entre Colombia y Ecuador, y manifestó su apoyo a ambos países en la lucha contra el crimen organizado.

 

La resolución fue aprobada por unanimidad de todos los Estados en el consejo permanente de la OEA, convocado por Bogotá y Quito luego de confirmarse el viernes pasado el asesinato de tres miembros de un equipo periodístico ecuatoriano a manos de disidentes de las disueltas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

 

La OEA deploró la muerte de los integrantes del diario El Comercio, secuestrados el 26 de marzo, así como la de cuatro miembros de la fuerza pública de Ecuador, en atentados que desde fines de enero han dejado decenas de heridos y daños graves en localidades ecuatorianas cercanas a la frontera binacional.

 

Además, la OEA repudió el secuestro de otros dos ecuatorianos por parte de los rebeldes, reportado el martes pasado por las autoridades en Quito.

 

"Para Ecuador es fundamental en este momento tomar todas las medidas para que la calma regrese a nuestro país", dijo la canciller ecuatoriana, María Fernanda Espinosa, ante los miembros de la OEA.

 

Para eso, instó a la región a trabajar en conjunto para "combatir el flagelo del narcotráfico". "Es una amenaza que enfrentamos todos", dijo, subrayando la "corresponsabilidad" de todo el continente.

 

"El terrorismo no tiene fronteras, el narcotráfico no tiene fronteras", dijo su homóloga colombiana María Ángela Holguín, quien aseguró que detrás de los grupos disidentes de las FARC están las "poderosísimas" estructuras de los cárteles que controlan el tráfico de drogas en el continente.

 

Holguín atribuyó a la paz con las FARC, firmada en 2016, y el consiguiente ingreso del Estado a zonas controladas antes por la guerrilla, la salida de grupos narcotraficantes hacia otros territorios. "Ahí es donde no pueden encontrar ningún tipo de debilidad institucional", aseveró.

 

"La única manera en que podemos acabar con estas estructuras es trabajando unidos, en coordinación", enfatizó, llamando a los países centroamericanos, así como a México y Estados Unidos, a sumarse a estos esfuerzos.

 

Holguín y Espinosa subrayaron que actualmente Colombia, Ecuador y Panamá son responsables del 80% de la incautación de droga en la región. 

 

- Familiares piden los cuerpos -

 

"Como comunidad internacional y hemisférica no podemos mostrar debilidad ante el crimen organizado", coincidió el secretario de la OEA, el uruguayo Luis Almagro, quien dijo que solicitará un mayor despliegue de la Misión de la OEA de Apoyo al Proceso de Paz de Colombia (MAPP/OEA) en la zona fronteriza.

 

"La cooperación muestra que de manera conjunta es posible obtener resultados", señaló, destacando la captura esta semana por parte de Colombia y Ecuador de "alias Brayan", uno de los cabecillas del Frente Oliver Sinisterra, el grupo que asesinó en cautiverio al equipo del diario El Comercio.

 

Almagro se unió al reclamo generalizado durante la sesión de que este grupo, señalado de trabajar para el cartel mexicano de Sinaloa, entregue los cuerpos de las víctimas, que se cree que están en territorio colombiano.

 

"La recuperación de los cuerpos ha pasado a un segundo plano y para nosotros es una prioridad", dijo Cristian Segarra, hijo del asesinado conductor del diario El Comercio Efraín Segarra, en declaraciones a periodistas junto con Ricardo Rivas, hermano del también abatido fotógrafo Paul Rivas.

 

Los familiares de los comunicadores critican el tardío involucramiento de los gobiernos, en particular del colombiano, "que recién se pronunció tras conocerse la nefasta noticia de que (los cautivos) habían sido asesinados", dijo Rivas.

 

El viernes, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) también condenó el asesinato de los tres integrantes del equipo periodístico y el secuestro de dos civiles en la frontera entre Colombia y Ecuador.

 

La organización ratificó su disponibilidad de brindar apoyo a ambos gobiernos en las áreas que consideren necesarias. Al referirse al asesinato, el secretario General de la ONU, António Guterres, expresó a través de su portavoz sus condolencias a las familias de las víctimas y su “simpatía y solidaridad” con el Ecuador.

 

“Estos actos destacan las amenazas que presentan los grupos criminales que operan en la frontera entre Ecuador y Colombia”, indicó el Secretario General, según la declaración del portavoz Farhan Haq. 

 

 

 

 

SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES

* campos requeridos
Frecuencia Correos *
Le recomendamos