Inicio ·Mini Especiales · Artículo

Guayaquileño recibió indulto y participó en misa campal de Samanes

Redacción

lcarrera

|

Martes 07 de Julio de 2015 - 16:24
compártelo
  • Roberto Quintero Gonzabay recibió indulto por mérito en sus calificaciones. Foto: Andes
Roberto Quintero Gonzabay recibió indulto por mérito en sus calificaciones. Foto: Andes Roberto Quintero Gonzabay recibió indulto por mérito en sus calificaciones. Foto: Andes
Sereno, reflexivo y con actitud positiva se encuentra Roberto Quintero Gonzabay en la casa donde vive junto a su esposa e hijos.
 
Tras cumplir dos años de una condena de 4, por supuesta participación en el delito de tráfico de drogas, recibió de manos de la ministra de Justica Ledy Zuñuiga la boleta de excarcelación por el indulto concedido por el presidente Correa. 
 
Esto lo obtuvo por méritos en sus altas calificaciones en cursos universitarios dentro del Centro de Rehabilitación Social de Guayaquil.
 
“Algo iba a pasar en la venida del papa... Mi mujer me pidió paciencia y me transmitió la fe y la esperanza de que la situación se iba arreglar con la llegada de él”, cuenta Quintero. 
 
Su esposa, quien ha velado por su regreso a casa, nos narra que nunca perdió la fe, pues siempre confió en la inocencia de su pareja.
 
“Nunca me hice la idea de que él iba a pasar 4 años en la cárcel, siempre esperé a diario una noticia que nos de la esperanza de que él iba a salir de la cárcel”.
 
Roberto Quintero salió sin rencor del centro de reclusión en donde impartía clases de electricidad, pues en la Escuela Politécnica del Litoral, obtuvo el título de ingeniero eléctrico industrial.
 
 
 
 
Antes de su detención, Quintero trabajaba como docente en el colegio Javier de Guayaquil y en la Universidad Salesiana y eventualmente como contratista del municipio local.
 
El indulto ocurre al tiempo de la llegada del papa Francisco. “Hubo justicia divina”, dice Quintero. 
 
La ministra de Justicia le ofreció un encuentro con el pontífice.
 
Así, con esperanza y renovado, Roberto Quintero afronta los nuevos retos en su vida junto a su familia y con la fuerza para seguir superándose en su diario vivir.
 

Sereno, reflexivo y con actitud positiva se encuentra Roberto Quintero Gonzabay en la casa donde vive junto a su esposa e hijos.

 

Tras cumplir dos años de una condena de 4, por supuesta participación en el delito de tráfico de drogas, recibió de manos de la ministra de Justica Ledy Zuñuiga la boleta de excarcelación por el indulto concedido por el presidente Correa. 

 

Esto lo obtuvo por méritos en sus altas calificaciones en cursos universitarios dentro del Centro de Rehabilitación Social de Guayaquil.

 

“Algo iba a pasar en la venida del papa... Mi mujer me pidió paciencia y me transmitió la fe y la esperanza de que la situación se iba arreglar con la llegada de él”, cuenta Quintero. 

 

Su esposa, quien ha velado por su regreso a casa, nos narra que nunca perdió la fe, pues siempre confió en la inocencia de su pareja.

 

“Nunca me hice la idea de que él iba a pasar 4 años en la cárcel, siempre esperé a diario una noticia que nos de la esperanza de que él iba a salir de la cárcel”.

 

Roberto Quintero salió sin rencor del centro de reclusión en donde impartía clases de electricidad, pues en la Escuela Politécnica del Litoral, obtuvo el título de ingeniero eléctrico industrial.

 

 

Lea: Conceden indulto a PPL en marco de la visita papal

 

 

Antes de su detención, Quintero trabajaba como docente en el colegio Javier de Guayaquil y en la Universidad Salesiana y eventualmente como contratista del municipio local.

 

El indulto ocurre al tiempo de la llegada del papa Francisco. “Hubo justicia divina”, dice Quintero. 

 

La ministra de Justicia le ofreció un encuentro con el pontífice.

 

Así, con esperanza y renovado, Roberto Quintero afronta los nuevos retos en su vida junto a su familia y con la fuerza para seguir superándose en su diario vivir.

 

 

SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES

* campos requeridos
Frecuencia Correos *
Le recomendamos