Inicio ·Entretenimiento · Artículo

Los concursos extremos y bizarros de la televisión japonesa

Redacción

mguaman

|

Sábado 16 de Mayo de 2015 - 16:20
compártelo
  • La concursante de la derecha peridó al tragarse la cucaracha, aunque la otra participante tampoco parece demasiado feliz.
La concursante de la derecha peridó al tragarse la cucaracha, aunque la otra participante tampoco parece demasiado feliz.
Los concursos modernos de la televisión japonesa han dejado de lado muchos límites que antes no se pasaban para hacer programas de entretenimiento. 
 
Los últimos formatos consisten en pruebas entre lo extremo y lo surrealista. En 'AKBingo', por ejemplo, espacio del que se hace eco el portal Fórmula TV, dos chicas soplan desde los dos extremos de un tubo transparente que contiene una cucaracha. La que pierde se traga el animal. En otro programa que causa furor, y que podría traducirse (en versión suave) como 'Canta hasta el orgasmo', la mayor dificultad de los concursantes es seguir dando la nota (no importa nada desafinar) mientras una bella señorita los masturba.
 
En otro concurso los participantes reciben golpes en los testítulos mientras recitan un trabalenguas. En otro deben beber picante mientras les ponen una cucharada de mostaza en la nariz. En uno similar tienen que correr después de ser rociados en el trasero con gas pimienta. Incluso hay uno titulado 'Batsu' (tortura) en el que quien se ría recibe diversos daños físicos. En todos los casos, la risa está casi garantizada.
 
Con información de laguiatv.abc.es

Los concursos modernos de la televisión japonesa han dejado de lado muchos límites que antes no se pasaban para hacer programas de entretenimiento. 

 

Los últimos formatos consisten en pruebas entre lo extremo y lo surrealista. En 'AKBingo', por ejemplo, espacio del que se hace eco el portal Fórmula TV, dos chicas soplan desde los dos extremos de un tubo transparente que contiene una cucaracha. La que pierde se traga el animal. En otro programa que causa furor, y que podría traducirse (en versión suave) como 'Canta hasta el orgasmo', la mayor dificultad de los concursantes es seguir dando la nota (no importa nada desafinar) mientras una bella señorita los masturba.

 

En otro concurso los participantes reciben golpes en los testítulos mientras recitan un trabalenguas. En otro deben beber picante mientras les ponen una cucharada de mostaza en la nariz. En uno similar tienen que correr después de ser rociados en el trasero con gas pimienta. Incluso hay uno titulado 'Batsu' (tortura) en el que quien se ría recibe diversos daños físicos. En todos los casos, la risa está casi garantizada.

 

Con información de laguiatv.abc.es

 

SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES

* campos requeridos
Frecuencia Correos *
Le recomendamos