Inicio ·Entretenimiento · Artículo

Cenicienta, una película que te enseña que el amor lo vence todo

Redacción

mguaman

|

Viernes 27 de Marzo de 2015 - 13:37
compártelo
  • Pese a que ya sabemos el final de la historia, el mérito de lograr que el público sonría gracias a la magia de las escenas.
Pese a que ya sabemos el final de la historia, el mérito de lograr que el público sonría gracias a la magia de las escenas.
Hace mucho, mucho tiempo… los cuentos de hadas trataban de príncipes, doncellas y bosques encantados… cuenta la historia que en 1934, un señor llamado Walt Disney tuvo una idea, realizar el primer largometraje animado, adaptando el cuento de los Hermanos Grimm, ‘Blancanieves y los siente enanitos'.
 
 
Así inició un mundo completamente nuevo que marcó por generaciones la manera de contar historias. Sin embargo, en los últimos tiempos el cine ha recibido una ola aparatosa de “reinvenciones” de cuentos clásicos, que bajo el argumento de “actualizarlos” han originado Cazadores con melena de Thor, Maléficas con labios de Angelina Jolie y demás creaciones que en lugar de rescatar los mensajes originales de los cuentos, se preocupan más de vender figuras de acción.
 
 
 
 
El nombre de Estudios Disney ha estado involucrado en algunas de estas “actualizaciones”, pero en esta ocasión apostaron por retomar la esencia de un clásico de clásicos, me refiero a la nueva versión de ‘Cenicienta’; adaptación con actores reales dirigida por Kenneth Branagh, quien últimamente ha estado ligado al cine de acción y superhéroes, ahora retoma su talento para adaptar literatura a la gran pantalla, como magistralmente lo hizo con ‘Hamlet’ y ´Mucho ruido y pocas nueces’.
 
 
Mr. Branagh se ha esforzado en no perder ni un solo detalle del cuento original; el revolotear de los pájaros, los campos de flores, el majestuoso vestuario y la ambientación consiguen que los niños y adultos presentes en la sala de cine se transporten a las páginas del cuento y gracias a las actuaciones se impregne de realidad las reflexiones de fondo presentes en la historia.
 
En este ámbito se destaca la actuación de Lily James como Cenicienta y Cate Blanchett como la malvada Madrastra. La interpretación de Lily logra los matices necesarios para que el espectador sienta ganas de atravesar la pantalla, ayudar a Cenicienta y no permitir que siga sufriendo; por su parte Cate Blanchett, consigue con cada gesto, modulación de voz y movimientos crear la representación real de la opresión y crueldad; el impacto que crea en los niños es directo, se comprueba al escuchar en la sala los abucheos y expresiones de rechazo de los pequeños al momento de aparecer en escena la Madrastra y sus hijas.
 
Pese a que ya sabemos el final de la historia, el mérito de lograr que el público sonría gracias a las vocecitas de los ratoncitos o se sienta parte del baile de gala en el castillo del Príncipe y transmitir a una nueva generación que la bondad, honestidad y el amor pueden vencer la envidia y la mentira, hacen de esta nueva Cenicienta una película ideal para disfrutarla en familia.
 
Por: Jorge Tigrero

 

Hace mucho, mucho tiempo… los cuentos de hadas trataban de príncipes, doncellas y bosques encantados… cuenta la historia que en 1934, un señor llamado Walt Disney tuvo una idea, realizar el primer largometraje animado, adaptando el cuento de los Hermanos Grimm, ‘Blancanieves y los siente enanitos'.

 

Lea: Kingsman: El servicio secreto

 

Así inició un mundo completamente nuevo que marcó por generaciones la manera de contar historias. Sin embargo, en los últimos tiempos el cine ha recibido una ola aparatosa de “reinvenciones” de cuentos clásicos, que bajo el argumento de “actualizarlos” han originado Cazadores con melena de Thor, Maléficas con labios de Angelina Jolie y demás creaciones que en lugar de rescatar los mensajes originales de los cuentos, se preocupan más de vender figuras de acción.

 

 

 

 

El nombre de Estudios Disney ha estado involucrado en algunas de estas “actualizaciones”, pero en esta ocasión apostaron por retomar la esencia de un clásico de clásicos, me refiero a la nueva versión de ‘Cenicienta’; adaptación con actores reales dirigida por Kenneth Branagh, quien últimamente ha estado ligado al cine de acción y superhéroes, ahora retoma su talento para adaptar literatura a la gran pantalla, como magistralmente lo hizo con ‘Hamlet’ y ´Mucho ruido y pocas nueces’.

 

Lea: Crítica de cine: 'El francotirador americano'

 

Mr. Branagh se ha esforzado en no perder ni un solo detalle del cuento original; el revolotear de los pájaros, los campos de flores, el majestuoso vestuario y la ambientación consiguen que los niños y adultos presentes en la sala de cine se transporten a las páginas del cuento y gracias a las actuaciones se impregne de realidad las reflexiones de fondo presentes en la historia.

 

En este ámbito se destaca la actuación de Lily James como Cenicienta y Cate Blanchett como la malvada Madrastra. La interpretación de Lily logra los matices necesarios para que el espectador sienta ganas de atravesar la pantalla, ayudar a Cenicienta y no permitir que siga sufriendo; por su parte Cate Blanchett, consigue con cada gesto, modulación de voz y movimientos crear la representación real de la opresión y crueldad; el impacto que crea en los niños es directo, se comprueba al escuchar en la sala los abucheos y expresiones de rechazo de los pequeños al momento de aparecer en escena la Madrastra y sus hijas.

 

Pese a que ya sabemos el final de la historia, el mérito de lograr que el público sonría gracias a las vocecitas de los ratoncitos o se sienta parte del baile de gala en el castillo del Príncipe y transmitir a una nueva generación que la bondad, honestidad y el amor pueden vencer la envidia y la mentira, hacen de esta nueva Cenicienta una película ideal para disfrutarla en familia.

 

Por: Jorge Tigrero

Contacto: [email protected]

 

 

SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES

* campos requeridos
Frecuencia Correos *
Le recomendamos