Inicio ·Entretenimiento · Artículo

Un gato es el nuevo director de comunicaciones de una empresa

Redacción

jesuarez

|

Jueves 11 de Junio de 2015 - 16:57
compártelo
  • Según CNN, la compañía que contrató al gato declaró que percibirá 2.400 euros anuales. Foto Web.
Según CNN, la compañía que contrató al gato declaró que percibirá 2.400 euros anuales. Foto Web.
Un gato llamado Boss superó un duro proceso de selección para llegar a ser el director de comunicaciones de una importante empresa rumana.
 
El proceso de selección sólo admitía a gatos con los mejores currículums. 
 
Auténticas eminencias en sus respectivos campos, concursaron para optar a un puesto de máxima responsabilidad en una empresa de Bucarest.
 
El codiciado puesto, al que aplicaron más de 700 candidatos, es el de director de comunicaciones de la citada compañía, al que sólo concurrieron felinos. 
 
El elegido, después de varias horas de entrevistas fue Boss, un joven gato de nueve meses (unos 12 años de humano), que logró hacerse con el sillón.
 
Ahora, Boss disfruta de un puesto en el que se siente valorado, viste un traje de ejecutivo y cierra operaciones beneficiosas para su empresa firmando con su pata. 
 
Aunque el gato no ha querido comentar nada acerca de su salario, la compañía declaró que percibirá 2.400 euros anuales, según publica CNN. 
 
Boss ya tiene despacho y mesa propia, aunque su verdadera vocación es pasarse el día dentro de una caja de documentos que le parece muy cómoda.
 

Un gato llamado Boss superó un duro proceso de selección para llegar a ser el director de comunicaciones de una importante empresa rumana.

 

El proceso de selección sólo admitía a gatos con los mejores currículums. 

 

Auténticas eminencias en sus respectivos campos, concursaron para optar a un puesto de máxima responsabilidad en una empresa de Bucarest.

 

El codiciado puesto, al que aplicaron más de 700 candidatos, es el de director de comunicaciones de la citada compañía, al que sólo concurrieron felinos. 

 

El elegido, después de varias horas de entrevistas fue Boss, un joven gato de nueve meses (unos 12 años de humano), que logró hacerse con el sillón.

 

Ahora, Boss disfruta de un puesto en el que se siente valorado, viste un traje de ejecutivo y cierra operaciones beneficiosas para su empresa firmando con su pata. 

 

Aunque el gato no ha querido comentar nada acerca de su salario, la compañía declaró que percibirá 2.400 euros anuales, según publica CNN. 

 

Boss ya tiene despacho y mesa propia, aunque su verdadera vocación es pasarse el día dentro de una caja de documentos que le parece muy cómoda.

 

 

SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES

* campos requeridos
Frecuencia Correos *
Le recomendamos