PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Sábado 25 de Octubre de 2014

Las muertes más sorprendentes e impactantes de Hollywood

Lunes 09 de Diciembre de 2013 - 7:31
EE.UU.- El actor es considerado ahora como el James Dean de la época, quien también murió en un accidente en un Porsche. Foto: Internet

El deceso de Paul Walker engrosa una lista trágica de actores y directores, quienes han partido de forma temprana, inesperada y dolorosa. La de Sharon Tate es la muerte más impactante; mientras que las de Marilyn Monroe y Natalie Wood, las más misteriosas.

La partida del actor de 'Rápido y Furioso' fue de inmediato ligada a algunas de las más trágicas que recuerda Hollywood, donde abundan las sobredosis, aunque también en circunstancias impresionantes. Desde asesinatos célebres hasta accidentes en el set de rodaje forman parte de esta lista, integrada por nombres que partieron antes de tiempo y que vale la pena recordar:

Marilyn Monroe: Es una de las muertes más comentadas y misteriosas, al punto de que hasta hoy sigue sin resolverse. La actriz fue encontrada sin vida en su cama producto de un envenenamiento por barbitúricos, y con su brazo extendido agarrando el teléfono. Su muerte fue catalogada como "posible suicidio"; sin embargo, existen varias teorías que apuntan a un asesinato y a conspiraciones relacionadas con la familia Kennedy.

Sharon Tate: Su muerte es sin dudas la más trágica y escabrosa que recuerde Hollywood. La esposa del director Roman Polanski, una de las actrices más bellas y admiradas de su época, estaba embarazada de ocho meses cuando fue asesinada en su casa junto a cuatro personas más, a manos de la secta conocida como "la familia", liderada por Charles Manson. Tate recibió 16 puñaladas.

Anna Nicole Smith: La exchica Playboy —quien participó en cintas como “¿Y dónde está el policía?” y “El gran salto”— fue encontrada inconsciente en un hotel de Florida. La autopsia indicó que se ahogó en su propio vómito, tras desmayarse por haber ingerido una sobredosis de barbitúricos. Se sospechó que su exmarido y psiquiatra, autorizó los 11 medicamentos hallados en el cuarto del hotel de Smith.

Brandon Lee: El hijo de Bruce Lee murió a los 24 años mientras grababa la película "El cuervo". El fatal accidente ocurrió cuando se disparó un revólver calibre 44 que, por imprudencia de uno de los encargados del set, contenía una bala en su interior. El disparo lo alcanzó en el abdomen.

Heath Ledger: A pesar de que el australiano integra la larga lista de actores fallecidos por sobredosis, su muerte fue vivida como una real tragedia, ya que meses antes había terminado de filmar "El caballero de la noche", segunda entrega de la trilogía de Christopher Nolan sobre Batman, y en la que interpretó al Guasón. Su muerte llegó cuando su carrera estaba en pleno ascenso.

James Dean: Al igual que Paul Walker, el protagonista de "Rebelde sin causa" murió producto de un accidente automovilístico. A los 24 años, el actor se había comprado un Porsche Spyder 550 y decidió probarlo en una carretera, cuando un Ford se acercó en sentido contrario y a gran velocidad. Dean no alcanzó a esquivarlo e impactó de frente con el vehículo, lo que le produjo la muerte inmediata.

Grace Kelly: La musa de Hitchcock falleció a los 53 años, también a causa de un accidente automovilístico. En el momento de su muerte, la princesa consorte de Mónaco iba en el auto con su hija menor, Estefanía, quien entonces tenía 17 años. Rumores señalan que Estefanía era la que estaba tras el volante, y no su mamá, y que habría perdido el control del auto tras una fuerte discusión con su Grace.

Bruce Lee: El conocido actor chino estaba en la casa de su amiga Betty Ting Pei para hablar de la secuela de la cinta "Game Of Death", cuando tuvo un fuerte dolor de cabeza. Para aliviar su malestar, Betty le dio un analgésico, que lo dejó en estado de coma. El actor fue llevado al hospital, al que ingresó sin vida, y las causas de la muerte nunca fueron del todo aclaradas. Tiempo después, teorías médicas hablaron de una posible epilepsia.

David Carradine: El protagonista de "Kill Bill" y “Kung Fu” tuvo una de las muertes más extrañas: Fue encontrado sin vida en su habitación del hotel en el que se hospedaba en Bangkok, ahorcado desnudo en un armario. En un comienzo se habló de suicidio, después de muerte por causas naturales. Finalmente, se descartaron ambas opciones y se clasificó su deceso como accidental, producto de una asfixia provocada por un rito erótico.

Vic Morrow: Su muerte es otra de las más trágicas de Hollywood. Fue decapitado por las hélices de un helicóptero, y todo quedó registrado en un vídeo. Durante las grabaciones de "La Dimensión Desconocida: La película", el piloto perdió el control de la nave, que terminó desplomándose. Su deceso es considerado como el primero de un actor en un set, y aunque la escena quedó registrada, se eliminó.

Phil Hartman: El actor canadiense, más conocido por prestar su voz a Troy McClure en "Los Simpson", fue asesinado por su mujer, Brynn, adicta a los antidepresivos. Mientras él dormía, ella ingresó a la habitación con un revólver y le disparó varias veces. Tras confesar el asesinato, ella se suicidó, mientras los productores de la serie animada decidieron retirar de esta al personaje, como una forma de homenaje.

Califica esta noticia: 
Average: 4.3 (25 votes)

Noticias Relacionadas