Inicio ·Entretenimiento · Artículo

El misterio de la atracción masculina por los pechos grandes

Redacción

jesuarez

|

Martes 26 de Mayo de 2015 - 19:02
compártelo
  • Autores señalaron que el interés se debe a la oxitocina, una hormona liberada en la lactancia. Fotos: Web.
Autores señalaron que el interés se debe a la oxitocina, una hormona liberada en la lactancia. Fotos: Web.
Varios expertos consideran que los varones están programados desde la lactancia para tener esta "obsesión" por los pechos femeninos. 
 
Sin embargo, lo que no ha logrado desvelar la ciencia es por qué los hombres prefieren los senos de las mujeres grandes. Las explicaciones han sido múltiples y, entre ellas, destaca la corriente evolutiva.
 
Es decir, se ha asociado el tamaño a algo beneficioso. Sin embargo, sigue siendo un gran misterio.
 
¿Por qué atraen a los hombres los pechos? 
 
Esta curiosa pregunta fue respondida hace algunos meses por los neurocientíficos Larry Young y Brain Alexander quienes, en su último libro, señalaron que todo se debe a la oxitocina, una hormona liberada en la lactancia.
 
Tal y como explica la versión digital del "Medical Daily", esta sustancia provoca gran placer en el pequeño y motiva la unión, en primer lugar con su madre, y en segundo término, con sus pechos (de donde obtiene el alimento). Esta obsesión, por lo tanto, se mantendría durante la edad adulta y vendría "integrada" en el ser humano.
 
Con todo, también existen una serie de teorías que determinan que los hombres adquirieron esta obsesión de forma evolutiva y con el paso de los siglos.
 
Concretamente, una de ellas afirma que, cuando el ser humano comenzó a caminar erguido, el centro de atención en las mujeres era el pecho, lo que provocó su interés por parte de los varones.
 
Esta idea no convence demasiado a neurocientíficos como Young, quien restringe el fenómeno al cerebro.
 
Existen algunas teorías como la que afirma que los pechos grandes adquirieron importancia de forma evolutiva. Al parecer, siglos atrás los hombres habrían escogido a sus esposas en base al tamaño de sus senos, pues eso denotaba que estaban bien alimentadas y podían amamantar a sus futuros hijos sin dificultades.
 
En concreto, los varones de clase baja serían los que habrían preferido a este tipo de mujeres. Es decir, las más adineradas.
 
 
Inteligencia, ¡la clave de todo!
 
Neurólogos, sociólogos. Son decenas los expertos que han subrayado la importancia que los hombres dan a los pechos.
 
No obstante, el biólogo David Bainbridge de la Universidad de Cambridge, acaba de publicar un estudio en el que afirma que lo que buscan los varones en una mujer es la inteligencia. Y es que, de esta forma creen que "serán más propensas a ser unas madres responsables", según afirma Bainbridge.
 
Por otro lado, el estudio señaló que los hombres no tienden a fijarse tanto en los senos de las mujeres cuando son excesivamente grandes. "El tamaño del pecho no importa, los senos grandes tienden a ser asimétricos y los hombres se sienten más atraídos por la simetría. Lo que los hombres buscan es la inteligencia. Las encuestas lo demuestran", destacó el experto. 
 
 

Varios expertos consideran que los varones están programados desde la lactancia para tener esta "obsesión" por los pechos femeninos. 

 

Sin embargo, lo que no ha logrado desvelar la ciencia es por qué los hombres prefieren los senos de las mujeres grandes. Las explicaciones han sido múltiples y, entre ellas, destaca la corriente evolutiva.

 

Es decir, se ha asociado el tamaño a algo beneficioso. Sin embargo, sigue siendo un gran misterio.

 

¿Por qué atraen a los hombres los pechos? 

 

Esta curiosa pregunta fue respondida hace algunos meses por los neurocientíficos Larry Young y Brain Alexander quienes, en su último libro, señalaron que todo se debe a la oxitocina, una hormona liberada en la lactancia.

 

Tal y como explica la versión digital del "Medical Daily", esta sustancia provoca gran placer en el pequeño y motiva la unión, en primer lugar con su madre, y en segundo término, con sus pechos (de donde obtiene el alimento). Esta obsesión, por lo tanto, se mantendría durante la edad adulta y vendría "integrada" en el ser humano.

 

Con todo, también existen una serie de teorías que determinan que los hombres adquirieron esta obsesión de forma evolutiva y con el paso de los siglos.

 

Concretamente, una de ellas afirma que, cuando el ser humano comenzó a caminar erguido, el centro de atención en las mujeres era el pecho, lo que provocó su interés por parte de los varones.

 

Esta idea no convence demasiado a neurocientíficos como Young, quien restringe el fenómeno al cerebro.

 

Existen algunas teorías como la que afirma que los pechos grandes adquirieron importancia de forma evolutiva. Al parecer, siglos atrás los hombres habrían escogido a sus esposas en base al tamaño de sus senos, pues eso denotaba que estaban bien alimentadas y podían amamantar a sus futuros hijos sin dificultades.

 

En concreto, los varones de clase baja serían los que habrían preferido a este tipo de mujeres. Es decir, las más adineradas.

 

 

Inteligencia, ¡la clave de todo!

 

Neurólogos, sociólogos. Son decenas los expertos que han subrayado la importancia que los hombres dan a los pechos.

 

No obstante, el biólogo David Bainbridge de la Universidad de Cambridge, acaba de publicar un estudio en el que afirma que lo que buscan los varones en una mujer es la inteligencia. Y es que, de esta forma creen que "serán más propensas a ser unas madres responsables", según afirma Bainbridge.

 

Por otro lado, el estudio señaló que los hombres no tienden a fijarse tanto en los senos de las mujeres cuando son excesivamente grandes. "El tamaño del pecho no importa, los senos grandes tienden a ser asimétricos y los hombres se sienten más atraídos por la simetría. Lo que los hombres buscan es la inteligencia. Las encuestas lo demuestran", destacó el experto. 

 

 

 

SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES

* campos requeridos
Frecuencia Correos *