Inicio ·Mini Especiales · Artículo

Más fieles concurren a Santuario en Guayaquil tras visita de Francisco

Redacción

gpinasco

|

Miércoles 08 de Julio de 2015 - 15:04
compártelo
  • Más de 2.000 personas pudieron disfrutar del encuentro del papa en el Santuario. Fotos: AFP.
Más de 2.000 personas pudieron disfrutar del encuentro del papa en el Santuario. Fotos: AFP.
A raíz de la visita del papa Francisco al Santuario del Señor de la Divina Misericordia en Guayaquil, los fieles católicos concurren hasta ese templo para revivir los momentos que dejó el sumo pontífice.
 
Más de 2.000 personas pudieron disfrutar del encuentro en el Santuario, al que Francisco tenía previsto visitar a propósito del Año de la Misericordia que lo celebra.
 
Dos días después de la visita, la calma persiste y eso atrae a los visitantes, como Teresa Mero, quien comenta su experiencia durante la estadía de Francisco en el país: “Algo maravilloso, algo que de verdad llena mi corazón, que llena mi vida, que llena mi ser. Mi mamá es una mujer católica, ella siempre nos ha inculcado el amor por la Iglesia y por todos”. 
 
 
Otro compatriota, Joe Boaba, vive desde hace 53 años en Los Angeles, Estados Unidos, así que aprovechó su paso por Guayaquil para seguir a su manera los pasos del sumo pontífice. “Es una hermosura, la bendición dio fue bien recibida por todo el pueblo, por nosotros también”, dice. 
 
Ángel Jiménez en cambio, comenta que frecuenta siempre el santuario, pero que ahora la atmósfera es distinta: “Nos llena en el alma, en el corazón, porque eso del amor hacia la familia, de padres a hijos e hijos a padres, es importantísimo, de ahí nace la religión, el amor, la fe hacia Dios, porque si no empezamos del hogar ¿por dónde vamos a empezar?”. 
 
Estos son algunos de los miles de efectos que ha dejado la visita de Francisco y que quedarán por siempre grabados en la memoria de los fieles ecuatorianos. 
 
 
 
 
 

A raíz de la visita del papa Francisco al Santuario del Señor de la Divina Misericordia en Guayaquil, los fieles católicos concurren hasta ese templo para revivir los momentos que dejó el sumo pontífice.

 

Más de 2.000 personas pudieron disfrutar del encuentro en el Santuario, al que Francisco tenía previsto visitar a propósito del Año de la Misericordia que lo celebra.

 

Dos días después de la visita, la calma persiste y eso atrae a los visitantes, como Teresa Mero, quien comenta su experiencia durante la estadía de Francisco en el país: “Algo maravilloso, algo que de verdad llena mi corazón, que llena mi vida, que llena mi ser. Mi mamá es una mujer católica, ella siempre nos ha inculcado el amor por la Iglesia y por todos”. 

 

Lea: PAPA FRANCISCO: “LES DOY LA BENDICIÓN... PERO NO, NO LES VOY A COBRAR NADA”

 

Otro compatriota, Joe Boaba, vive desde hace 53 años en Los Angeles, Estados Unidos, así que aprovechó su paso por Guayaquil para seguir a su manera los pasos del sumo pontífice. “Es una hermosura, la bendición dio fue bien recibida por todo el pueblo, por nosotros también”, dice. 

 

Ángel Jiménez en cambio, comenta que frecuenta siempre el santuario, pero que ahora la atmósfera es distinta: “Nos llena en el alma, en el corazón, porque eso del amor hacia la familia, de padres a hijos e hijos a padres, es importantísimo, de ahí nace la religión, el amor, la fe hacia Dios, porque si no empezamos del hogar ¿por dónde vamos a empezar?”. 

 

Estos son algunos de los miles de efectos que ha dejado la visita de Francisco y que quedarán por siempre grabados en la memoria de los fieles ecuatorianos. 

 

 

 

 

 

 

SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES

* campos requeridos
Frecuencia Correos *
Le recomendamos