Inicio ·Entretenimiento · Artículo

Claudia Camposano habla de sus romances, su parálisis y su gran amor

Redacción

gpinasco

|

Jueves 02 de Abril de 2015 - 12:18
compártelo
  • La actriz guayaquileña habló de cómo se enamoró de su actual esposo Felipe Botti, quien aún siente celos cuando le toca besar a alguien en pantalla.
La actriz guayaquileña habló de cómo se enamoró de su actual esposo Felipe Botti, quien aún siente celos cuando le toca besar a alguien en pantalla. La actriz guayaquileña habló de cómo se enamoró de su actual esposo Felipe Botti, quien aún siente celos cuando le toca besar a alguien en pantalla.
Hoy en el segmento dirigido por Erika Vélez, conocimos el “Lado Oscuro” de Claudia Camposano, la guapísima y talentosa actriz de Ecuavisa, conocida por sus papales en “Rosita la Taxista”, “Así Pasa”, “La Panadería”, entre otros. Ella resaltó que empezó su carrera a los 16, a los 20 se casó por primera vez y antes de su segundo matrimonio era muy “enamoradiza”. 
 
Una de las primeras revelaciones fue sobre su forma de ser, esa dulce guayaquileña es en realidad un libro abierto: “Soy una persona a la que se le nota cuando está enojada, cuando está alegre, cuando está triste, soy muy abierta pero malgeniada. Me molesta la injusticia y la mentira, eso es lo que más me molesta. La mentira más grande de mi vida fue cuando en algún momento yo estaba muy enamorada y me dijeron que también sentían lo mismo, pero lo pesqué en la mentira”. 
 
Pero ahora seguramente la veremos más feliz que enojada todos los días, todo gracias a la constante luna de miel que vive con su esposo, Felipe Botti, con quien lleva 10 meses y cuya relación empezó hace dos años. 
 
 
Y como todo tiene un principio, ella cuenta cómo fue el de su historia amor actual: “El ha estado siempre atrás mío y yo no le paraba bola, yo lo veía a Felipe como el amigo buena gente. Eso cambia cuando él decide robarme un beso. Estábamos en la fiesta de “Así Pasa”, la culminación de la primera temporada, yo le dije 'Felipe vente para acá', y él llegó, saludó a la negra que estaba al lado mío y luego me besó a mí. Me dice él que eran dos cosas, o yo le daba una cachetada o me quedaba fría, y pasó la dos 'polito'”. 
 
¿El problema? Ninguno dice Claudia, pues aunque a su esposo le cuesta un poco de trabajo aceptar ciertos gajes de su oficio como actriz, ambos se ayudan para salir adelante en su relación: “Le enoja cuando tengo que besar a alguien. Se puso muy bravo cuando tuve que besar a Efraín, en el personaje de Eduardo. Se puso muy bravo, pero yo me puse más brava. Yo le dije, si a él no le gustaba este tipo de situaciones, se hubiera enamorado de otra señorita que se dedicara a otra cosa”.
 
 
Claudia empezó a los 17 años con el personaje de Carmelita en "Amores en el Mercado" junto a Richard Barker y Tabata Galvez. “Yo era una niña, entré porque no había tantas restricciones para los menores para trabajar, yo recuerdo que salía del colegio y me iba a trabajar. Mis padres me dijeron 'haz lo que tengas que hacer, pero si lo vas a hacer, hazlo bien'”, comenta. 
 
También habló de su primer matrimonio a los 20 años, fruto del cual nació su hija Nataly, de 12 años: “Me enamoré, creo que empezamos nuestro matrimonio muy jóvenes, no se dio más y hasta aquí llegamos”. La decisión del divorcio fue tomada entre los dos, en aquella época ella trabajaba en el programa “Improvisa” de Ecuavisa, para el cual asegura, necesitaba “mucha concentración”. 
 
Sobre sus amores pasados, Claudia comenta que era muy “enamoradiza” y que tuvo una corta relación con Jonathan Estrada antes de que este se enamore de María Fernanda Ríos. “Fue bonito mientras duró, él es libre, es un ave, él necesita volar y creo que disfruta mucho estar solo”. 
 
 
Actriz, madre, esposa y también política por un tiempo, ella intentó entrar entre los ediles de la Asamblea para defender lo que cree y ayudar a su país: “Cuando yo ingreso a la política, me encuentro desubicada totalmente de esto... Quería hacer algo diferente, sentí que por medio de la política podría cambiar ciertas cosas de mi país, pero me di cuenta que no se puede. Quería defender desde mi punto de vista y desde mis zapatos y de lo que me ha tocado vivir, ser la representación de todas esas mujeres que hay en el Ecuador, pero nos dijeron payasitos, nos pusieron la campaña de Don Burro, en fin, un poco de cosas. Aprovecharon esa fama para ellos tener más fama”. 
 
Siempre con un buen sentido del humor, Claudia no dejó pasar la oportunidad de hacer una broma sobre la parálisis facial que sufrió antes de comenzar a grabar su primera telenovela como protagonista, “Rosita, la Taxista”: “no te imaginas el momento en el que me lo dijeron, ¡me dio una parálisis facial!”
 
Entre los próximos proyectos, Claudia busca tener un bebé junto a su pareja: “cuando Diosito me lo envíe, yo estoy esperando” y otras cosas más: “Quiero ser presentadora, me encantaría, de un programa de variedades. Quiero hacer coaching, quiero dar charlas, formar líderes”.  
 
A pesar de todo, Claudia está entregada a la televisión y ya confirmó que no la dejaría, al menos, no por ahora. 
 

Hoy en el segmento dirigido por Erika Vélez, conocimos el “Lado Oscuro” de Claudia Camposano, la guapísima y talentosa actriz de Ecuavisa, conocida por sus papales en “Rosita la Taxista”, “Así Pasa”, “La Panadería”, entre otros. Ella resaltó que empezó su carrera a los 16, a los 20 se casó por primera vez y antes de su segundo matrimonio era muy “enamoradiza”. 

 

Una de las primeras revelaciones fue sobre su forma de ser, esa dulce guayaquileña es en realidad un libro abierto: “Soy una persona a la que se le nota cuando está enojada, cuando está alegre, cuando está triste, soy muy abierta pero malgeniada. Me molesta la injusticia y la mentira, eso es lo que más me molesta. La mentira más grande de mi vida fue cuando en algún momento yo estaba muy enamorada y me dijeron que también sentían lo mismo, pero lo pesqué en la mentira”. 

 

Pero ahora seguramente la veremos más feliz que enojada todos los días, todo gracias a la constante luna de miel que vive con su esposo, Felipe Botti, con quien lleva 10 meses y cuya relación empezó hace dos años. 

 

Lea: CLAUDIA CAMPOSANO Y FELIPE BOTTI VIVEN UNA MARAVILLOSA LUNA DE MIEL

 

Y como todo tiene un principio, ella cuenta cómo fue el de su historia amor actual: “El ha estado siempre atrás mío y yo no le paraba bola, yo lo veía a Felipe como el amigo buena gente. Eso cambia cuando él decide robarme un beso. Estábamos en la fiesta de “Así Pasa”, la culminación de la primera temporada, yo le dije 'Felipe vente para acá', y él llegó, saludó a la negra que estaba al lado mío y luego me besó a mí. Me dice él que eran dos cosas, o yo le daba una cachetada o me quedaba fría, y pasó la dos 'polito'”. 

 

¿El problema? Ninguno dice Claudia, pues aunque a su esposo le cuesta un poco de trabajo aceptar ciertos gajes de su oficio como actriz, ambos se ayudan para salir adelante en su relación: “Le enoja cuando tengo que besar a alguien. Se puso muy bravo cuando tuve que besar a Efraín, en el personaje de Eduardo. Se puso muy bravo, pero yo me puse más brava. Yo le dije, si a él no le gustaba este tipo de situaciones, se hubiera enamorado de otra señorita que se dedicara a otra cosa”.

 

Vea: FAMOSOS CELEBRARON JUNTO A CLAUDIA CAMPOSANO SU MÁGICO DÍA

 

Claudia empezó a los 17 años con el personaje de Carmelita en "Amores en el Mercado" junto a Richard Barker y Tabata Galvez. “Yo era una niña, entré porque no había tantas restricciones para los menores para trabajar, yo recuerdo que salía del colegio y me iba a trabajar. Mis padres me dijeron 'haz lo que tengas que hacer, pero si lo vas a hacer, hazlo bien'”, comenta. 

 

También habló de su primer matrimonio a los 20 años, fruto del cual nació su hija Nataly, de 12 años: “Me enamoré, creo que empezamos nuestro matrimonio muy jóvenes, no se dio más y hasta aquí llegamos”. La decisión del divorcio fue tomada entre los dos, en aquella época ella trabajaba en el programa “Improvisa” de Ecuavisa, para el cual asegura, necesitaba “mucha concentración”. 

 

Sobre sus amores pasados, Claudia comenta que era muy “enamoradiza” y que tuvo una corta relación con Jonathan Estrada antes de que este se enamore de María Fernanda Ríos. “Fue bonito mientras duró, él es libre, es un ave, él necesita volar y creo que disfruta mucho estar solo”. 

 

Lea: JONATHAN ESTRADA HABLÓ DE SU RELACIÓN CON MAFER RÍOS Y CLAUDIA CAMPOSANO

 

Actriz, madre, esposa y también política por un tiempo, ella intentó entrar entre los ediles de la Asamblea para defender lo que cree y ayudar a su país: “Cuando yo ingreso a la política, me encuentro desubicada totalmente de esto... Quería hacer algo diferente, sentí que por medio de la política podría cambiar ciertas cosas de mi país, pero me di cuenta que no se puede. Quería defender desde mi punto de vista y desde mis zapatos y de lo que me ha tocado vivir, ser la representación de todas esas mujeres que hay en el Ecuador, pero nos dijeron payasitos, nos pusieron la campaña de Don Burro, en fin, un poco de cosas. Aprovecharon esa fama para ellos tener más fama”. 

 

Siempre con un buen sentido del humor, Claudia no dejó pasar la oportunidad de hacer una broma sobre la parálisis facial que sufrió antes de comenzar a grabar su primera telenovela como protagonista, “Rosita, la Taxista”: “no te imaginas el momento en el que me lo dijeron, ¡me dio una parálisis facial!”

 

Entre los próximos proyectos, Claudia busca tener un bebé junto a su pareja: “cuando Diosito me lo envíe, yo estoy esperando” y otras cosas más: “Quiero ser presentadora, me encantaría, de un programa de variedades. Quiero hacer coaching, quiero dar charlas, formar líderes”.  

 

A pesar de todo, Claudia está entregada a la televisión y ya confirmó que no la dejaría, al menos, no por ahora. 

 

 

SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES

* campos requeridos
Frecuencia Correos *
Le recomendamos