Inicio ·Entretenimiento · Artículo

La Chilindrina habló de sus múltiples cirugías plásticas

Redacción

mguaman

|

Martes 17 de Marzo de 2015 - 12:28
compártelo
María Antonieta de las Nieves, conocida como la "Chilindrina", por su personaje en el Chavo del Ocho, reveló en un programa de televisión todas las cirugías a las que se ha sometido para mejorar su imagen y que la han puesto al borde la muerte.
 
El primer revuelo se armó cuando circuló su imagen en el evento de lanzamiento, donde se nota claramente que su cara ya no luce igual. Pueden apreciarse evidentes rastros de cirugía plástica, con un rostro más hinchado y redondo. 
 
Relleno en las piernas a los 15 años y rinoplastia
 
La mexicana confesó en el programa de televisión “Ventaneando” que se inició en las intervenciones estéticas a los 15 años cuando se rellenó las piernas con aceite: “Fui con una amiguita porque todas se estaban haciendo ese tratamiento, todas, el 80% de las actrices se inyectaban para verse sexys. Yo tenía las piernas delgaditas (…) Era la suegra de un cirujano plástico muy reconocido que después me operó la nariz. Le dije qué puedo hacer, las inyecciones son muy dolorosas, me puse las pruebas de la alergia, muy dolorosa, y no pasó nada, pero cuando me las pusieron más arriba me paralicé del dolor y no podía caminar”.
 
Esto tuvo sus consecuencias, cuando a los 40 años le diagnosticaron tromboflebitis. No podía andar y estuvo cuatro meses en la cama con las piernas levantadas, para evitar que las canicas que se le habían formado en las venas, no se le fueran al corazón o la cabeza, teniendo consecuencias mortales.
 
Implantes de senos
 
Aunque es una de las operaciones más habituales, la Chilindrina tampoco tuvo suerte. Luego de no poder dar de mamar a su hijo y que se le formaran unas bolitas, la actriz fue a una doctora muy recomendada, pero el resultado no fue el esperado: “Le dije que me quería quitar dos tallas y los hoyos que me habían quedado en el busto y cuando me las vi me sentí Frankestein, puedo decir que un pezón veía al cielo y el otro al piso“.
 
Además, tuvo contratiempos como que se le abrieran heridas en pleno espectáculo y hasta tuvo que realizarse una biopsia que afortunadamente no dio resultados malignos. 
 
Relleno facial con su propia grasa 
 
De las Nieves cuenta que a los 50 años pesaba 42 kilos, se veía demacrada y decidió rellenarse la cara: “yo no quería verme gorda pero quería verme más llenita, había muerto mi madre, no estaba vieja. (…) Entonces me sacaron de acá (grasa de los lados del torso) y salí alérgica a mi propia grasa. Se me hicieron una bolas horrendas en la cara y tuve que hacer una gira a unos pueblitos de Estados Unidos para que no me viera nadie”.
 

María Antonieta de las Nieves, conocida como la "Chilindrina", por su personaje en el Chavo del Ocho, reveló en un programa de televisión todas las cirugías a las que se ha sometido para mejorar su imagen y que la han puesto al borde la muerte.

 

El primer revuelo se armó cuando circuló su imagen en el evento de lanzamiento, donde se nota claramente que su cara ya no luce igual. Pueden apreciarse evidentes rastros de cirugía plástica, con un rostro más hinchado y redondo. 

 

Relleno en las piernas a los 15 años y rinoplastia

 

La mexicana confesó en el programa de televisión “Ventaneando” que se inició en las intervenciones estéticas a los 15 años cuando se rellenó las piernas con aceite: “Fui con una amiguita porque todas se estaban haciendo ese tratamiento, todas, el 80% de las actrices se inyectaban para verse sexys. Yo tenía las piernas delgaditas (…) Era la suegra de un cirujano plástico muy reconocido que después me operó la nariz. Le dije qué puedo hacer, las inyecciones son muy dolorosas, me puse las pruebas de la alergia, muy dolorosa, y no pasó nada, pero cuando me las pusieron más arriba me paralicé del dolor y no podía caminar”.

 

Esto tuvo sus consecuencias, cuando a los 40 años le diagnosticaron tromboflebitis. No podía andar y estuvo cuatro meses en la cama con las piernas levantadas, para evitar que las canicas que se le habían formado en las venas, no se le fueran al corazón o la cabeza, teniendo consecuencias mortales.

 

Implantes de senos

 

Aunque es una de las operaciones más habituales, la Chilindrina tampoco tuvo suerte. Luego de no poder dar de mamar a su hijo y que se le formaran unas bolitas, la actriz fue a una doctora muy recomendada, pero el resultado no fue el esperado: “Le dije que me quería quitar dos tallas y los hoyos que me habían quedado en el busto y cuando me las vi me sentí Frankestein, puedo decir que un pezón veía al cielo y el otro al piso“.

 

Además, tuvo contratiempos como que se le abrieran heridas en pleno espectáculo y hasta tuvo que realizarse una biopsia que afortunadamente no dio resultados malignos. 

 

Relleno facial con su propia grasa 

 

De las Nieves cuenta que a los 50 años pesaba 42 kilos, se veía demacrada y decidió rellenarse la cara: “yo no quería verme gorda pero quería verme más llenita, había muerto mi madre, no estaba vieja. (…) Entonces me sacaron de acá (grasa de los lados del torso) y salí alérgica a mi propia grasa. Se me hicieron una bolas horrendas en la cara y tuve que hacer una gira a unos pueblitos de Estados Unidos para que no me viera nadie”.

 

 

SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES

* campos requeridos
Frecuencia Correos *