Inicio ·Noticias · Artículo

Alimentos perecibles se pudren en la frontera por paro colombiano

Redacción

gpinasco

|

Jueves 12 de Marzo de 2015 - 15:09
compártelo
  • Cerca de 1.000 vehículos de carga pesada de Ecuador no pueden pasar al país del norte debido al paro de transportistas en Colombia.
Cerca de 1.000 vehículos de carga pesada de Ecuador no pueden pasar al país del norte debido al paro de transportistas en Colombia.
Productos primarios como frutas y verduras se pudren en los parqueaderos de los camiones, en Ipiales, Colombia. Desde hace 18 días que no pueden ingresar al interior de ese país, por el paro de transportistas de carga pesada.
 
Según la Cámara de Comercio de Ipiales, las pérdidas superan los 1.000 millones de pesos diarios, es decir 500.000 dólares.
 
Cerca de 1.000 vehículos de carga pesada de Ecuador están parados debido al paro. José Tatés, vicepresidente de la Cámara de Comercio de Tulcán indica: “Sí tiene esto consecuencia para el transporte nacional, que está paralizado porque no ingresa mercadería y por lo tanto no pueden transportar al interior del país ni tampoco sacar para que se transporte hacia Colombia".
 
 
Aunque los protestantes no han bloqueado carreteras, el flujo comercial por vía terrestre entre Ecuador y Colombia se ha reducido en un 95%, según datos de la Cámara de Comercio de Ipiales. El titular del organismo, Harold Delgado, manifiesta que las pérdidas económicas que hasta el momento deja la medida de hecho, son cuantiosas: “Solamente en comercio internacional, importación y exportación de mercancía, que pasa por esta frontera, el estimado (de pérdidas) es 1000 millones de pesos diarios".
 
Mientras tanto, los camioneros no quieren retomar sus actividades hasta que el precio del diésel colombiano se reduzca en 1.000 pesos.
 
Los productos perecibles en los camiones ecuatorianos no podrán ser comercializados debido a su estado. "Sí esta papa está podrida, ya no sirve para el comercio”, comenta Carlos Cruz, uno de los comerciantes ecuatorianos afectados por el paro. 
 
Por su parte, Óscar Obando, presidente del Comité Gremial de Trabajadores de la Frontera, argumenta que las sobretasas impuestas por Ecuador agudizan el problema: "La última medida del gobierno ecuatoriano de imponer aranceles a las exportaciones colombianas prácticamente cierra el mercado. El Ecuador se cierra al mercado internacional".
 
La posibilidad de que los conductores depongan la medida, no está a la vista. 
 

Productos primarios como frutas y verduras se pudren en los parqueaderos de los camiones, en Ipiales, Colombia. Desde hace 18 días que no pueden ingresar al interior de ese país, por el paro de transportistas de carga pesada.

 

Según la Cámara de Comercio de Ipiales, las pérdidas superan los 1.000 millones de pesos diarios, es decir 500.000 dólares.

 

Cerca de 1.000 vehículos de carga pesada de Ecuador están parados debido al paro. José Tatés, vicepresidente de la Cámara de Comercio de Tulcán indica: “Sí tiene esto consecuencia para el transporte nacional, que está paralizado porque no ingresa mercadería y por lo tanto no pueden transportar al interior del país ni tampoco sacar para que se transporte hacia Colombia".

 

Lea: Colombia incomunicada con Ecuador por huelga

 

Aunque los protestantes no han bloqueado carreteras, el flujo comercial por vía terrestre entre Ecuador y Colombia se ha reducido en un 95%, según datos de la Cámara de Comercio de Ipiales. El titular del organismo, Harold Delgado, manifiesta que las pérdidas económicas que hasta el momento deja la medida de hecho, son cuantiosas: “Solamente en comercio internacional, importación y exportación de mercancía, que pasa por esta frontera, el estimado (de pérdidas) es 1000 millones de pesos diarios".

 

Mientras tanto, los camioneros no quieren retomar sus actividades hasta que el precio del diésel colombiano se reduzca en 1.000 pesos.

 

Los productos perecibles en los camiones ecuatorianos no podrán ser comercializados debido a su estado. "Sí esta papa está podrida, ya no sirve para el comercio”, comenta Carlos Cruz, uno de los comerciantes ecuatorianos afectados por el paro. 

 

Por su parte, Óscar Obando, presidente del Comité Gremial de Trabajadores de la Frontera, argumenta que las sobretasas impuestas por Ecuador agudizan el problema: "La última medida del gobierno ecuatoriano de imponer aranceles a las exportaciones colombianas prácticamente cierra el mercado. El Ecuador se cierra al mercado internacional".

 

La posibilidad de que los conductores depongan la medida, no está a la vista. 

 

 

SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES

* campos requeridos
Frecuencia Correos *
Le recomendamos