Inicio ·Noticias · Artículo

Cientos de obreros e indígenas marcharon en Quito contra el gobierno

Redacción

jzapata

|

Jueves 19 de Marzo de 2015 - 18:40
compártelo
  • Los manifestantes se concentraron inicialmente en el parque de El Ejido. Foto: AFP
  • Los manifestantes se concentraron inicialmente en el parque de El Ejido. Foto: AFP
Los manifestantes se concentraron inicialmente en el parque de El Ejido. Foto: AFP Los manifestantes se concentraron inicialmente en el parque de El Ejido. Foto: AFP
Centenas de trabajadores e indígenas opositores marchaban el jueves en Quito pacíficamente y bajo una lluvia para protestar contra el gobierno.
 
Los manifestantes --que incluyeron a movimientos sociales de oposición como de profesores e indígenas-- protestaban con consignas contra el gobierno del presidente Rafael Correa y pancartas con leyendas como: "Ya basta. Me cansé" o "Ya perdí el miedo. Todos a las calles".
 
Convocados por el Frente Unitario de Trabajadores (FUT), que agrupa a los mayores sindicatos, los manifestantes se concentraron en el parque de El Ejido, en el centro-norte de la capital, para avanzar hasta la colonial plaza de San Francisco, vecina a la casa presidencial.
 
El oficialismo organizó a su vez una feria artesanal frente al Palacio de Carondelet, sede del Ejecutivo, y mítines con simpatizantes en el interior del país como en el puerto de Guayaquil, núcleo comercial al suroeste, donde también se registraban protestas pacíficas.
 
Los manifestantes demandan una nueva norma laboral que respete el derecho a la sindicalización y rechazan un proyecto de ley de tierras que tramita el Congreso, controlado por el oficialismo.
 
Los indígenas sostienen que la ley de tierras perjudicaría su propiedad. También se oponen a planes de explotación de petróleo y minerales que promueve el Ejecutivo, aduciendo que generarán un grave impacto ambiental.
 
Asimismo, sectores opositores rechazan cambios constitucionales que debate el Parlamento para establecer la reelección indefinida, lo que habilitaría a Correa a participar en los comicios de 2017 para otro período de cuatro años.
 
La gestión de Correa, en el poder desde enero de 2007, fue aprobada por un 55% de ecuatorianos en febrero (frente a 60% de enero), mientras que un 81% de la población consideró que la reelección indefinida debe ser aprobada en consulta popular, según la encuestadora privada Cedatos.
 
El mandatario, quien se encontraba fuera de Quito y lleva una decena de triunfos electorales, dijo previamente: "Marchen nomás; seguirán marchando (perdiendo) en las urnas".
 
La protesta se enmarca en una serie de manifestaciones de colectivos opositores que en el último semestre han dejado 34 policías heridos y 53 detenidos, de acuerdo con cifras oficiales.
Fuente: AFP

Centenas de trabajadores e indígenas opositores marchaban el jueves en Quito pacíficamente y bajo una lluvia para protestar contra el gobierno.

 

Los manifestantes --que incluyeron a movimientos sociales de oposición como de profesores e indígenas-- protestaban con consignas contra el gobierno del presidente Rafael Correa y pancartas con leyendas como: "Ya basta. Me cansé" o "Ya perdí el miedo. Todos a las calles".

 

Convocados por el Frente Unitario de Trabajadores (FUT), que agrupa a los mayores sindicatos, los manifestantes se concentraron en el parque de El Ejido, en el centro-norte de la capital, para avanzar hasta la colonial plaza de San Francisco, vecina a la casa presidencial.

 

El oficialismo organizó a su vez una feria artesanal frente al Palacio de Carondelet, sede del Ejecutivo, y mítines con simpatizantes en el interior del país como en el puerto de Guayaquil, núcleo comercial al suroeste, donde también se registraban protestas pacíficas.

 

Los manifestantes demandan una nueva norma laboral que respete el derecho a la sindicalización y rechazan un proyecto de ley de tierras que tramita el Congreso, controlado por el oficialismo.

 

Los indígenas sostienen que la ley de tierras perjudicaría su propiedad. También se oponen a planes de explotación de petróleo y minerales que promueve el Ejecutivo, aduciendo que generarán un grave impacto ambiental.

 

Asimismo, sectores opositores rechazan cambios constitucionales que debate el Parlamento para establecer la reelección indefinida, lo que habilitaría a Correa a participar en los comicios de 2017 para otro período de cuatro años.

 

La gestión de Correa, en el poder desde enero de 2007, fue aprobada por un 55% de ecuatorianos en febrero (frente a 60% de enero), mientras que un 81% de la población consideró que la reelección indefinida debe ser aprobada en consulta popular, según la encuestadora privada Cedatos.

 

El mandatario, quien se encontraba fuera de Quito y lleva una decena de triunfos electorales, dijo previamente: "Marchen nomás; seguirán marchando (perdiendo) en las urnas".

 

La protesta se enmarca en una serie de manifestaciones de colectivos opositores que en el último semestre han dejado 34 policías heridos y 53 detenidos, de acuerdo con cifras oficiales.

 

SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES

* campos requeridos
Frecuencia Correos *