Inicio ·Noticias · Artículo

Detienen a 2 de bandas de secuestro, violación y extorsión en Quito y Quevedo

Redacción

gpinasco

|

Jueves 26 de Marzo de 2015 - 14:27
compártelo
  • Una de las bandas utilizaba hasta cinco taxis para realizar su crímenes, vehículos que contenían los identificativos de Taxi Seguro. Fotos: Ministerio del Interior.
Una de las bandas utilizaba hasta cinco taxis para realizar su crímenes, vehículos que contenían los identificativos de Taxi Seguro. Fotos: Ministerio del Interior. Una de las bandas utilizaba hasta cinco taxis para realizar su crímenes, vehículos que contenían los identificativos de Taxi Seguro. Fotos: Ministerio del Interior.
Dos operativos en contra de bandas dedicadas al secuestro y extorsión se realizaron en Quito y Quevedo. En la capital se desarticuló una banda que además cometía otros delitos, mientras que en Quevedo, la denuncia de un empresario permitió la captura de supuestos extorsionadores.
 
En la madrugada, los equipos de élite de la Policía y cinco fiscales, salieron desde la Policía Judicial de Pichincha. Su objetivo era allanar cinco viviendas en varios sectores del sur de la capital, para capturar a los integrantes de una supuesta banda que se dedicaba al secuestro exprés, violación, robo, entre otros delitos.
 
En la acción fueron detenidas ocho personas y se retuvieron seis vehículos, cinco de ellos taxis, en los que se habrían cometido los delitos. Los autos tenían todas las identificaciones de seguridad, inlcuído el de Taxi Seguro, pero no tenían instaladas las cámaras de videovigilancia del sistema. 
 
 
El coronel Ramiro Ortega, jefe de la Policía Judicial de Pichincha, explicó como actuaba esta banda: “Sometían a sus víctimas y posteriormente se apoderaban de todos sus bienes de valor, teniendo detenidas a las víctimas por alrededor de 2 a 4 horas en el trascurso de 10 de la noche a 2 de la mañana”. 
 
Al mismo tiempo en Quevedo, provincia de Los Ríos, la Unidad Antisecuestro y Extorsión de la Policía detuvo a cuatro individuos acusados de extorsión. Su captura fue posible gracias a la denuncia de un empresario que fue extorsionado en julio y debió pagar 38.000 dólares. Hace dos semanas nuevamente fue víctima de los extorsionadores que le exigieron 15.000 dólares.
 
 
Mediante un video de vigilancia, la Policía reconoció a los presuntos delincuentes y uno de los agentes informó cómo actuaba este grupo: “Se hacían pasar por policías, después de esto sacaban orden de allanamiento con los cuales ingresaban a los locales comerciales y posterior a esto los extorsionaban”. 
 
En la acción se retuvo el vehículo en el que se movilizaban los presuntos delincuentes y ahora la Policía investiga cómo obtenían las órdenes de allanamiento que usaban para llegar a sus víctimas 
 

Dos operativos en contra de bandas dedicadas al secuestro y extorsión se realizaron en Quito y Quevedo. En la capital se desarticuló una banda que además cometía otros delitos, mientras que en Quevedo, la denuncia de un empresario permitió la captura de supuestos extorsionadores.

 

En la madrugada, los equipos de élite de la Policía y cinco fiscales, salieron desde la Policía Judicial de Pichincha. Su objetivo era allanar cinco viviendas en varios sectores del sur de la capital, para capturar a los integrantes de una supuesta banda que se dedicaba al secuestro exprés, violación, robo, entre otros delitos.

 

En la acción fueron detenidas ocho personas y se retuvieron seis vehículos, cinco de ellos taxis, en los que se habrían cometido los delitos. Los autos tenían todas las identificaciones de seguridad, inlcuído el de Taxi Seguro, pero no tenían instaladas las cámaras de videovigilancia del sistema. 

 

Lea: Separados 97 policías por pasar información a bandas de crimen organizado

 

El coronel Ramiro Ortega, jefe de la Policía Judicial de Pichincha, explicó como actuaba esta banda: “Sometían a sus víctimas y posteriormente se apoderaban de todos sus bienes de valor, teniendo detenidas a las víctimas por alrededor de 2 a 4 horas en el trascurso de 10 de la noche a 2 de la mañana”. 

 

Al mismo tiempo en Quevedo, provincia de Los Ríos, la Unidad Antisecuestro y Extorsión de la Policía detuvo a cuatro individuos acusados de extorsión. Su captura fue posible gracias a la denuncia de un empresario que fue extorsionado en julio y debió pagar 38.000 dólares. Hace dos semanas nuevamente fue víctima de los extorsionadores que le exigieron 15.000 dólares.

 

Lea: Desmantelan peligrosa banda de robo de autos en Guayaquil

 

Mediante un video de vigilancia, la Policía reconoció a los presuntos delincuentes y uno de los agentes informó cómo actuaba este grupo: “Se hacían pasar por policías, después de esto sacaban orden de allanamiento con los cuales ingresaban a los locales comerciales y posterior a esto los extorsionaban”. 

 

En la acción se retuvo el vehículo en el que se movilizaban los presuntos delincuentes y ahora la Policía investiga cómo obtenían las órdenes de allanamiento que usaban para llegar a sus víctimas 

 

 

SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES

* campos requeridos
Frecuencia Correos *
Le recomendamos