Inicio ·Noticias · Artículo

Jubilados y miembros del FCME rechazan cese de pago de prestaciones jubilares

Redacción

jesuarez

|

Lunes 13 de Abril de 2015 - 21:50
compártelo
  • GUAYAQUIL.- El gobierno plantea suspender el pago obligatorio del 40% del aporte del Estado al IESS. Fotos: API
GUAYAQUIL.- El gobierno plantea suspender el pago obligatorio del 40% del aporte del Estado al IESS. Fotos: API
Decenas de jubilados realizaron una particular protesta en el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) de Guayaquil. Ellos se encadenaron para pedirle al régimen que no se suspenda el pago obligatorio del 40% por concepto de prestaciones jubilares. A pocas cuadras, los miembros del Fondo de Cesantía del Magisterio Ecuatoriano  (FCME) se sumaron a este pedido y expusieron otros.
 
 
“Estamos defendiendo nuestro patrimonio. Estamos defendiendo nuestro 40% que el se quiere llevar de alivio", manifestó José Hoyos, jubilado. 
 
Para ellos, el cambio de la obligación de pago por un artículo que promete la entrega de todos los recursos que el IESS requiera en un futuro, no es un pedido lleno de certeza y por ello señalan que insistirán con las protestas.
 
El presidente Rafael Correa, a través de su cuenta Twitter explicó lo siguiente:
 
“Se dice que el IESS es de los afiliados, pero tenemos que subsidiarlo todos. Se dice que el IESS es 'autónomo', ¡pero el Gobierno tiene que cubrir todas sus ineficiencias! (…) El 40% de subsidio NADA tiene que ver con supuesta falta de medicinas, especialistas, etc., ¡Cuánta seriedad y honestidad faltan en el debate público! Por último, si el IESS, es autónomo que haga los ajustes para ser autosustentable.”, refirió el mandatario en sus publicaciones. 
 

 

El principal reclamo de los maestros jubilados va dirigida a la administración del Fondo de Cesantía, que podría pasar a manos del Banco del IESS (BIESS). Pero, Juan José Castelló explicó que llevan cien días intervenidos y aún no hay informes finales.

 
"Está claramente demostrado que no hemos recibido recursos del Estado, de tal manera que esto (la situación) es cuestión de días de volver a la normalidad", sostuvo Castelló. 
 
Sin embargo, esa no es la única razón de su protesta. Ellos, al igual que los jubilados que se encadenaron, no quieren que se deje de pagar el aporte del 40% . Indicaron que, aunque el régimen señala que el IESS tiene superávit y no necesita de esos fondos, creen que aquello podría generar inconvenientes a las futuras generaciones que se jubilen.
 

Decenas de jubilados realizaron una particular protesta en el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) de Guayaquil. Ellos se encadenaron para pedirle al régimen que no se suspenda el pago obligatorio del 40% por concepto de prestaciones jubilares. A pocas cuadras, los miembros del Fondo de Cesantía del Magisterio Ecuatoriano  (FCME) se sumaron a este pedido y expusieron otros.

 

Lea además: Paredes: el aporte al IESS lo debe decidir la sociedad, no el gobierno de turno 

 

“Estamos defendiendo nuestro patrimonio. Estamos defendiendo nuestro 40% que el se quiere llevar de alivio", manifestó José Hoyos, jubilado. 

 

Para ellos, el cambio de la obligación de pago por un artículo que promete la entrega de todos los recursos que el IESS requiera en un futuro, no es un pedido lleno de certeza y por ello señalan que insistirán con las protestas.

 

El presidente Rafael Correa, a través de su cuenta Twitter explicó lo siguiente:

 

“Se dice que el IESS es de los afiliados, pero tenemos que subsidiarlo todos. Se dice que el IESS es 'autónomo', ¡pero el Gobierno tiene que cubrir todas sus ineficiencias! (…) El 40% de subsidio NADA tiene que ver con supuesta falta de medicinas, especialistas, etc., ¡Cuánta seriedad y honestidad faltan en el debate público! Por último, si el IESS, es autónomo que haga los ajustes para ser autosustentable.”, refirió el mandatario en sus publicaciones. 

 

 

El principal reclamo de los maestros jubilados va dirigida a la administración del Fondo de Cesantía, que podría pasar a manos del Banco del IESS (BIESS). Pero, Juan José Castelló explicó que llevan cien días intervenidos y aún no hay informes finales.

 

"Está claramente demostrado que no hemos recibido recursos del Estado, de tal manera que esto (la situación) es cuestión de días de volver a la normalidad", sostuvo Castelló. 

 

Sin embargo, esa no es la única razón de su protesta. Ellos, al igual que los jubilados que se encadenaron, no quieren que se deje de pagar el aporte del 40% . Indicaron que, aunque el régimen señala que el IESS tiene superávit y no necesita de esos fondos, creen que aquello podría generar inconvenientes a las futuras generaciones que se jubilen.

 

 

SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES

* campos requeridos
Frecuencia Correos *
Le recomendamos