Inicio ·Entretenimiento · Artículo

Roberto Manrique, un actor a escala internacional

Redacción

alaines

|

Viernes 10 de Abril de 2015 - 21:45
compártelo
  • La televisión, el teatro y la familia son algunas de las cosas que definen a Roberto Manrique. Foto: Página Oficial de Roberto Manrique
La televisión, el teatro y la familia son algunas de las cosas que definen a Roberto Manrique. Foto: Página Oficial de Roberto Manrique
La televisión, el teatro y la familia son algunas de las cosas que definen la vida de Roberto Manrique, un actor ecuatoriano que triunfa a escala internacional. El guayaquileño de 35 años empezó su carrera artística cuando una productora le regaló un curso de actuación pero fue su perseverancia y pasión por el arte lo que lo llevó lejos.
 
La actuación llegó por una coincidencia a la vida de Roberto. “Por causalidades de la vida, terminé metido en un taller de actuación (…) ahí es donde sucedió la magia y descubrí mi pasión”, cuenta.
 
Califica a su primer papel protagónico en una telenovela como un regalo de vida. La oportunidad llegó de la mano de la cadena estadounidense Telemundo en donde obtuvo uno de los papeles principales en “Los Victorinos”. Antes de esto, el 2007, interpretó María Nieves, un hombre rudo, en la telenovela “Doña Bárbara” y fue precisamente ese papel lo que lo llevó a obtener su primer protagónico internacional.  “Esto fue la confirmación de que no existen personajes pequeños y de que de alguna manera ese dicho común en el teatro es verdad”, cuenta. 
 
Antes de incursionar en el arte, Manrique estudió Comunicación Social en la Universidad Casa Grande. Luego de obtener su licenciatura se dio cuenta que eso no lo hacía feliz y decidió que no estaba hecho para trabajar en una oficina. Después de un año de dedicarse a diferentes actividades se dio cuenta de que él necesitaba crear con su cuerpo.
 
 
Sus primeros pasos en la televisión los dio en producciones nacionales como "La Hechicera" y "Mis Primas", hasta que finalmente, en el 2007 logró obtener el papel de Sebastián Villanueva en la telenovela “Victoria” de la cadena Telemundo. Eso fue solo el inicio de su proyección internacional como actor.
 
Pese a esas oportunidades los proyectos de Manrique en el país no se han detenido. El año anterior, Roberto condujo el reality Tumbao transmitido por Ecuavisa.
 
 
 
 
 
También realizó una serie de presentaciones con obras de teatros como “Mitad y mitad”, “Los hombres no mienten” “Peter Pan”.
 
Sus proyectos se dividen entre las tablas y la pantalla chica. “Amo el teatro y disfruto de la televisión, pero lo que más me gusta es el cambio”, dice.
 
 
 
 
Mostrar su talento a toda la región no solo lo ayudó a crecer actoralmente, también le abrió las puertas de la popularidad en países como Ecuador, Venezuela, Estados Unidos, México, Puerto Rico y República Dominicana en donde tiene Clubs de Fans
 
Ro, como lo llaman sus seguidoras cuenta que antes de ser reconocido no entendía lo que significaba ser un fan incluso lo calificaba como algo superficial. Sin embargo cuando le tocó vivirlo del otro lado se dio cuenta que los seguidores son un motor de apoyo emocional para los artistas. “Es increíble cuánto eso te puede impulsar”, comenta sobre sus seguidores con quienes mantiene una fluida comunicación. 
 
Genésis Pombo es una de sus ellas y además, una de las presidentas del Club de Fans en Ecuador que agrupa chicas que siguen muy de cerca sus actividades. Pombo sigue la carrera del actor desde el 2011. “Es alguien que me inspira a seguir mis sueños y a aventurarme a hacer todas las cosas con pasión (...)”, comenta con emoción.
 
El último papel que interpretó Manrique en teatro fue el de Peter Pan, obra que se expuso en Guayaquil. Sus fans destacan esta participación y la consideran como uno de sus mejores papeles. Y él concuerda con ellos. “Peter Pan es el proyecto que más disfruto pues me sentí como un niño”, cuenta. 
 
Para este papel, el actor revela que tomó clases para aprender a tocar tambor y de esgrima. “Definitivamente es donde más yo he gozado”, confiesa.
 
 
 
 
Para Roberto la familia es clave para el éxito, por ello cuando se le cuestiona cuál es el momento más feliz de su vida dice sin dudar que fue el último abrazo que le dio su padre, Xavier Manrique, antes de morir. El actor es el menor de cinco hermanos y tiene 16 sobrinos. 
 
 
Él se define como emprendedor y aventurero, y no sorprende que sea el contacto con la naturaleza lo que le da calma. Sus proyectos para este año están enfocados  en la pantalla chica, ya ha vuelto al “ruedo” y está acudiendo a audiciones y otros proyectos que aún no revela. Lo que sí adelanta es que emprenderá proyectos personales en la línea del diseño, otra faceta de este talentoso artista ecuatoriano de exportación. 
 
Fuente: Ecuavisa.com

La televisión, el teatro y la familia son algunas de las cosas que definen la vida de Roberto Manrique, un actor ecuatoriano que triunfa a escala internacional. El guayaquileño de 35 años empezó su carrera artística cuando una productora le regaló un curso de actuación pero fue su perseverancia y pasión por el arte lo que lo llevó lejos.

 

La actuación llegó por una coincidencia a la vida de Roberto. “Por causalidades de la vida, terminé metido en un taller de actuación (…) ahí es donde sucedió la magia y descubrí mi pasión”, cuenta.

 

Califica a su primer papel protagónico en una telenovela como un regalo de vida. La oportunidad llegó de la mano de la cadena estadounidense Telemundo en donde obtuvo uno de los papeles principales en “Los Victorinos”. Antes de esto, el 2007, interpretó María Nieves, un hombre rudo, en la telenovela “Doña Bárbara” y fue precisamente ese papel lo que lo llevó a obtener su primer protagónico internacional.  “Esto fue la confirmación de que no existen personajes pequeños y de que de alguna manera ese dicho común en el teatro es verdad”, cuenta. 

 

Antes de incursionar en el arte, Manrique estudió Comunicación Social en la Universidad Casa Grande. Luego de obtener su licenciatura se dio cuenta que eso no lo hacía feliz y decidió que no estaba hecho para trabajar en una oficina. Después de un año de dedicarse a diferentes actividades se dio cuenta de que él necesitaba crear con su cuerpo.

 

 

Sus primeros pasos en la televisión los dio en producciones nacionales como "La Hechicera" y "Mis Primas", hasta que finalmente, en el 2007 logró obtener el papel de Sebastián Villanueva en la telenovela “Victoria” de la cadena Telemundo. Eso fue solo el inicio de su proyección internacional como actor.

 

Pese a esas oportunidades los proyectos de Manrique en el país no se han detenido. El año anterior, Roberto condujo el reality Tumbao transmitido por Ecuavisa.

 

 

 

Tumbao, reality conducido por Roberto Manrique por ecuavisa-entretenimiento

 

 

 

También realizó una serie de presentaciones con obras de teatros como “Mitad y mitad”, “Los hombres no mienten” “Peter Pan”.

 

Sus proyectos se dividen entre las tablas y la pantalla chica. “Amo el teatro y disfruto de la televisión, pero lo que más me gusta es el cambio”, dice.

 

 

ROBERTO MANRIQUE por ecuavisa-entretenimiento

 

 

 

Mostrar su talento a toda la región no solo lo ayudó a crecer actoralmente, también le abrió las puertas de la popularidad en países como Ecuador, Venezuela, Estados Unidos, México, Puerto Rico y República Dominicana en donde tiene Clubs de Fans

 

Ro, como lo llaman sus seguidoras cuenta que antes de ser reconocido no entendía lo que significaba ser un fan incluso lo calificaba como algo superficial. Sin embargo cuando le tocó vivirlo del otro lado se dio cuenta que los seguidores son un motor de apoyo emocional para los artistas. “Es increíble cuánto eso te puede impulsar”, comenta sobre sus seguidores con quienes mantiene una fluida comunicación. 

 

Genésis Pombo es una de sus ellas y además, una de las presidentas del Club de Fans en Ecuador que agrupa chicas que siguen muy de cerca sus actividades. Pombo sigue la carrera del actor desde el 2011. “Es alguien que me inspira a seguir mis sueños y a aventurarme a hacer todas las cosas con pasión (...)”, comenta con emoción.

 

El último papel que interpretó Manrique en teatro fue el de Peter Pan, obra que se expuso en Guayaquil. Sus fans destacan esta participación y la consideran como uno de sus mejores papeles. Y él concuerda con ellos. “Peter Pan es el proyecto que más disfruto pues me sentí como un niño”, cuenta. 

 

Para este papel, el actor revela que tomó clases para aprender a tocar tambor y de esgrima. “Definitivamente es donde más yo he gozado”, confiesa.

 

 

Roberto Manrique: Marido en alquiler por ecuavisa-entretenimiento

 

 

Para Roberto la familia es clave para el éxito, por ello cuando se le cuestiona cuál es el momento más feliz de su vida dice sin dudar que fue el último abrazo que le dio su padre, Xavier Manrique, antes de morir. El actor es el menor de cinco hermanos y tiene 16 sobrinos. 

 

 

Él se define como emprendedor y aventurero, y no sorprende que sea el contacto con la naturaleza lo que le da calma. Sus proyectos para este año están enfocados  en la pantalla chica, ya ha vuelto al “ruedo” y está acudiendo a audiciones y otros proyectos que aún no revela. Lo que sí adelanta es que emprenderá proyectos personales en la línea del diseño, otra faceta de este talentoso artista ecuatoriano de exportación. 

 

 

SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES

* campos requeridos
Frecuencia Correos *
Le recomendamos