Especial:San Valentín

Inicio ·Entretenimiento · Artículo

Jorge Drexler celebra lo impredecible de los premios

Redacción

jesuarez

|

Lunes 05 de Febrero de 2018 - 18:08
compártelo
  • D.F. MÉXICO, México,- "El lugar para su consagración quizás sea el mundo", dijo el músico uruguayo sobre el paso de 'Despacito' por los Grammy. Foto: AP.
D.F. MÉXICO, México,- "El lugar para su consagración quizás sea el mundo", dijo el músico uruguayo sobre el paso de 'Despacito' por los Grammy. Foto: AP.
Para Jorge Drexler el hecho de que una pieza mundialmente popular como “Despacito” no se haya llevado el Grammy a la canción del año la semana pasada no es negativo. Por el contrario, demuestra que los premios van más allá de los números que puede tener la música del momento.
 
“Son seres humanos votando con sus caprichos y sus peculiaridades, es muy difícil analizar el resultado de unos premios de manera racional porque no hay nada más irracional que los afectos de las personas”, dijo Drexler en una entrevista telefónica reciente desde Madrid. “La entrega de un premio es lo más subjetivo de los actos. Es comparar dos estructuras artísticas y decidir que una es superior a otra según tus propios parámetros”.
 
“Despacito” competía en dos de las categorías principales de los Grammy, canción y grabación del año. Los premios fueron a “That’s What I Like” y “24K Magic” de Bruno Mars, respectivamente.
 
“Me parece maravilloso que ‘Despacito’ se haya abierto camino en el mundo de la manera en que se abrió”, dijo Drexler, ganador de múltiples Latin Grammy y un Oscar. Es “una canción en español que va a quedar para la historia como los boleros más clásicos, como uno de los tangos más conocidos. Está genial. El lugar para su consagración quizás sea el mundo y no lo que pasa en la academia de la música de Estados Unidos”.
 
Drexler, por su parte, estaba nominado a mejor álbum de rock, música urbana o alternativa latina por su homenaje a la guitarra “Salvavidas de hielo” que lanzó en septiembre, muy cerca del límite para ser considerado para los Grammy. El músico uruguayo, que competía por quinta vez por un Grammy, tampoco se lo llevó este año. El premio fue para Residente por su disco homónimo, el primero en solitario post Calle 13.
 
“Yo ni siquiera sabía que era nominable. Cuando me dijeron que estaba nominado pensé que era un error de un amigo, que estaba hablando del año pasado”, dijo Drexler. “Con muy poco tiempo de escucha la gente lo nominó, con lo cual le quiero agradecer a los votantes de la academia porque realmente fue una sorpresa para mí”.
 
Las vistas por streaming o las reproducciones en la radio tampoco son sinónimo de premios para el cantante y compositor.
 
“Si los premios se hubieran decidido por streaming y por cuestiones de difusión y de vistas en YouTube o de escuchas en Spotify yo nunca hubiera estado clasificado”, dijo. “Me parece maravilloso que no sean por difusión. Si no directamente no habría que votar, habría que ver el premio a la canción más escuchada y simplemente ponerle un premio a un número”.
 
Drexler estará presentando las canciones de “Salvavidas de hielo” en Miami, Washington, Nueva York y San Francisco entre el 8 y el 15 de febrero. Tras esto viajará a México para dar conciertos en Tijuana, Guadalajara, Monterrey y el Teatro Metropólitan de la capital. La gira continuará por Colombia y Brasil.
 
Drexler dijo que para para sentirse en casa trata de hablar todos los días con sus hijos, de 20, 9 y 6 años. Hasta el momento ha presentado unos 30 conciertos con “Salvavidas de hielo”, de los cuales 28 han tenido las localidades agotadas.
 
Tras crear un álbum exclusivamente con sonidos de guitarra como “Salvavidas de hielo”, para la versión en vivo Drexer ha hecho algunas concesiones. En el escenario todos los músicos tocan la guitarra e instrumentos relacionados a ella, pero también incluye batería y bajo eléctrico.
 
“Iba a ser imposible llevarlo de manera ortodoxa al en vivo”, explicó.
AP

Para Jorge Drexler el hecho de que una pieza mundialmente popular como “Despacito” no se haya llevado el Grammy a la canción del año la semana pasada no es negativo. Por el contrario, demuestra que los premios van más allá de los números que puede tener la música del momento.

 

“Son seres humanos votando con sus caprichos y sus peculiaridades, es muy difícil analizar el resultado de unos premios de manera racional porque no hay nada más irracional que los afectos de las personas”, dijo Drexler en una entrevista telefónica reciente desde Madrid. “La entrega de un premio es lo más subjetivo de los actos. Es comparar dos estructuras artísticas y decidir que una es superior a otra según tus propios parámetros”.

 

“Despacito” competía en dos de las categorías principales de los Grammy, canción y grabación del año. Los premios fueron a “That’s What I Like” y “24K Magic” de Bruno Mars, respectivamente.

 

“Me parece maravilloso que ‘Despacito’ se haya abierto camino en el mundo de la manera en que se abrió”, dijo Drexler, ganador de múltiples Latin Grammy y un Oscar. Es “una canción en español que va a quedar para la historia como los boleros más clásicos, como uno de los tangos más conocidos. Está genial. El lugar para su consagración quizás sea el mundo y no lo que pasa en la academia de la música de Estados Unidos”.

 

Drexler, por su parte, estaba nominado a mejor álbum de rock, música urbana o alternativa latina por su homenaje a la guitarra “Salvavidas de hielo” que lanzó en septiembre, muy cerca del límite para ser considerado para los Grammy. El músico uruguayo, que competía por quinta vez por un Grammy, tampoco se lo llevó este año. El premio fue para Residente por su disco homónimo, el primero en solitario post Calle 13.

 

“Yo ni siquiera sabía que era nominable. Cuando me dijeron que estaba nominado pensé que era un error de un amigo, que estaba hablando del año pasado”, dijo Drexler. “Con muy poco tiempo de escucha la gente lo nominó, con lo cual le quiero agradecer a los votantes de la academia porque realmente fue una sorpresa para mí”.

 

Las vistas por streaming o las reproducciones en la radio tampoco son sinónimo de premios para el cantante y compositor.

 

“Si los premios se hubieran decidido por streaming y por cuestiones de difusión y de vistas en YouTube o de escuchas en Spotify yo nunca hubiera estado clasificado”, dijo. “Me parece maravilloso que no sean por difusión. Si no directamente no habría que votar, habría que ver el premio a la canción más escuchada y simplemente ponerle un premio a un número”.

 

Drexler estará presentando las canciones de “Salvavidas de hielo” en Miami, Washington, Nueva York y San Francisco entre el 8 y el 15 de febrero. Tras esto viajará a México para dar conciertos en Tijuana, Guadalajara, Monterrey y el Teatro Metropólitan de la capital. La gira continuará por Colombia y Brasil.

 

Drexler dijo que para para sentirse en casa trata de hablar todos los días con sus hijos, de 20, 9 y 6 años. Hasta el momento ha presentado unos 30 conciertos con “Salvavidas de hielo”, de los cuales 28 han tenido las localidades agotadas.

 

Tras crear un álbum exclusivamente con sonidos de guitarra como “Salvavidas de hielo”, para la versión en vivo Drexer ha hecho algunas concesiones. En el escenario todos los músicos tocan la guitarra e instrumentos relacionados a ella, pero también incluye batería y bajo eléctrico.

 

“Iba a ser imposible llevarlo de manera ortodoxa al en vivo”, explicó.

Especial:San Valentín

 

SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES

* campos requeridos
Frecuencia Correos *