Inicio ·Entretenimiento · Artículo

El polémico magnate que pasea a su esposa con una correa

Redacción

gpinasco

|

Martes 19 de Mayo de 2015 - 12:19
compártelo
  • Travers Beynon asegura ser un hombre de familia, aunque en su mansión realiza extravagantes fiestas con mujeres.
Travers Beynon asegura ser un hombre de familia, aunque en su mansión realiza extravagantes fiestas con mujeres.
Travers Beynon ha sido catalogado como el Hugh Hefner australiano, pero él prefiere que lo llamen “Candyman” (hombre de caramelo). La vida escandalosa de este millonario puede ser envidiada por muchos, debido a sus desenfrenadas fiestas que organiza con licor, animales salvajes y bellas mujeres en su mansión de Queensland
 
Beynon, exjugador de fútbol, es el “magnate” del tabaco en Australia, al frente de la corporación Freechoice, lo que le ha valido hacerse de una importante fortuna y con ello solventa su extravagante estilo de vida y su idea más ambiciosa: emular las fiestas al mismo estilo que en la mansión Playboy.
 
Candyman: Travers Beynon y las fiestas salvajes dentro de mansión
 
Y como no podía ser de otra manera, este concepto de mansión se llama ‘Candyshop Mansion’. “El concepto fue ideado hace casi dos décadas(…) Pero mi visión siempre fue desarrollar y crear un acontecimiento de la fiesta más entretenida. Algo parecido a un Disneyland, que los adultos puedan disfrutar junto con una histeria similar a Willy Wonka y la fábrica de chocolate para los niños”, dijo.
 
Alguno de los que asistieron a las fiestas en esta mansión han dicho que hay máquinas humos, láser en las paredes, strippers, muchas mujeres y hasta enanos caminando en trajes romanos.
 
 
Beynon se vanagloria de su modo de vida en su perfil de Instagram, que bordea los 72.000 seguidores. Allí publica las fotos de sus fiestas salvajes, en las que se divierte "jugando" con las decenas modelos que contrata por tiempo indeterminado.
 
Candyman: Travers Beynon y las fiestas salvajes dentro de mansión
 
Lo curioso del caso es que Beynon es un hombre casado. Taesha Appleby, la esposa, no sólo acepta su comportamiento, sino que participa con entusiasmo de sus actividades. El caso más extremo fue una foto en la que "Candyman" la lleva a ella y a una modelo con una correa, mientras ellas gatean como si fueran animales.
 
La pareja tiene dos hijos. Esta semana, los padres de Taesha concedieron una entrevista en la que contaron que su yerno no los deja ver a su nietos. Además, manifestaron su preocupación por el ambiente en el que están creciendo y por lo que pueda estar pasando por la cabeza de su hija, que acepta semejante aberración como si nada.
 

Travers Beynon ha sido catalogado como el Hugh Hefner australiano, pero él prefiere que lo llamen “Candyman” (hombre de caramelo). La vida escandalosa de este millonario puede ser envidiada por muchos, debido a sus desenfrenadas fiestas que organiza con licor, animales salvajes y bellas mujeres en su mansión de Queensland

 

Beynon, exjugador de fútbol, es el “magnate” del tabaco en Australia, al frente de la corporación Freechoice, lo que le ha valido hacerse de una importante fortuna y con ello solventa su extravagante estilo de vida y su idea más ambiciosa: emular las fiestas al mismo estilo que en la mansión Playboy.

 

Candyman: Travers Beynon y las fiestas salvajes dentro de mansión

 

Y como no podía ser de otra manera, este concepto de mansión se llama ‘Candyshop Mansion’. “El concepto fue ideado hace casi dos décadas(…) Pero mi visión siempre fue desarrollar y crear un acontecimiento de la fiesta más entretenida. Algo parecido a un Disneyland, que los adultos puedan disfrutar junto con una histeria similar a Willy Wonka y la fábrica de chocolate para los niños”, dijo.

 

Alguno de los que asistieron a las fiestas en esta mansión han dicho que hay máquinas humos, láser en las paredes, strippers, muchas mujeres y hasta enanos caminando en trajes romanos.

 

Lea: LAS POLÉMICAS CARTAS DE AMOR DE HOMBRES QUE GOLPEAN A SUS PAREJAS

 

Beynon se vanagloria de su modo de vida en su perfil de Instagram, que bordea los 72.000 seguidores. Allí publica las fotos de sus fiestas salvajes, en las que se divierte "jugando" con las decenas modelos que contrata por tiempo indeterminado.

 

Candyman: Travers Beynon y las fiestas salvajes dentro de mansión

 

Lo curioso del caso es que Beynon es un hombre casado. Taesha Appleby, la esposa, no sólo acepta su comportamiento, sino que participa con entusiasmo de sus actividades. El caso más extremo fue una foto en la que "Candyman" la lleva a ella y a una modelo con una correa, mientras ellas gatean como si fueran animales.

 

La pareja tiene dos hijos. Esta semana, los padres de Taesha concedieron una entrevista en la que contaron que su yerno no los deja ver a su nietos. Además, manifestaron su preocupación por el ambiente en el que están creciendo y por lo que pueda estar pasando por la cabeza de su hija, que acepta semejante aberración como si nada.

 

 

SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES

* campos requeridos
Frecuencia Correos *
Le recomendamos