Inicio ·Mini Especiales · Artículo

Se necesitaría invitación para asistir a misa papal en Guayaquil, dice Patiño

Redacción

tmenendez

|

Miércoles 27 de Mayo de 2015 - 12:25
compártelo
  • GUAYAQUIL, Ecuador.- Una delegación del Vaticano visita hoy el terreno donde se efectuará la misa en la ciudad. Foto: Internet
GUAYAQUIL, Ecuador.- Una delegación del Vaticano visita hoy el terreno donde se efectuará la misa en la ciudad. Foto: Internet

En una intervención conjunta, el canciller Ricardo Patiño, y la secretaria de Gestión de Riesgos, María del Pilar Cornejo, anunciaron lo propuesto al Vaticano respecto a la misa del papa Francisco en Guayaquil. Ambas autoridades proponen que el acto litúrgico congregue solamente a 11 mil feligreses, por temas de seguridad. También recomiendan que el público se congregue masivamente en el parque Samanes, y que desde allí el pontífice extienda el respectivo saludo colectivo.

 

Analizan albergar a menos feligreses en misa papal en Guayaquil

 

Lo dijeron durante la visita de acompañamiento a la delegación del Vaticano que desde ayer se encuentra en el país para revisar las adecuaciones que hasta el momento se realizan en los dos sitios que agruparán a los fieles en las misas colectivas, en Quito y Guayaquil.

 

Delegación del Vaticano revisa los preparativos en el parque Bicentenario

 

El canciller indica que incluso esa fue la recomendación que realizó al secretario de Estado del Vaticano en su pasada visita a Roma.

 

"Las personas que asistan a esta misa serán invitada. Sera la Arquidiócesis de Guayaquil o la Conferencia Episcopal Ecuatoriana la que decida quienes son los invitados. Ese es un tema que nosotros no vamos a tratar, porque ellos son los que reciben la visita pastoral. Nosotros somos el Gobierno Nacional y siendo una visita de Estado, tenemos que coordinar la seguridad", afirmó Patiño. 

 

No se podrá garantizar seguridad en misa papal, según informe

 

Más temprano, Patiño mantuvo una reunión con el alcalde de Guayaquil, Jaime Nebot, para conocer los detalles de la agenda del jefe de la iglesia católica en la ciudad. El encuentro privado se desarrolló en el edificio del Gobierno Zonal y duró cerca de 45 minutos. Aunque a la salida, el burgomaestre no dio declaraciones a la prensa, se pronunció en las redes sociales:

 
 
 
De su lado, Patiño, explicó que la finalidad del encuentro es que la autoridad municipal conozca "cuál es la organización que estamos haciendo y también saber -lo que le hemos pedido- es con qué persona de la Alcaldía, si tuviéramos la necesidad de hacer alguna coordinación, poder tener ese contacto".
 
El gobierno propone un importante cambio en la agenda del papa Francisco en Guayaquil. La misa en el Santuario de la Divina Misericordia sería limitada a 11 mil invitados y luego de ese acto litúrgico, el pontífice visitaría el parque Samanes para un acto masivo. 
 
Por ahora las autoridades de la iglesia mantienen silencio al respecto.
 
Los representantes del vaticano no se pronunciaron sobre el tema. Se consultó al arzobispo de Guayaquil, Antonio Arregui, pero nos explicó que por ahora no darán declaraciones. Sin embargo, fuera de cámaras, otros representantes de iglesia nos explicaron que ningún cambio en la agenda del papa es oficial mientras no lo anuncie directamente el propio Vaticano.
 
En la reunión que mantuvieron el canciller Patiño y el alcalde Nebot, se dejó entrever que el municipio local dará un aporte económico a la organización del evento y que el personero municipal entregará las llaves de la ciudad a Francisco, cuando llegue al puerto principal.
 
 
 

En una intervención conjunta, el canciller Ricardo Patiño, y la secretaria de Gestión de Riesgos, María del Pilar Cornejo, anunciaron lo propuesto al Vaticano respecto a la misa del papa Francisco en Guayaquil. Ambas autoridades proponen que el acto litúrgico congregue solamente a 11 mil feligreses, por temas de seguridad. También recomiendan que el público se congregue masivamente en el parque Samanes, y que desde allí el pontífice extienda el respectivo saludo colectivo.

 

Analizan albergar a menos feligreses en misa papal en Guayaquil

 

Lo dijeron durante la visita de acompañamiento a la delegación del Vaticano que desde ayer se encuentra en el país para revisar las adecuaciones que hasta el momento se realizan en los dos sitios que agruparán a los fieles en las misas colectivas, en Quito y Guayaquil.

 

Delegación del Vaticano revisa los preparativos en el parque Bicentenario

 

El canciller indica que incluso esa fue la recomendación que realizó al secretario de Estado del Vaticano en su pasada visita a Roma.

 

"Las personas que asistan a esta misa serán invitada. Sera la Arquidiócesis de Guayaquil o la Conferencia Episcopal Ecuatoriana la que decida quienes son los invitados. Ese es un tema que nosotros no vamos a tratar, porque ellos son los que reciben la visita pastoral. Nosotros somos el Gobierno Nacional y siendo una visita de Estado, tenemos que coordinar la seguridad", afirmó Patiño. 

 

No se podrá garantizar seguridad en misa papal, según informe

 

Más temprano, Patiño mantuvo una reunión con el alcalde de Guayaquil, Jaime Nebot, para conocer los detalles de la agenda del jefe de la iglesia católica en la ciudad. El encuentro privado se desarrolló en el edificio del Gobierno Zonal y duró cerca de 45 minutos. Aunque a la salida, el burgomaestre no dio declaraciones a la prensa, se pronunció en las redes sociales:

 

 

 

De su lado, Patiño, explicó que la finalidad del encuentro es que la autoridad municipal conozca "cuál es la organización que estamos haciendo y también saber -lo que le hemos pedido- es con qué persona de la Alcaldía, si tuviéramos la necesidad de hacer alguna coordinación, poder tener ese contacto".

 

El gobierno propone un importante cambio en la agenda del papa Francisco en Guayaquil. La misa en el Santuario de la Divina Misericordia sería limitada a 11 mil invitados y luego de ese acto litúrgico, el pontífice visitaría el parque Samanes para un acto masivo. 

 

Por ahora las autoridades de la iglesia mantienen silencio al respecto.

 

Los representantes del vaticano no se pronunciaron sobre el tema. Se consultó al arzobispo de Guayaquil, Antonio Arregui, pero nos explicó que por ahora no darán declaraciones. Sin embargo, fuera de cámaras, otros representantes de iglesia nos explicaron que ningún cambio en la agenda del papa es oficial mientras no lo anuncie directamente el propio Vaticano.

 

En la reunión que mantuvieron el canciller Patiño y el alcalde Nebot, se dejó entrever que el municipio local dará un aporte económico a la organización del evento y que el personero municipal entregará las llaves de la ciudad a Francisco, cuando llegue al puerto principal.

 

Analizan cambiar sede de misa del papa Francisco en Guayaquil

 

 

 

SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES

* campos requeridos
Frecuencia Correos *