Inicio ·Noticias · Artículo

Correa llegó a El Salvador para la beatificación de monseñor Romero

Redacción

tmenendez

|

Sábado 23 de Mayo de 2015 - 9:49
compártelo
  • EL SALVADOR.- Monseñor Romero fue asesinado el 23 de marzo de 1980 en San Salvador cuando oficiaba misa en la capilla de un hospital para enfermos de cáncer. Fotos: EFE y Presidencia de la República
EL SALVADOR.- Monseñor Romero fue asesinado el 23 de marzo de 1980 en San Salvador cuando oficiaba misa en la capilla de un hospital para enfermos de cáncer. Fotos: EFE y Presidencia de la República
El presidente de la República, Rafael Correa, llegó hoy a San Salvador para asistir a la beatificación de monseñor Óscar Arnulfo Romero, asesinado en 1980, informó la Presidencia en su cuenta de Twitter.
 
Según la Presidencia, Correa salió del aeropuerto de Quito a las 06H20 acompañado de su comitiva.
 
 
La Secretaría Nacional de Comunicación (Secom) anunció ayer que, además de asistir al acto oficial de beatificación, el mandatario ecuatoriano hará una ofrenda floral en la cripta donde está sepultado Romero, en la Catedral Metropolitana de San Salvador.
 
Correa confirmó el 13 de mayo su asistencia a los actos de beatificación de Romero, al que calificó de "gigante de la historia latinoamericana".
 
El mandatario dijo ese día que fue invitado al acto de beatificación por el presidente salvadoreño, Salvador Sánchez Cerén, y se mostró "muy contento" por el hecho de que se haya reconocido su martirio y "se lo nombre beato de la Iglesia Católica".
 
Consideró que con esa ceremonia "por fin" se hará justicia, porque otras beatificaciones se han hecho con "servicio express" mientras "los mártires de América Latina nunca eran reconocidos".
 
 
 
 
Sobre monseñor Romero, Correa indicó que conoce bastante bien su vida, ya que trabajó con colaboradores suyos.
 
"Me inspira mucho la vida, el sacrificio, la autenticidad" del arzobispo, agregó el presidente ecuatoriano.
 
En tanto, miles de salvadoreños y extranjeros con banderas de sus países comenzaron a encontrarse este sábado en la plaza El Salvador del Mundo para participar en la beatificación del asesinado arzbispo Óscar Arnulfo Romero.
 
 
 
 
Tras una vigilia que transcurrió bajo la lluvia y que fue inaugurada por el cardenal de Honduras, Óscar Rodríguez Maradiaga, y otros obispos, las personas acuden con camisetas de distintos colores y con el rostro de Romero estampado.  
 
Bajo un cielo despejado y clima agradable, miles de ciudadanos con banderas de Guatemala, Costa Rica, Argentina, Chile, Ecuador, Venezuela y de otros países del continente entonaban cánticos de alegría.
 
Por diferentes rumbos de San Salvador autobuses del país, de Honduras y Guatemala buscaban estacionarse en las calles autorizadas y miles de fieles se agolpan en parte de las decenas de avenidas y en los más de 10 km habilitados para seguir la ceremonia en pantallas gigantes entre la alameda Roosevelt y el paseo general Escalón.
 
Las medidas de seguridad para llegar a la denominada zona cero son muy rigurosas, dos helicópteros de la Fuerza Aérea sobrevuelan la zona.
 
Presidida por el cardenal Angelo Amato, prefecto de la Congregación de la Causa de los Santos y enviado especial del Papa, la ceremonia tendrá lugar a las 10H00  y será transmitida por cadena nacional de radio y televisón a todo el país. 
 
La señal de televisión llegará al mundo por medio de dos satélites contratados para la ocasión.
 
Monseñor Romero fue asesinado el 23 de marzo de 1980 en San Salvador cuando oficiaba misa en la capilla de un hospital para enfermos de cáncer.
 
En 1993, una Comisión de la Verdad de la ONU identificó como autor intelectual del crimen al mayor del Ejército y líder de Arena, Roberto D'Aubuisson, quien murió de cáncer en febrero de 1992.
 
Este sábado en el acto central participarán seis cardenales, más de 100 arzobispos y obispos.
 
Fuente: agencias

El presidente de la República, Rafael Correa, llegó hoy a San Salvador para asistir a la beatificación de monseñor Óscar Arnulfo Romero, asesinado en 1980, informó la Presidencia en su cuenta de Twitter.

 

Según la Presidencia, Correa salió del aeropuerto de Quito a las 06H20 acompañado de su comitiva.

 

 

La Secretaría Nacional de Comunicación (Secom) anunció ayer que, además de asistir al acto oficial de beatificación, el mandatario ecuatoriano hará una ofrenda floral en la cripta donde está sepultado Romero, en la Catedral Metropolitana de San Salvador.

 

Correa confirmó el 13 de mayo su asistencia a los actos de beatificación de Romero, al que calificó de "gigante de la historia latinoamericana".

 

El mandatario dijo ese día que fue invitado al acto de beatificación por el presidente salvadoreño, Salvador Sánchez Cerén, y se mostró "muy contento" por el hecho de que se haya reconocido su martirio y "se lo nombre beato de la Iglesia Católica".

 

Consideró que con esa ceremonia "por fin" se hará justicia, porque otras beatificaciones se han hecho con "servicio express" mientras "los mártires de América Latina nunca eran reconocidos".

 

 

El papa declara mártir al arzobispo salvadoreño Óscar Romero

 

 

Sobre monseñor Romero, Correa indicó que conoce bastante bien su vida, ya que trabajó con colaboradores suyos.

 

"Me inspira mucho la vida, el sacrificio, la autenticidad" del arzobispo, agregó el presidente ecuatoriano.

 

En tanto, miles de salvadoreños y extranjeros con banderas de sus países comenzaron a encontrarse este sábado en la plaza El Salvador del Mundo para participar en la beatificación del asesinado arzbispo Óscar Arnulfo Romero.

 

 

El Salvador se viste de fiesta para honrar a su santo más querido

 

 

Tras una vigilia que transcurrió bajo la lluvia y que fue inaugurada por el cardenal de Honduras, Óscar Rodríguez Maradiaga, y otros obispos, las personas acuden con camisetas de distintos colores y con el rostro de Romero estampado.  

 

Bajo un cielo despejado y clima agradable, miles de ciudadanos con banderas de Guatemala, Costa Rica, Argentina, Chile, Ecuador, Venezuela y de otros países del continente entonaban cánticos de alegría.

 

Por diferentes rumbos de San Salvador autobuses del país, de Honduras y Guatemala buscaban estacionarse en las calles autorizadas y miles de fieles se agolpan en parte de las decenas de avenidas y en los más de 10 km habilitados para seguir la ceremonia en pantallas gigantes entre la alameda Roosevelt y el paseo general Escalón.

 

Las medidas de seguridad para llegar a la denominada zona cero son muy rigurosas, dos helicópteros de la Fuerza Aérea sobrevuelan la zona.

 

Presidida por el cardenal Angelo Amato, prefecto de la Congregación de la Causa de los Santos y enviado especial del Papa, la ceremonia tendrá lugar a las 10H00  y será transmitida por cadena nacional de radio y televisón a todo el país. 

 

La señal de televisión llegará al mundo por medio de dos satélites contratados para la ocasión.

 

Monseñor Romero fue asesinado el 23 de marzo de 1980 en San Salvador cuando oficiaba misa en la capilla de un hospital para enfermos de cáncer.

 

En 1993, una Comisión de la Verdad de la ONU identificó como autor intelectual del crimen al mayor del Ejército y líder de Arena, Roberto D'Aubuisson, quien murió de cáncer en febrero de 1992.

 

Este sábado en el acto central participarán seis cardenales, más de 100 arzobispos y obispos.

 

 

SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES

* campos requeridos
Frecuencia Correos *
Le recomendamos