Inicio ·Entretenimiento · Artículo

La excusa de una niña para no hacer educación física que se viralizó en la web

Redacción

gpinasco

|

Jueves 26 de Marzo de 2015 - 15:54
compártelo
  • Creía que hacía demasiado frío para hacer ejercicio, así que le pidió a su mamá una nota de justificación.
Creía que hacía demasiado frío para hacer ejercicio, así que le pidió a su mamá una nota de justificación.
¿Iría usted a su clase de educación física con un frío congelante afuera de casa? Olivia McEvoy decidió que no e ideó un plan: le pediría a su mamá un justificativo que la eximiera de la clase. ¿Qué podía salir mal? "Nada", seguramente pensó la niña de 11 años.
 
 
De esta manera, se acercó a Samantha, su mamá, y le pidió que escribiera la nota, en la que el argumento para no hacer ejercicio sería que Olivia tenía una "pierna mala". La niña se fue feliz al colegio e incluso le comentó a sus compañeros que no podría hacer educación física debido a su dolencia.
 
 
Entonces, la niña le entregó el justificativo a su profesor y éste la llamó a su oficina. "Hay cosas en la vida que no nos gustan, pero tenemos que hacerlas", le dijo. Olivia no entendió a qué se refería, hasta que leyó la nota que había escrito su madre:
 
"Estimado señor Whittle: Olivia me pidió que le escribiera una nota para educación física. Aquí está… Olivia está en perfecto estado y bien para participar en su clase de educación física de hoy. ¡Sólo sufre un caso severo de bone-idle-itus! (NDLR: algo así como flojeritis) Olivia se queja de que hace demasiado frío para participar. ¿Puedo sugerir un par de vueltas adicionales para que entre en calor? Por favor, devuelva la nota a Olivia después de que la lea. Saludos, la señora McEvoy".
 
Screen Shot 2015-03-24 at 3.12.51 PM
 
Y eso no era todo. Además, la madre de la niña se las había arreglado para hacer llegar a su hija su equipo de educación física. No había forma de que se librara de la clase.
 
"Cuando Wayne (su padre) la fue a buscar, su rostro era como el de un trueno. No le habló (…) Cuando llegó a la casa me dijo: 'Mamá no sé por qué piensas que es chistoso', lo que lo hizo más divertido aún", contó su mamá a la prensa británica.
 
"Desafortunadamente no tuvo que hacer las vueltas adicionales, pero ella realmente disfrutó y tuvo una buena clase de educación física. Aunque dejó de hablarme", agregó Samantha.
 
 
La mujer de 27 años reveló que ella y su marido decidieron escribir el "justificativo" luego de que Olivia les dijera más de una docena de veces que no quería hacer educación física. "Ya había intentado cualquier truco para librarse de la clase. Había dejado el equipo en casa, había llevado sólo una zapatilla, se quejaba de dolor de estómago, que su pie le dolía… Los profesores la conocían muy bien", explicó.
 
Así, cuando sus padres accedieron a escribir la nota, su rostro "se iluminó", como describió su madre. "Pensó que había ganado", dijo.
 
Samantha y Wayne publicaron el "justificativo" en Facebook para que algunos de sus amigos vieran lo que habían hecho. Sin embargo, y para sorpresa de ellos, la foto fue compartida por más de 3.000 personas, convirtiéndose en viral.
 
"No existe la posibilidad de que lo vuelva a hacer. Debe aprender que no puede escapar de las cosas que no le gusta hacer", concluyó su mamá.

¿Iría usted a su clase de educación física con un frío congelante afuera de casa? Olivia McEvoy decidió que no e ideó un plan: le pediría a su mamá un justificativo que la eximiera de la clase. ¿Qué podía salir mal? "Nada", seguramente pensó la niña de 11 años.

 

 

De esta manera, se acercó a Samantha, su mamá, y le pidió que escribiera la nota, en la que el argumento para no hacer ejercicio sería que Olivia tenía una "pierna mala". La niña se fue feliz al colegio e incluso le comentó a sus compañeros que no podría hacer educación física debido a su dolencia.

 

Lea: La carta de agradecimiento de una madre soltera hacia el hombre que la abandonó

 

Entonces, la niña le entregó el justificativo a su profesor y éste la llamó a su oficina. "Hay cosas en la vida que no nos gustan, pero tenemos que hacerlas", le dijo. Olivia no entendió a qué se refería, hasta que leyó la nota que había escrito su madre:

 

"Estimado señor Whittle: Olivia me pidió que le escribiera una nota para educación física. Aquí está… Olivia está en perfecto estado y bien para participar en su clase de educación física de hoy. ¡Sólo sufre un caso severo de bone-idle-itus! (NDLR: algo así como flojeritis) Olivia se queja de que hace demasiado frío para participar. ¿Puedo sugerir un par de vueltas adicionales para que entre en calor? Por favor, devuelva la nota a Olivia después de que la lea. Saludos, la señora McEvoy".

 

Screen Shot 2015-03-24 at 3.12.51 PM

 

Y eso no era todo. Además, la madre de la niña se las había arreglado para hacer llegar a su hija su equipo de educación física. No había forma de que se librara de la clase.

 

"Cuando Wayne (su padre) la fue a buscar, su rostro era como el de un trueno. No le habló (…) Cuando llegó a la casa me dijo: 'Mamá no sé por qué piensas que es chistoso', lo que lo hizo más divertido aún", contó su mamá a la prensa británica.

 

"Desafortunadamente no tuvo que hacer las vueltas adicionales, pero ella realmente disfrutó y tuvo una buena clase de educación física. Aunque dejó de hablarme", agregó Samantha.

 

Lea: Conmovedora carta a una mamá que trabaja, de una que se queda en casa

 

La mujer de 27 años reveló que ella y su marido decidieron escribir el "justificativo" luego de que Olivia les dijera más de una docena de veces que no quería hacer educación física. "Ya había intentado cualquier truco para librarse de la clase. Había dejado el equipo en casa, había llevado sólo una zapatilla, se quejaba de dolor de estómago, que su pie le dolía… Los profesores la conocían muy bien", explicó.

 

Así, cuando sus padres accedieron a escribir la nota, su rostro "se iluminó", como describió su madre. "Pensó que había ganado", dijo.

 

Samantha y Wayne publicaron el "justificativo" en Facebook para que algunos de sus amigos vieran lo que habían hecho. Sin embargo, y para sorpresa de ellos, la foto fue compartida por más de 3.000 personas, convirtiéndose en viral.

 

"No existe la posibilidad de que lo vuelva a hacer. Debe aprender que no puede escapar de las cosas que no le gusta hacer", concluyó su mamá.

 

SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES

* campos requeridos
Frecuencia Correos *