Inicio ·Entretenimiento · Artículo

Llegó la Anti Barbie a revolucionar los estereotipos

Redacción

jesuarez

|

Viernes 06 de Marzo de 2015 - 18:09
compártelo
  • EE.UU.- Tiene poco busto, caderas anchas y es de estatura media. Fotos : Web
EE.UU.- Tiene poco busto, caderas anchas y es de estatura media.  Fotos : Web
Nickolay Lamm, un artista digital de Estados Unidos, creó a “Lammily”, una muñeca con la que busca combatir los estereotipos de la industria y de la moda.
 
A diferencia de famosa muñeca de la marca Mattel, que es rubia, alta, delgada y de proporciones ficticias, “Lammily” está inspirada en mujeres de “carne y hueso”.
 
 
Tiene poco busto, caderas anchas y es de estatura media. Su cabello es oscuro, desaliñado y presenta “frizz”. Sin embargo, el toque especial de esta muñeca son las estrías. 
 
 
En los anuncios que promocionan a “Lammily”, se la expone acosada por carteles publicitarios que la inducen a ser degada para poder usar bikinis.
 
 
“En el mundo de la moda, Lammily se sentiría fuera de lugar. Lo más difícil en la vida es ser uno mismo", contó Lamm al Pittsburgh Post Gazette.
 
Según el artista, su meta no es llenarse de dinero. Sólo desea crear contenidos digitales asombrosos. 
 
 
Lamm creó la muñeca en 2014, gracias a un exitoso proyecto que se financió de forma colectiva. 
 
Además de la muñeca, se pueden comprar su ropa, stickers y los accesorios de la misma, como acné, cicatrices, estrías, entre otros habituales defectos físicos de las personas. 
 

Nickolay Lamm, un artista digital de Estados Unidos, creó a “Lammily”, una muñeca con la que busca combatir los estereotipos de la industria y de la moda.

 

A diferencia de famosa muñeca de la marca Mattel, que es rubia, alta, delgada y de proporciones ficticias, “Lammily” está inspirada en mujeres de “carne y hueso”.

 

 

Tiene poco busto, caderas anchas y es de estatura media. Su cabello es oscuro, desaliñado y presenta “frizz”. Sin embargo, el toque especial de esta muñeca son las estrías. 

 

 

En los anuncios que promocionan a “Lammily”, se la expone acosada por carteles publicitarios que la inducen a ser degada para poder usar bikinis.

 

 

“En el mundo de la moda, Lammily se sentiría fuera de lugar. Lo más difícil en la vida es ser uno mismo", contó Lamm al Pittsburgh Post Gazette.

 

Según el artista, su meta no es llenarse de dinero. Sólo desea crear contenidos digitales asombrosos. 

 

 

Lamm creó la muñeca en 2014, gracias a un exitoso proyecto que se financió de forma colectiva. 

 

Además de la muñeca, se pueden comprar su ropa, stickers y los accesorios de la misma, como acné, cicatrices, estrías, entre otros habituales defectos físicos de las personas. 

 

 

SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES

* campos requeridos
Frecuencia Correos *