Descubre en la calle el arte de Guayaquil en sus murales y vitrales

Redacción

mguaman

|

Martes 12 de Mayo de 2015 - 11:13
compártelo
  • Recorrer el paisaje de sus calles nos invita a reconocer su arte, el mismo que está plasmado en murales y vitrales.
Recorrer el paisaje de sus calles nos invita a reconocer su arte, el mismo que está plasmado en murales y vitrales.
Guayaquil es una ciudad rica en cultura y tradiciones que con el paso de los años ha ido fortaleciendo sus raíces para que el mundo las conozca. Es por eso que recorrer el paisaje de sus calles nos invita a reconocer su arte, el mismo que está plasmado en murales y vitrales que podemos admirar por toda la ciudad.
 
En total existen 33 murales y 39 vitrales, todos resaltan y rescatan la multiculturalidad de los habitantes. Algunos nos cuentan historias, otros nos enseñan sueños, pero todos plasman la realidad de una ciudad luchadora y digna de admirar por todos los que se sienten orgullosos de ser guayaquileños.
 
Este un recorrido por algunos de los vitrales y murales de Guayaquil.
 
 
Mural Arte Abstracto
 
 
 
El arte en el paso elevado, cuya temática se denomina “Abstracto”, trabajado desde el 11 de enero de 2007, se distingue por sus cinco pilas vestidas de luz, de formas geométricas  modernas. Para su elaboración se usó cerámica cortada a mano y espejos. 
 
 
 
Mural Composiciones Guayaquileñas
 
 
 
 
 La obra, una de las ganadoras del tercer concurso de Murales del  Municipio de Guayaquil, simboliza la cultura costeña manifestada en sus casas de caña, en la que se conjugan varios elementos que muestran los personajes, la fauna, las costumbres y el folclor campesino alrededor de esta vivienda.
En el mural se distinguen elementos típicos costeños como el hombre que descansa en una hamaca, animales como los cangrejos y las iguanas y productos agrícolas como el banano, las palmeras, entre otros.
 
El mural hecho por la hija del afamado pintor Theo Constante, comenzó  a ser trabajado el 10 de Mayo del 2002, utilizó cerámica de fabricación nacional con acabado artístico- artesanal. La técnica que se utilizó fue la denominada alicatada.
 
 
Mural Guayaquil Signos Urbanos
 
 
 
El mural representa lo humano de las grandes concentraciones urbanas, en la vitalidad de las ciudades contemporáneas, en el cálido rostro de los puertos, en lo cotidiano, en la casa grande que habitamos y en los fragmentos de esa memoria colectiva urbana que llevamos en la piel.
 
En su construcción se utilizó losetas de arcilla de fabricación artesana, caladas en alto y bajo relieve para posteriormente ser pintadas.
 
El mural fue adjudicado al ser uno de los ganadores del tercer concurso que se realizó el 10 de Mayo del 2002. 
 
 
Vitral Guayaquil por la Patria
 
 
 
 
En el vitral en una leyenda escrita sobre el vidrio se cuenta el proceso libertario en el que Guayaquil fue ejemplo para otras ciudades en sus afanes libertarios, narrando entre otras cosas como la Junta de Gobierno precursora de Olmedo; la actuación de Febres Cordero y Urdaneta en la campaña libertadora; el convenio firmado el 15 de Mayo de 1821 con Antonio José de Sucre en que sin renunciar a la autonomía, para que éste intente la liberación de Quito. 
 
 
Vitral Aurora Gloriosa
 
 
 
El vitral hace alusión a la gesta libertaria del 9 de octubre de 1820 que dio a la independencia a Guayaquil y que se convirtió en ejemplo para el resto del país en su afán de liberarse del yugo español.
 
En el mosaico de imágenes se puede apreciar una antigua edificación que refleja la arquitectura del Guayaquil de esos tiempos, a un patriota con un pergamino en una mano (que simboliza el acta de independencia) y saludando con la otra, como símbolo de bienvenida a la libertad conseguida, el personaje está rodeado de varios patriarcas ilustres que participaron en la gesta; y ciudadanos aplaudiendo, como una forma de manifestar su beneplácito por el logro conseguido.
 
 
Vitral Guayaquil conquista el cielo
 
 
El vitral “Guayaquil conquista el cielo”, que se ubica en el año de  1873, cuenta la historia de la aviación a través de un  fragmento de la prosa de Edgar Cevallos, que dice: "La gente curiosa colmó San Francisco, las plazas, las calles, todos los lugares. Guayaquil miraba cómo se inflamaba y ascendía al aire el globo de un circo".
 
La muestra, describe un universo repleto de aves de plumas de colores, la Plaza de San Francisco, el viejo hipódromo Jockey Club, un circo flotante con trapecistas y el monoplano del guayaquileño Cosme Renella. Otro poema relata también los inicios de la aviación, a partir del 8 de junio de 1903. 
 
 
 
 
 
 

Guayaquil es una ciudad rica en cultura y tradiciones que con el paso de los años ha ido fortaleciendo sus raíces para que el mundo las conozca. Es por eso que recorrer el paisaje de sus calles nos invita a reconocer su arte, el mismo que está plasmado en murales y vitrales que podemos admirar por toda la ciudad.

 

En total existen 33 murales y 39 vitrales, todos resaltan y rescatan la multiculturalidad de los habitantes. Algunos nos cuentan historias, otros nos enseñan sueños, pero todos plasman la realidad de una ciudad luchadora y digna de admirar por todos los que se sienten orgullosos de ser guayaquileños.

 

Este un recorrido por algunos de los vitrales y murales de Guayaquil.

 

 

Mural Arte Abstracto

 

 

 

El arte en el paso elevado, cuya temática se denomina “Abstracto”, trabajado desde el 11 de enero de 2007, se distingue por sus cinco pilas vestidas de luz, de formas geométricas  modernas. Para su elaboración se usó cerámica cortada a mano y espejos. 

 

 

 

Mural Composiciones Guayaquileñas

 

 

 

 

 La obra, una de las ganadoras del tercer concurso de Murales del  Municipio de Guayaquil, simboliza la cultura costeña manifestada en sus casas de caña, en la que se conjugan varios elementos que muestran los personajes, la fauna, las costumbres y el folclor campesino alrededor de esta vivienda.

En el mural se distinguen elementos típicos costeños como el hombre que descansa en una hamaca, animales como los cangrejos y las iguanas y productos agrícolas como el banano, las palmeras, entre otros.

 

El mural hecho por la hija del afamado pintor Theo Constante, comenzó  a ser trabajado el 10 de Mayo del 2002, utilizó cerámica de fabricación nacional con acabado artístico- artesanal. La técnica que se utilizó fue la denominada alicatada.

 

 

Mural Guayaquil Signos Urbanos

 

 

 

El mural representa lo humano de las grandes concentraciones urbanas, en la vitalidad de las ciudades contemporáneas, en el cálido rostro de los puertos, en lo cotidiano, en la casa grande que habitamos y en los fragmentos de esa memoria colectiva urbana que llevamos en la piel.

 

En su construcción se utilizó losetas de arcilla de fabricación artesana, caladas en alto y bajo relieve para posteriormente ser pintadas.

 

El mural fue adjudicado al ser uno de los ganadores del tercer concurso que se realizó el 10 de Mayo del 2002. 

 

 

Vitral Guayaquil por la Patria

 

 

 

 

En el vitral en una leyenda escrita sobre el vidrio se cuenta el proceso libertario en el que Guayaquil fue ejemplo para otras ciudades en sus afanes libertarios, narrando entre otras cosas como la Junta de Gobierno precursora de Olmedo; la actuación de Febres Cordero y Urdaneta en la campaña libertadora; el convenio firmado el 15 de Mayo de 1821 con Antonio José de Sucre en que sin renunciar a la autonomía, para que éste intente la liberación de Quito. 

 

 

Vitral Aurora Gloriosa

 

 

 

El vitral hace alusión a la gesta libertaria del 9 de octubre de 1820 que dio a la independencia a Guayaquil y que se convirtió en ejemplo para el resto del país en su afán de liberarse del yugo español.

 

En el mosaico de imágenes se puede apreciar una antigua edificación que refleja la arquitectura del Guayaquil de esos tiempos, a un patriota con un pergamino en una mano (que simboliza el acta de independencia) y saludando con la otra, como símbolo de bienvenida a la libertad conseguida, el personaje está rodeado de varios patriarcas ilustres que participaron en la gesta; y ciudadanos aplaudiendo, como una forma de manifestar su beneplácito por el logro conseguido.

 

 

Vitral Guayaquil conquista el cielo

 

 

El vitral “Guayaquil conquista el cielo”, que se ubica en el año de  1873, cuenta la historia de la aviación a través de un  fragmento de la prosa de Edgar Cevallos, que dice: "La gente curiosa colmó San Francisco, las plazas, las calles, todos los lugares. Guayaquil miraba cómo se inflamaba y ascendía al aire el globo de un circo".

 

La muestra, describe un universo repleto de aves de plumas de colores, la Plaza de San Francisco, el viejo hipódromo Jockey Club, un circo flotante con trapecistas y el monoplano del guayaquileño Cosme Renella. Otro poema relata también los inicios de la aviación, a partir del 8 de junio de 1903. 

 

 

 

 

Revisa aquí más Murales y Vitrales de Guayaquil 

 

 

 

SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES

* campos requeridos
Frecuencia Correos *