Descubriendo el Jardín Botánico de Guayaquil y la orquídea emblemática

Redacción

mguaman

|

Jueves 11 de Junio de 2015 - 10:51
compártelo
  • GUAYAQUIL, Ecuador. Se puede conocer un poco más de su historia, visitando el Jardín Botánico de Guayaquil, donde se pueden apreciar otros tipos de orquídeas, plantas, árboles y flores.
GUAYAQUIL, Ecuador. Se puede conocer un poco más de su historia, visitando el Jardín Botánico de Guayaquil, donde se pueden apreciar otros tipos de orquídeas, plantas, árboles y flores.
Ecuador fue declarado como el país de las orquídeas y vale destacar que este es uno de los principales motivos para que Guayaquil sea la sede de la Vigésima Segunda Conferencia Mundial de las Orquídeas en el año 2017. 
 
Un gran número de especies pueden ser apreciadas en nuestra ciudad, entre las que se destacan está la orquídea Encyclia Angustiloba, designada como la flor emblemática de la urbe, luego de ser propuesta por el investigador Arcadio Arosemena, comisionado de la Asociación Ecuatoriana de Orquideología.
 
“Es el país con el mayor número de especies registradas en el mundo. La Encyclia Angustiloba es una flor nativa y endémica de nuestra provincia y está en todos los cerros de Guayaquil. La encontramos en Cerro Colorado, Cerro Blanco, Cerro Azul, en todas partes”, comentó Arosemena. 
 
Se puede conocer un poco más de su historia, visitando el Jardín Botánico de Guayaquil, donde se pueden apreciar otros tipos de orquídeas, plantas, árboles y flores.
 
Otra razón por la que se recibe un gran número de visitas es el espacio dedicado a la fauna amazónica 
“Tenemos monos, papagayos, loros, pero lo que más llama la atención es la anguila eléctrica y las pirañas. Mucha de la fama que se les da es exagerada. La especie de pirañas que tenemos es la nattereri que llama mucho la atención por el brillo de su cuerpo que parece escharcha”, dijo Mónica Soria, guía del Jardín Botánico de Guayaquil.
 
Este es uno de los peces más agresivos, exóticos y hermosos que puede existir en la Amazonía.
Todos los visitantes se llevan una grata experiencia al conocer un poco más de las maravillas que nos ofrece la naturaleza y que pueden ser encontradas solo en Guayaquil.
 
“Para los amantes de la botánica y de la fauna, creo que esta es una gran puerta de aprendizaje”, dijo Eduardo Gómez, visitante. 
 
Entre sus múltiples atractivos encontramos una exposición de cientos de mariposas provenientes de la amazonía ecuatoriana.
 
Con sus exóticas y coloridas alas se las puede ver de cerca en un lepidoptario creado precisamente para la conservación y propagación de varios tipos de especies. 
 
Es así como en 5 hectáreas el Jardín Botánico de Guayaquil  conlleva varios proyectos que tienen como principal finalidad la conservación de la naturaleza.
 

Ecuador fue declarado como el país de las orquídeas y vale destacar que este es uno de los principales motivos para que Guayaquil sea la sede de la Vigésima Segunda Conferencia Mundial de las Orquídeas en el año 2017. 

 

Un gran número de especies pueden ser apreciadas en nuestra ciudad, entre las que se destacan está la orquídea Encyclia Angustiloba, designada como la flor emblemática de la urbe, luego de ser propuesta por el investigador Arcadio Arosemena, comisionado de la Asociación Ecuatoriana de Orquideología.

 

“Es el país con el mayor número de especies registradas en el mundo. La Encyclia Angustiloba es una flor nativa y endémica de nuestra provincia y está en todos los cerros de Guayaquil. La encontramos en Cerro Colorado, Cerro Blanco, Cerro Azul, en todas partes”, comentó Arosemena. 

 

Se puede conocer un poco más de su historia, visitando el Jardín Botánico de Guayaquil, donde se pueden apreciar otros tipos de orquídeas, plantas, árboles y flores.

 

Otra razón por la que se recibe un gran número de visitas es el espacio dedicado a la fauna amazónica 

“Tenemos monos, papagayos, loros, pero lo que más llama la atención es la anguila eléctrica y las pirañas. Mucha de la fama que se les da es exagerada. La especie de pirañas que tenemos es la nattereri que llama mucho la atención por el brillo de su cuerpo que parece escharcha”, dijo Mónica Soria, guía del Jardín Botánico de Guayaquil.

 

Este es uno de los peces más agresivos, exóticos y hermosos que puede existir en la Amazonía.

Todos los visitantes se llevan una grata experiencia al conocer un poco más de las maravillas que nos ofrece la naturaleza y que pueden ser encontradas solo en Guayaquil.

 

“Para los amantes de la botánica y de la fauna, creo que esta es una gran puerta de aprendizaje”, dijo Eduardo Gómez, visitante. 

 

Entre sus múltiples atractivos encontramos una exposición de cientos de mariposas provenientes de la amazonía ecuatoriana.

 

Con sus exóticas y coloridas alas se las puede ver de cerca en un lepidoptario creado precisamente para la conservación y propagación de varios tipos de especies. 

 

Es así como en 5 hectáreas el Jardín Botánico de Guayaquil  conlleva varios proyectos que tienen como principal finalidad la conservación de la naturaleza.

 

Revisa aquí más información del Jardín Botánico de Guayaquil 

 

SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES

* campos requeridos
Frecuencia Correos *