Inicio ·Noticias · Artículo

El oficio de soldador también es realizado por mujeres

Redacción

alaines

|

Viernes 01 de Mayo de 2015 - 15:46
compártelo
  • Una de ellas es Carolina Tumbaco, quien hace un año se dedica al oficio de soldadora.
Una de ellas es Carolina Tumbaco, quien hace un año se dedica al oficio de soldadora.
En la Segunda Guerra Mundial, las mujeres en Estados Unidos eran quienes trabajaban en la construcción y reparación de los barcos usados en el conflicto bélico. Luego de eso, ser soldador se convirtió en un oficio característico de los hombres, sin embargo, incluso en nuestro país hay  mujeres que vuelven a efectuar estas labores.
 
El oficio de soldador consiste en unir sólidamente dos cuerpos o dos piezas para obtener un resultado homogéneo y rígido, trabajo que se caracteriza por ser complejo debido a las herramientas que se utilizan y solo puede ser ejecutado por personas fuertes.
 
 
Una de ellas es Carolina Tumbaco. Hace un año ella forma parte de quienes construyen y reparan embarcaciones de guerra en los astilleros navales. Ella diariamente soporta 50 grados de temperatura debido a los sitios de las embarcaciones que debe soldar. 
 
Carolina tuvo que aprender a soldar luego de perder su empleo de cajera. “ A pesar de que esto es un trabajo de hombre yo no he perdido mi feminidad; es cansado llegar del trabajo a la casa pero me reconforta ver bien a mis hijos”, señala. 
 
Su capacidad le ha permitido sobresalir en este oficio, el cual es característico de hombres e incluso cuenta con certificaciones internacionales sobre la calidad en el tema de soldadura.
 
 
Ivan Arias, supervisor del área de soldadura, es su jefe. Él comenta que al momento de contratar a Carolina tuvo ciertos temores y dudas pero estas  desaparecieron con su desempeño y eficiencia en el trabajo. “Ella es una persona muy importante dentro del grupo de trabajo”, agrega. 
 
 
Arias no descarta que Tumbaco, ascienda de puesto y deje de ser una soldadora para formar parte del equipo de seguridad industrial, e incluso ser quien forme y capacite a futuras mujeres para que encuentren en este oficio una opción para sacar adelante a su familia.
 

En la Segunda Guerra Mundial, las mujeres en Estados Unidos eran quienes trabajaban en la construcción y reparación de los barcos usados en el conflicto bélico. Luego de eso, ser soldador se convirtió en un oficio característico de los hombres, sin embargo, incluso en nuestro país hay  mujeres que vuelven a efectuar estas labores.

 

El oficio de soldador consiste en unir sólidamente dos cuerpos o dos piezas para obtener un resultado homogéneo y rígido, trabajo que se caracteriza por ser complejo debido a las herramientas que se utilizan y solo puede ser ejecutado por personas fuertes.

 

Lea también: Marchas del 1 de Mayo en Guayaquil se desarrollaron de forma pacífica

 

Una de ellas es Carolina Tumbaco. Hace un año ella forma parte de quienes construyen y reparan embarcaciones de guerra en los astilleros navales. Ella diariamente soporta 50 grados de temperatura debido a los sitios de las embarcaciones que debe soldar. 

 

Carolina tuvo que aprender a soldar luego de perder su empleo de cajera. “ A pesar de que esto es un trabajo de hombre yo no he perdido mi feminidad; es cansado llegar del trabajo a la casa pero me reconforta ver bien a mis hijos”, señala. 

 

Su capacidad le ha permitido sobresalir en este oficio, el cual es característico de hombres e incluso cuenta con certificaciones internacionales sobre la calidad en el tema de soldadura.

 

Lea además: 10 canciones emblemáticas que exaltan, denuncian o repudian el trabajo

 

Ivan Arias, supervisor del área de soldadura, es su jefe. Él comenta que al momento de contratar a Carolina tuvo ciertos temores y dudas pero estas  desaparecieron con su desempeño y eficiencia en el trabajo. “Ella es una persona muy importante dentro del grupo de trabajo”, agrega. 

 

 

Arias no descarta que Tumbaco, ascienda de puesto y deje de ser una soldadora para formar parte del equipo de seguridad industrial, e incluso ser quien forme y capacite a futuras mujeres para que encuentren en este oficio una opción para sacar adelante a su familia.

 

 

SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES

* campos requeridos
Frecuencia Correos *