Inicio ·Entretenimiento · Artículo

Madre genera polémica por no dejar que sus hijos besen en la mejilla

Redacción

gpinasco

|

Miércoles 04 de Marzo de 2015 - 16:00
compártelo
  • Ana Hanssen asegura que no tiene por qué obligar a sus hijos a saludar de esta forma tan convencional.
Ana Hanssen asegura que no tiene por qué obligar a sus hijos a saludar de esta forma tan convencional.
Ana Hanssen es una madre que defiende cuando sus hijos no quieren saludar a alguien con un beso en el mejilla. Así lo deja en claro en las redes sociales: “Yo no obligo a mis hijos a dar besos”, aunque por supuesto, esto le ha generado molestias y críticas de sus conocidos. 
 
La polémica empezó en España, cuando Hanssen publicó en su blog una anécdota relatando que su hija de 3 años se negó a saludar de beso a la amiga de una amiga. Cuando la desconocida en cuestión trató de presionar a la niña para que la saludara de esa forma, Ana atajó la situación con un “lo siento, pero ella no le da besos a personas que no conoce”. 
 
Al observar la molestia de su amiga y otras, esta madre decidió escribir un post en la que reflexionó sobre el hecho de que no le caen bien los adultos que son condescendiente con los menores y que creen que por ser niños deben cumplir sus deseos. 
 
 
“No encuentro nada de malo en que mi hija no quiera darle un beso a sus tías y tíos, a sus abuelos o a mi mejor amiga, si es que en ese momento no le nace. Tampoco se lo exijo para mí. Más bien, si tengo ganas de mimarla y la veo que no está muy de ánimo, le pregunto: ¿puedo darte un beso?”, publica. 
 
Ella explica por qué no obliga a sus hijos a dar besos: 
 
• Primero que todo, por respeto. Mis hijos son dueños de su cuerpo y de sus sentimientos. Ellos son los que deben decidir cómo demostrar su afecto. Además, hay niños más expresivos que otros y siempre se debe tener en cuenta que cada uno es un mundo. 
 
• Porque para ellos, un beso es una demostración de afecto real. A diferencia de los adultos que lo hacen por cortesía, para los niños, un beso es algo íntimo e importante. 
 
• Porque a mí no me gustaría que me obligaran a hacerlo. Así de simple. 
 
 
• Por su seguridad: estudios han demostrado que los niños a quienes se les obliga a abrazar y besar en contra de su voluntad, son más vulnerables a sufrir abuso sexual porque no han aprendido a decirle NO al contacto físico indeseado con un adulto. 
 
El post se viralizó rápidamente y se levantaron voces a favor y en contra. Y en el diario El País, una psicóloga infantil defendió la postura de la madre, señalando que no se debe coaccionar a los niños a saludar en forma cariñosas a desconocidos.
 

Ana Hanssen es una madre que defiende cuando sus hijos no quieren saludar a alguien con un beso en el mejilla. Así lo deja en claro en las redes sociales: “Yo no obligo a mis hijos a dar besos”, aunque por supuesto, esto le ha generado molestias y críticas de sus conocidos. 

 

La polémica empezó en España, cuando Hanssen publicó en su blog una anécdota relatando que su hija de 3 años se negó a saludar de beso a la amiga de una amiga. Cuando la desconocida en cuestión trató de presionar a la niña para que la saludara de esa forma, Ana atajó la situación con un “lo siento, pero ella no le da besos a personas que no conoce”. 

 

Al observar la molestia de su amiga y otras, esta madre decidió escribir un post en la que reflexionó sobre el hecho de que no le caen bien los adultos que son condescendiente con los menores y que creen que por ser niños deben cumplir sus deseos. 

 

Lea: El #Brelfie, la nueva moda de las madres

 

“No encuentro nada de malo en que mi hija no quiera darle un beso a sus tías y tíos, a sus abuelos o a mi mejor amiga, si es que en ese momento no le nace. Tampoco se lo exijo para mí. Más bien, si tengo ganas de mimarla y la veo que no está muy de ánimo, le pregunto: ¿puedo darte un beso?”, publica. 

 

Ella explica por qué no obliga a sus hijos a dar besos: 

 

• Primero que todo, por respeto. Mis hijos son dueños de su cuerpo y de sus sentimientos. Ellos son los que deben decidir cómo demostrar su afecto. Además, hay niños más expresivos que otros y siempre se debe tener en cuenta que cada uno es un mundo. 

 

• Porque para ellos, un beso es una demostración de afecto real. A diferencia de los adultos que lo hacen por cortesía, para los niños, un beso es algo íntimo e importante. 

 

• Porque a mí no me gustaría que me obligaran a hacerlo. Así de simple. 

 

Lea: Padre apoya a su hijo de 2 años que quiere usar vestidos

 

• Por su seguridad: estudios han demostrado que los niños a quienes se les obliga a abrazar y besar en contra de su voluntad, son más vulnerables a sufrir abuso sexual porque no han aprendido a decirle NO al contacto físico indeseado con un adulto. 

 

El post se viralizó rápidamente y se levantaron voces a favor y en contra. Y en el diario El País, una psicóloga infantil defendió la postura de la madre, señalando que no se debe coaccionar a los niños a saludar en forma cariñosas a desconocidos.

 

 

SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES

* campos requeridos
Frecuencia Correos *
Le recomendamos