Inicio ·Entretenimiento · Artículo

¿Cómo luce hoy el pequeño Kaan de 'Las Mil y Una Noches?

Redacción

gpinasco

|

Miércoles 08 de Abril de 2015 - 16:39
compártelo
  • La telenovela fue grabada en el 2006, en esa época el pequeño actor tenía 4 años.
La telenovela fue grabada en el 2006, en esa época el pequeño actor tenía 4 años.
La telenovela “Las Mil y Una Noches” se convirtió en un éxito en el año 2006 cuando se transmitió en Turquía. En esa época Efe Çınar tenía apenas cuatro años y la popularidad no era más que un juego para él.
 
Con su rostro infantil y ternura al hablar interpretaba al hijo de Sherazade, el pequeño Kaan. 
 
Él jamás iría a pensar que sería el comienzo de una historia que trascendería las fronteras turcas para enamorar incluso a un público impensado por entonces, fanático y entendido en materia de telenovelas: el latinoamericano.
 
 
Sin embargo, luego de participar en “Las Mil y una Noches” y de alcanzar el éxito con el que tantos otros artistas sueñan, Efe decidió que la actuación no era lo suyo: “Mis papás siempre me apoyaron cuando hice la teleserie, pero después de 'Las Mil y Una Noches' me llamaron para actuar en otras teleseries y no quise seguir, aunque a ellos les hubiese gustado que lo hiciera”, confesó en una entrevista a la televisión chilena El Trece tv.
 
¿Los motivos para tamaña decisión? Parece que la fama no estaba hecha para él, porque la popularidad, el acoso de los fanáticos y la constante exposición resultaron un factor determinante para hacer a un lado su carrera artística: “Toda la gente me quería en ese tiempo y la verdad es que no quería que me sacaran fotos en la calle. Me acuerdo que una vez una señora se acercó a mí, ella tenía problemas para caminar, era parapléjica y me pidió una foto. Esa fue la única vez que me gustó sacarme fotos en la calle”, reveló el exactor.
 
 
Ahora que la televisión no es más que un feliz recuerdo, Efe -con casi catorce años- se dedica de lleno a sus estudios. En su rostro quedan apenas atisbos del pequeño Kaan, que ahora se ha convertido en un muchacho mucho más alto, delgado y maduro que el niñito que nos enternece cada noche a través de la pantalla de la televisión.
 
 
 
 

La telenovela “Las Mil y Una Noches” se convirtió en un éxito en el año 2006 cuando se transmitió en Turquía. En esa época Efe Çınar tenía apenas cuatro años y la popularidad no era más que un juego para él.

 

Con su rostro infantil y ternura al hablar interpretaba al hijo de Sherazade, el pequeño Kaan. 

 

Él jamás iría a pensar que sería el comienzo de una historia que trascendería las fronteras turcas para enamorar incluso a un público impensado por entonces, fanático y entendido en materia de telenovelas: el latinoamericano.

 

Lea: LOS ACTORES DETRÁS DE LOS PERSONAJES DE “LAS 1001 NOCHES”

 

Sin embargo, luego de participar en “Las Mil y una Noches” y de alcanzar el éxito con el que tantos otros artistas sueñan, Efe decidió que la actuación no era lo suyo: “Mis papás siempre me apoyaron cuando hice la teleserie, pero después de 'Las Mil y Una Noches' me llamaron para actuar en otras teleseries y no quise seguir, aunque a ellos les hubiese gustado que lo hiciera”, confesó en una entrevista a la televisión chilena El Trece tv.

 

¿Los motivos para tamaña decisión? Parece que la fama no estaba hecha para él, porque la popularidad, el acoso de los fanáticos y la constante exposición resultaron un factor determinante para hacer a un lado su carrera artística: “Toda la gente me quería en ese tiempo y la verdad es que no quería que me sacaran fotos en la calle. Me acuerdo que una vez una señora se acercó a mí, ella tenía problemas para caminar, era parapléjica y me pidió una foto. Esa fue la única vez que me gustó sacarme fotos en la calle”, reveló el exactor.

 

Lea: LAS INCREÍBLES SIMILITUDES ENTRE "EL CLON" Y "LAS MIL Y UNA NOCHES"

 

Ahora que la televisión no es más que un feliz recuerdo, Efe -con casi catorce años- se dedica de lleno a sus estudios. En su rostro quedan apenas atisbos del pequeño Kaan, que ahora se ha convertido en un muchacho mucho más alto, delgado y maduro que el niñito que nos enternece cada noche a través de la pantalla de la televisión.

 

 

 

 

 

SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES

* campos requeridos
Frecuencia Correos *
Le recomendamos