Inicio ·Entretenimiento · Artículo

Resuelto el misterio de los agujeros de algunos quesos

Redacción

tmenendez

|

Jueves 28 de Mayo de 2015 - 14:46
compártelo
Después de casi un siglo de estudios e investigaciones, el misterio de los agujeros de ciertos quesos suizos, principalmente el Emmental y el Appenzell, fue descifrado, anunció Agroscope, el Instituto de ciencias en productos alimenticios, de Berna. 
 
Los investigadores de Agroscope y del Empa (Laboratorio federal de ensayos de materiales y de investigación), descubrieron que los agujeros son provocados por pequeñas partículas de heno, que caen en la leche durante el proceso de ordeño de las vacas. 
 
Estas partículas desprenden gas durante la fermentación y así es como forman los agujeros en el queso, explicó el instituto en un comunicado.  
 
 
 
 
Los investigadores hicieron este descubrimiento mientras constataban que los agujeros tendían a desaparecer cuando la leche había sido extraída con técnicas más modernas. 
 
"Es la desaparición del recipiente tradicional", ubicado bajo la ubre de la vaca, y reemplazado por técnicas más modernas y más higiénicas, lo que produce la desaparición de los agujeros, precisó a la AFP un portavoz de Agroscope. 
 
"Es un descubrimiento que se hizo por accidente, como todos los grandes descubrimientos", concluyó el portavoz de Agroscope.  
 
Gracias a este hallazgo, desde ahora el quesero sabe que jugando con las dosis de estas micro partículas de heno, es posible controlar el número de agujeros del queso.
 
Fuente: AFP

Después de casi un siglo de estudios e investigaciones, el misterio de los agujeros de ciertos quesos suizos, principalmente el Emmental y el Appenzell, fue descifrado, anunció Agroscope, el Instituto de ciencias en productos alimenticios, de Berna. 

 

Los investigadores de Agroscope y del Empa (Laboratorio federal de ensayos de materiales y de investigación), descubrieron que los agujeros son provocados por pequeñas partículas de heno, que caen en la leche durante el proceso de ordeño de las vacas. 

 

Estas partículas desprenden gas durante la fermentación y así es como forman los agujeros en el queso, explicó el instituto en un comunicado.  

 

 

El ADN de las vacas revela si su leche es mejor para beber o para hacer queso

 

 

Los investigadores hicieron este descubrimiento mientras constataban que los agujeros tendían a desaparecer cuando la leche había sido extraída con técnicas más modernas. 

 

"Es la desaparición del recipiente tradicional", ubicado bajo la ubre de la vaca, y reemplazado por técnicas más modernas y más higiénicas, lo que produce la desaparición de los agujeros, precisó a la AFP un portavoz de Agroscope. 

 

"Es un descubrimiento que se hizo por accidente, como todos los grandes descubrimientos", concluyó el portavoz de Agroscope.  

 

Gracias a este hallazgo, desde ahora el quesero sabe que jugando con las dosis de estas micro partículas de heno, es posible controlar el número de agujeros del queso.

 

 

SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES

* campos requeridos
Frecuencia Correos *
Le recomendamos