Inicio ·Noticias · Artículo

Banda desarticulada en Eslabón 26 operó en contenedores enviados a Europa

Redacción

gpinasco

|

Jueves 09 de Abril de 2015 - 15:18
compártelo
  • Foto referencial.- En lo que va del año, en los cuatro puertos de Guayaquil se han decomisado 4,5 toneladas de droga.
Foto referencial.- En lo que va del año, en los cuatro puertos de Guayaquil se han decomisado 4,5 toneladas de droga. Foto referencial.- En lo que va del año, en los cuatro puertos de Guayaquil se han decomisado 4,5 toneladas de droga.
La organización de narcotráfico desarticulada en el operativo Eslabón 26 operó ilegalmente en contenedores que salían a Europa desde el Puerto de Guayaquil. 
 
La investigación en el caso Eslabón 26 que se ejecutó principalmente en la ciudad de Manta, empezó en el Puerto Marítimo de Guayaquil, en cuyas instalaciones, la Policía descubrió cargamentos de cocaína que pretendían ser enviados a Europa y que sirvieron de base para empezar las indagaciones.
 
La organizada red de narcotráfico tenía una gran estructura ilegal. 
 
 
El jefe de la Unidad Antinarcóticos de los puertos de Guayaquil, Iván Ayala, habló de cómo comienzan estas investigaciones: “Inician aquí, con carga que se coge aquí y de ahí inicia una investigación en coordinación con la Fiscalía para determinar cuáles son los causantes, cuáles son los propietarios de esa droga, de esas empresas y dar con toda la red”.
 
En lo que va del año, en los cuatro puertos de Guayaquil se han decomisado 4,5 toneladas de droga. El capitán Ayala indicó que así como esta banda, hay otras que tienen un organigrama similar al de una empresa exportadora.
 
“Los narcos hacen exactamente lo mismo, tienen que ver toda esa 'trasabilidad' en ver dónde está el punto débil, si está el punto débil en los depósitos, en el camino, en la empresa, en el puerto o hasta en el buque”, agregó Ayala.
 
 
En promedio los agentes revisan 30 contenedores al día.
 
Una de las inspecciones que se realiza en el Puerto Marítimo de Guayaquil es el chequeo físico de los contenedores, en el piso, en las paredes y en el techo para poder comprobar si en su interior no hay droga. Luego la mercadería pasa a una área donde los canes antinarcóticos hacen otra revisión minuciosa. 
 
Además de los controles en los patios de embarque, existe una sala en la que expertos identifican el perfil de riesgo de cada contenedor. 
 
 
 
 
 

La organización de narcotráfico desarticulada en el operativo Eslabón 26 operó ilegalmente en contenedores que salían a Europa desde el Puerto de Guayaquil. 

 

La investigación en el caso Eslabón 26 que se ejecutó principalmente en la ciudad de Manta, empezó en el Puerto Marítimo de Guayaquil, en cuyas instalaciones, la Policía descubrió cargamentos de cocaína que pretendían ser enviados a Europa y que sirvieron de base para empezar las indagaciones.

 

La organizada red de narcotráfico tenía una gran estructura ilegal. 

 

Lea: OFICIAL SUPERIOR DE LA POLICÍA ERA UNO DE LOS LÍDERES DE BANDA ORGANIZADA DE DROGA

 

El jefe de la Unidad Antinarcóticos de los puertos de Guayaquil, Iván Ayala, habló de cómo comienzan estas investigaciones: “Inician aquí, con carga que se coge aquí y de ahí inicia una investigación en coordinación con la Fiscalía para determinar cuáles son los causantes, cuáles son los propietarios de esa droga, de esas empresas y dar con toda la red”.

 

En lo que va del año, en los cuatro puertos de Guayaquil se han decomisado 4,5 toneladas de droga. El capitán Ayala indicó que así como esta banda, hay otras que tienen un organigrama similar al de una empresa exportadora.

 

“Los narcos hacen exactamente lo mismo, tienen que ver toda esa 'trasabilidad' en ver dónde está el punto débil, si está el punto débil en los depósitos, en el camino, en la empresa, en el puerto o hasta en el buque”, agregó Ayala.

 

Lea: OPERATIVO ESLABÓN 26 DEJA 11 DETENIDOS Y DROGA INCAUTADA EN MANTA

 

En promedio los agentes revisan 30 contenedores al día.

 

Una de las inspecciones que se realiza en el Puerto Marítimo de Guayaquil es el chequeo físico de los contenedores, en el piso, en las paredes y en el techo para poder comprobar si en su interior no hay droga. Luego la mercadería pasa a una área donde los canes antinarcóticos hacen otra revisión minuciosa. 

 

Además de los controles en los patios de embarque, existe una sala en la que expertos identifican el perfil de riesgo de cada contenedor. 

 

 

 

 

 

 

SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES

* campos requeridos
Frecuencia Correos *
Le recomendamos