México clasifica a octavos a pesar de ser goleado

Redacción

abellolio

|

Miércoles 27 de Junio de 2018 - 11:40
compártelo
  • Los 'aztecas' cayeron 3-0 ante Suecia, pero pasaron como segundos del grupo F. Foto: HECTOR RETAMAL / AFP
Los 'aztecas' cayeron 3-0 ante Suecia, pero pasaron como segundos del grupo F. Foto: HECTOR RETAMAL / AFP

Era la oportunidad para clasificar primeros del grupo F, un empate era suficiente, México no lo logró, perdió 3-0 ante Suecia, que terminó en primer puesto, y estuvo cerca de quedar fuera del Mundial Rusia 2018.

El equipo 'azteca' estuvo tímido, nervioso y ansioso durante todo el compromiso. El tanto de Augustinsson a los 5 minutos del segundo tiempo aumentó ese desconcierto que era el conjunto mexicano. Los cambios que planteó el técnico Juan Carlos Osorio no fueron suficientes (Marcos Fabián, Jesús Corona y Oribe Peralta) para reorganizar las ideas.

Por cada opción clara que perdían los norteamericanos, llegaba un gol sueco. Andreas Granqvist a los 62' marcó el segundo a través de un tiro penal, cobrado por el VAR tras un golpe de un defensor mexicano. A los 74' la película se ponía más terrorífica, Édson Álvarez hizo un gol en contra y desde ahí los hinchas mexicanos comenzaron hacerle barra a Corea del Sur.

Los minutos pasaban y la tensión subía, el 0-0 clasificaba a los dirigidos por Osorio. El primer tanto asiático trajo gritos en las gradas, en la cancha se acabó el partido y los jugadores lloraban. No sabían lo que pasaba, hasta que el segundo gol coreano les trajo la paz absoluta, aunque las lágrimas no dejaron de caer en sus rostros. Perdieron la oportunidad de ser primeros de grupo y ahora, pueden ser rivales de Brasil en octavos.

Lo importante es que el sueño de llegar a un quinto encuentro mundialita (cuartos de final) está vigente.

Era la oportunidad para clasificar primeros del grupo F, un empate era suficiente, México no lo logró, perdió 3-0 ante Suecia, que terminó en primer puesto, y estuvo cerca de quedar fuera del Mundial Rusia 2018.

El equipo 'azteca' estuvo tímido, nervioso y ansioso durante todo el compromiso. El tanto de Augustinsson a los 5 minutos del segundo tiempo aumentó ese desconcierto que era el conjunto mexicano. Los cambios que planteó el técnico Juan Carlos Osorio no fueron suficientes (Marcos Fabián, Jesús Corona y Oribe Peralta) para reorganizar las ideas.

Por cada opción clara que perdían los norteamericanos, llegaba un gol sueco. Andreas Granqvist a los 62' marcó el segundo a través de un tiro penal, cobrado por el VAR tras un golpe de un defensor mexicano. A los 74' la película se ponía más terrorífica, Édson Álvarez hizo un gol en contra y desde ahí los hinchas mexicanos comenzaron hacerle barra a Corea del Sur.

Los minutos pasaban y la tensión subía, el 0-0 clasificaba a los dirigidos por Osorio. El primer tanto asiático trajo gritos en las gradas, en la cancha se acabó el partido y los jugadores lloraban. No sabían lo que pasaba, hasta que el segundo gol coreano les trajo la paz absoluta, aunque las lágrimas no dejaron de caer en sus rostros. Perdieron la oportunidad de ser primeros de grupo y ahora, pueden ser rivales de Brasil en octavos.

Lo importante es que el sueño de llegar a un quinto encuentro mundialita (cuartos de final) está vigente.

 

SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES

* campos requeridos
Frecuencia Correos *