Inicio ·Noticias · Artículo

Plan para prevenir embarazo adolescente genera críticas y halagos

Redacción

gpinasco

|

Miércoles 04 de Marzo de 2015 - 14:54
compártelo
  • El nuevo plan incluirá incentivar a los jóvenes a retrasar su vida sexual y rescatar el rol de la familia.
El nuevo plan incluirá incentivar a los jóvenes a retrasar su vida sexual y rescatar el rol de la familia. El nuevo plan incluirá incentivar a los jóvenes a retrasar su vida sexual y rescatar el rol de la familia.
El gobierno anuncia una profundización en su política para la planificación familiar y evitar el embarazo adolescente. El nuevo plan incluirá incentivar a los jóvenes a retrasar su vida sexual y rescatar el rol de la familia. Esta nueva propuesta tiene sus seguidores y detractores.
 
Plan Familia Ecuador es el nombre del nuevo programa. Mónica Hernández es la encargada de la estrategia y explica que el plan reemplaza al anterior Enipla, que daba fuerza al uso de anticonceptivos  y que ahora será direccionado a que los jóvenes posterguen el inicio de su vida sexual.
 
“Queremos que eso se haga, nosotros creemos que eso es lo mejor, para el adolescente, pero la decisión la tienen ellos, y ellos van a poder tomar mejores decisiones si es que tienen la información de todo”, explica Hernández. 
 
 
Para este programa se plantea otorgar mayor  importancia a la educación en valores y rescatar el rol de la familia como base de la sociedad. 
 
Según Hernández, a 9 de cada 10 adolescentes les hubiera gustado hablar de sexualidad con sus padres, por lo que se capacitará a 840.000 familias en todo el país. “Apoyar para que los papás, las mamás, tengan una información mucho más fuerte en estos temas de afectividad y de sexualidad”, agrega. 
 
Esta propuesta es bien vista por los grupos ProVida y Familia. Amparo Medina, representante de uno de ellos, ve a la nueva estrategia como una conquista: “Se ha escuchado la voz de los cientos de miles de padres de familia que hemos venido durante todo este tiempo bombardeando con información de que es posible un cambio, tratarles a nuestros hijos como sementales, de que simplemente vayan y tengan una relación sexual con un preservativo está aumentando el embarazo adolescente”. 
 
 
Sin embargo, la propuesta también ha sido criticada por algunos sectores. María Paula Romo, exasambleísta, asegura que es un retroceso en las políticas generales de planificación familiar y que el presidente no puede gobernar bajo criterios morales. “Cuando el Estado trata de decirme 'la moral oficial va por este lado, la moral sexual oficial va por este lado', es muy delicado, independientemente de los que nos diga. Si es que un día vienen y nos dicen 'bueno, todo el mundo debe tener una vida sexualmente activa y con estas características', también sería una intromisión del Estado”. 
 
Entre los jóvenes, las posiciones son diversas, existe división de criterios: “Más bien se debería apuntar a que si los jóvenes practican relaciones sexuales, se lo haga con mucha responsabilidad, no lo veo como solución la abstinencia porque no creo que sea muy aceptado con los jóvenes”, comenta un joven quiteño. 
 
“El hecho de ser jóvenes no nos dice 'tengan relaciones sexuales' y ya, eso no es la juventud, la juventud va más allá de eso y sí está bien que nos abstengamos hasta el momento adecuado”, comenta otra joven. 
 
En Ecuador, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Censos, en 2012 se registraron más de 122.000 embarazos adolescentes, una cifra mayor que la del 2009, cuando hubo aproximadamente 121.000  jóvenes embarazadas. 
 
Con la estrategia, el régimen espera hacer efectivo su plan para reducir estas cifras.
 
 
 

El gobierno anuncia una profundización en su política para la planificación familiar y evitar el embarazo adolescente. El nuevo plan incluirá incentivar a los jóvenes a retrasar su vida sexual y rescatar el rol de la familia. Esta nueva propuesta tiene sus seguidores y detractores.

 

Plan Familia Ecuador es el nombre del nuevo programa. Mónica Hernández es la encargada de la estrategia y explica que el plan reemplaza al anterior Enipla, que daba fuerza al uso de anticonceptivos  y que ahora será direccionado a que los jóvenes posterguen el inicio de su vida sexual.

 

“Queremos que eso se haga, nosotros creemos que eso es lo mejor, para el adolescente, pero la decisión la tienen ellos, y ellos van a poder tomar mejores decisiones si es que tienen la información de todo”, explica Hernández. 

 

Lea: Casi un 30% de las jóvenes latinoamericanas es madre adolescente

 

Para este programa se plantea otorgar mayor  importancia a la educación en valores y rescatar el rol de la familia como base de la sociedad. 

 

Según Hernández, a 9 de cada 10 adolescentes les hubiera gustado hablar de sexualidad con sus padres, por lo que se capacitará a 840.000 familias en todo el país. “Apoyar para que los papás, las mamás, tengan una información mucho más fuerte en estos temas de afectividad y de sexualidad”, agrega. 

 

Esta propuesta es bien vista por los grupos ProVida y Familia. Amparo Medina, representante de uno de ellos, ve a la nueva estrategia como una conquista: “Se ha escuchado la voz de los cientos de miles de padres de familia que hemos venido durante todo este tiempo bombardeando con información de que es posible un cambio, tratarles a nuestros hijos como sementales, de que simplemente vayan y tengan una relación sexual con un preservativo está aumentando el embarazo adolescente”. 

 

Lea: Embarazos en adolescentes, uno de los principales problemas en Latinoamérica

 

Sin embargo, la propuesta también ha sido criticada por algunos sectores. María Paula Romo, exasambleísta, asegura que es un retroceso en las políticas generales de planificación familiar y que el presidente no puede gobernar bajo criterios morales. “Cuando el Estado trata de decirme 'la moral oficial va por este lado, la moral sexual oficial va por este lado', es muy delicado, independientemente de los que nos diga. Si es que un día vienen y nos dicen 'bueno, todo el mundo debe tener una vida sexualmente activa y con estas características', también sería una intromisión del Estado”. 

 

Entre los jóvenes, las posiciones son diversas, existe división de criterios: “Más bien se debería apuntar a que si los jóvenes practican relaciones sexuales, se lo haga con mucha responsabilidad, no lo veo como solución la abstinencia porque no creo que sea muy aceptado con los jóvenes”, comenta un joven quiteño. 

 

“El hecho de ser jóvenes no nos dice 'tengan relaciones sexuales' y ya, eso no es la juventud, la juventud va más allá de eso y sí está bien que nos abstengamos hasta el momento adecuado”, comenta otra joven. 

 

En Ecuador, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Censos, en 2012 se registraron más de 122.000 embarazos adolescentes, una cifra mayor que la del 2009, cuando hubo aproximadamente 121.000  jóvenes embarazadas. 

 

Con la estrategia, el régimen espera hacer efectivo su plan para reducir estas cifras.

 

 

 

 

SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES

* campos requeridos
Frecuencia Correos *
Le recomendamos