Inicio ·Mini Especiales · Artículo

Familias quiteñas alquilan sus casas para la venida del papa Francisco

Redacción

gpinasco

|

Jueves 14 de Mayo de 2015 - 16:55
compártelo
  • La llegada de Francisco no solo genera regocijo sino también movimiento comercial. Foto: EFE.
La llegada de Francisco no solo genera regocijo sino también movimiento comercial. Foto: EFE. La llegada de Francisco no solo genera regocijo sino también movimiento comercial. Foto: EFE.
Familias quiteñas ofrecen sus viviendas para hospedar a miles de fieles nacionales y extranjeros que arribarán a la capital para los eventos por la visita del papa Francisco que congregará a 2 millones de personas. 
 
Sonia Villalta y su esposo Patrio Lasso, decidieron alquilar las habitaciones de su casa para los turistas nacionales y extranjeros que quieran participar en las actividades del papa en la capital.
 
Viven frente al Parque Bicentenario, lugar en donde el sumo pontífice ofrecerá una misa campal. “El apoyar a la gente que viene, que tenga un lugar donde hospedarse, que tenga un lugar donde llegar, no como un hotel, sino un lugar más familiar donde podrán sentirse más cómodos”. 
 
 
Patricio, junto con su familia, durante los días de visita del papa en Quito, se trasladará al departamento de su suegra, por lo que quieren dejar disponibles las cuatro habitaciones de su residencia para los turistas. Dos cuartos tienen una vista espectacular al Parque Bicentenario. “En promedio entrarían unas siete a diez personas, en cuatro habitaciones se podría considerar”, comenta. 
 
También cuentan con una terraza para quienes quieran presenciar la misa desde ese lugar. Ofrecen un paquete por día para el turista. Habitación más desayuno incluido y hasta oraciones. 
 
Estábamos pensando 50 dólares, me parece que es un precio que se podría estar cobrando y que con la atención que se les va a dar todos estarán contentos. Si prefieren desayuno completo porque hay personas que prefieren desayuno tipo costa, con verde, o sino simplemente el desayuno americano”, agrega Sonia. 
 
 
En el parqueadero de su casa, su hija Jéssica, quien estudia para convertirse en chef, puso un restaurante. Ella ofrecerá todo tipo de comida y bebidas calientes para el frío. “La idea de abrir las puertas para que pueda entrar el papa, nosotros lo vimos también como un negocio, pero al mismo tiempo por este sector no hay algo que les pueda ayudar a las personas que vienen, que serán muchas de provincia y el extranjero”. 
 
Así como la familia Lasso, muchas otras familias quiteñas convertirán sus viviendas en hospedaje y negocio, porque la llegada de Francisco no solo genera regocijo para miles de fieles, sino también movimiento comercial. 
 
 
 

Familias quiteñas ofrecen sus viviendas para hospedar a miles de fieles nacionales y extranjeros que arribarán a la capital para los eventos por la visita del papa Francisco que congregará a 2 millones de personas. 

 

Sonia Villalta y su esposo Patrio Lasso, decidieron alquilar las habitaciones de su casa para los turistas nacionales y extranjeros que quieran participar en las actividades del papa en la capital.

 

Viven frente al Parque Bicentenario, lugar en donde el sumo pontífice ofrecerá una misa campal. “El apoyar a la gente que viene, que tenga un lugar donde hospedarse, que tenga un lugar donde llegar, no como un hotel, sino un lugar más familiar donde podrán sentirse más cómodos”. 

 

Lea: ¿QUIÉNES PODRÁN PARTICIPAR EN LAS ACTIVIDADES DEL PAPA FRANCISCO EN QUITO?

 

Patricio, junto con su familia, durante los días de visita del papa en Quito, se trasladará al departamento de su suegra, por lo que quieren dejar disponibles las cuatro habitaciones de su residencia para los turistas. Dos cuartos tienen una vista espectacular al Parque Bicentenario. “En promedio entrarían unas siete a diez personas, en cuatro habitaciones se podría considerar”, comenta. 

 

También cuentan con una terraza para quienes quieran presenciar la misa desde ese lugar. Ofrecen un paquete por día para el turista. Habitación más desayuno incluido y hasta oraciones. 

 

Estábamos pensando 50 dólares, me parece que es un precio que se podría estar cobrando y que con la atención que se les va a dar todos estarán contentos. Si prefieren desayuno completo porque hay personas que prefieren desayuno tipo costa, con verde, o sino simplemente el desayuno americano”, agrega Sonia. 

 

Lea: LOS SIETES PUNTOS QUE RECORRERÁ EL PAPA FRANCISCO EN QUITO

 

En el parqueadero de su casa, su hija Jéssica, quien estudia para convertirse en chef, puso un restaurante. Ella ofrecerá todo tipo de comida y bebidas calientes para el frío. “La idea de abrir las puertas para que pueda entrar el papa, nosotros lo vimos también como un negocio, pero al mismo tiempo por este sector no hay algo que les pueda ayudar a las personas que vienen, que serán muchas de provincia y el extranjero”. 

 

Así como la familia Lasso, muchas otras familias quiteñas convertirán sus viviendas en hospedaje y negocio, porque la llegada de Francisco no solo genera regocijo para miles de fieles, sino también movimiento comercial. 

 

 

 

 

SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES

* campos requeridos
Frecuencia Correos *
Le recomendamos