Inicio ·Mundo Animal · Artículo

(VIDEO) Su mejor amigo es una rata con la que juega y hasta besa

Redacción

gpinasco

|

Domingo 29 de Marzo de 2015 - 15:07
compártelo
  • "Mucha gente enloquece porque él es una rata, pero a mí no me importa. Lo amo demasiado”, comenta la joven.
"Mucha gente enloquece porque él es una rata, pero a mí no me importa. Lo amo demasiado”, comenta la joven.
Para la gran mayoría de la gente, las ratas son sinónimo de suciedad, infecciones y enfermedades. Por eso no es de extrañar que sólo se las vea como plagas susceptibles de exterminar.
 
Pero no todos piensan así. 
 
Toni Isden es una chica inglesa que no sólo tiene como mascota una rata de Gambia, una de las de mayor tamaño del mundo, sino que mantiene una relación muy especial de complicidad con ella, la que puso en evidencia en un video que cargó en redes sociales, donde se puede ver a ambos jugando.
 
“Esta soy yo y mi rata de Gambia, Joey. Mucha gente enloquece porque él es una rata, pero a mí no me importa. Lo amo demasiado”, comentó Isden.
 
 
Cabe consignar que, fuera de las razones sanitarias, el ser humano vive en una tensa relación con las ratas de Gambia. Por un lado, se han registrado ataques con resultados fatales de estos roedores en contra de bebés en Sudáfrica. 
 
Sin embargo, una ONG de Tanzania se está esforzando por cambiar su mala fama aprovechando su agudo sentido del olfato, con el cual pueden ser entrenadas para detectar desde minas antipersonales hasta personas con tuberculosis, en un proyecto llamado HeroRATS.
 

Para la gran mayoría de la gente, las ratas son sinónimo de suciedad, infecciones y enfermedades. Por eso no es de extrañar que sólo se las vea como plagas susceptibles de exterminar.

 

Pero no todos piensan así. 

 

Toni Isden es una chica inglesa que no sólo tiene como mascota una rata de Gambia, una de las de mayor tamaño del mundo, sino que mantiene una relación muy especial de complicidad con ella, la que puso en evidencia en un video que cargó en redes sociales, donde se puede ver a ambos jugando.

 

“Esta soy yo y mi rata de Gambia, Joey. Mucha gente enloquece porque él es una rata, pero a mí no me importa. Lo amo demasiado”, comentó Isden.

 

Lea: El templo de las ratas, atractivo turístico en la India

 

Cabe consignar que, fuera de las razones sanitarias, el ser humano vive en una tensa relación con las ratas de Gambia. Por un lado, se han registrado ataques con resultados fatales de estos roedores en contra de bebés en Sudáfrica. 

 

Sin embargo, una ONG de Tanzania se está esforzando por cambiar su mala fama aprovechando su agudo sentido del olfato, con el cual pueden ser entrenadas para detectar desde minas antipersonales hasta personas con tuberculosis, en un proyecto llamado HeroRATS.

 

 

SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES

* campos requeridos
Frecuencia Correos *
Le recomendamos