Inicio ·Entretenimiento · Artículo

Crítica de cine: 'El francotirador americano'

Redacción

mguaman

|

Viernes 27 de Febrero de 2015 - 10:34
compártelo
  • El 'francotirador americano' es la película bélica más taquillera en la historia de EE.UU., desbancando a ‘Rescatando al Soldado Ryan’.
El 'francotirador americano' es la película bélica más taquillera en la historia de EE.UU., desbancando a ‘Rescatando al Soldado Ryan’.
Columna de opinión
 
A una semana de culminar aquella fiebre de domingo oscarizado por la noche, el gran vencedor de la gala fue Birdman, cual Batman emplumado, derrotó a Francotiradores, Hoteles, Bateristas y Teorías de Todo. Por cartelera desfilan las películas más nominadas y en esta ocasión estamos en la mira del “Francotirador Americano”.
 
American Sniper’, el Francotirador Americano, es la última película del gran Clint Eastwood, basada en la vida de Chris Kyle, quien fuera reconocido como el francotirador más letal de la historia militar estadounidense. Basta con dicha oración para saber que el film ha originado diversos comentarios y reacciones, siendo considerada por varias personas como una oda militar yanqui.
 
Además de levantar polémica y usar a un bebé de juguete en una escena dramática, ‘American Sniper’ ha logrado romper algunos records importantes. Es la película bélica más taquillera en la historia de Estados Unidos, desbancando a ‘Rescatando al Soldado Ryan’, alcanzando en tan sólo 3 semanas de su estreno, la cifra de 216,5 millones de espectadores. Además, este “Francotirador” salió victorioso ante el famoso Super Bowl, al lograr la mayor recaudación de la historia para una película durante este gran evento.  
 
A sus 84 años, Clint Eastwood, se mantiene en perfecta forma como uno de los mejores directores; galardonado con dos premios Óscar por su labor en ‘Unforgiven’ (1992) y ‘Million Dollar Baby’ (2004); figura icónica del cine, símbolo del género Western y estrella del festival de los “Hombres duros” por su papel de Harry el Sucio. Gracias a sus trabajos ha sido bautizado por la crítica como “El último maestro clásico del cine americano”. Eastwood elige temas variados para sus películas, sin embargo plasma siempre sus pasiones por la música, historia, cine y política, como ejemplo podemos citar ‘Cartas desde Iwo Jima’, ‘J. Edgar’, ‘Jersey Boys’ y ‘American Sniper’ no es la excepción. 
 
 
 
 
Los mejores aspectos del film son el trabajo de Clint Eastwood y la actuación de Bradley Cooper. Mr. Cooper, quien para muchos espectadores es conocido mayormente por la comedia ‘The Hangover’ (¿Qué pasó ayer?), ha desarrollado su carrera en la industria cinematográfica dando sólidos pasos. Cuenta ya con cuatro nominaciones consecutivas al Óscar, como Mejor Actor por ‘Silver Linings Playbook’, Mejor Actor de Reparto por ‘American Hustle’ y en ‘American Sniper’, apostó todas sus cartas, ya que compró los derechos de la autobiografía de Chris Kyle, ejerció las funciones de Productor y se preparó para caracterizar al propio Kyle, logrando por su trabajo nominaciones a Mejor Actor y Mejor Película. 
 
Si no fuera por la dupla Eastwood-Cooper, la película no tuviera tal trascendencia ya que, lamentablemente, el guión está lleno de tópicos usados en muchos relatos estadounidenses sobre el conflicto en Irak, mostrando en ciertos momentos a los americanos como los “buenos” con un sentido de patriotismo muy estereotipado, pero es gracias a la puesta en escena orquestada por Eastwood y la forma en que Cooper interpreta los efectos de la guerra en la mente y emociones del Francotirador; la película logra momentos de tensión dotados de realismo que no rayan en lo sensacionalista, sino que muestran acciones crudas enmarcadas en el día a día de los combates. 
 
Tenemos como marco principal las 4 incursiones de Kyle en Irak, las postales de su vida, la relación con su esposa; pero un detalle que enriquece en gran medida el argumento es la presencia del némesis del Francotirador Americano, me refiero a “El Carnicero”, su contraparte iraquí. El combate que libran los dos francotiradores tiene claros componentes de las películas del oeste como son los códigos que mueven las acciones de ambos, la competencia sin piedad, la venganza y la búsqueda de victoria. El duelo entre francotiradores, los niveles de crueldad de aquellos que pierden por completo el sentido de humanidad y el espectacular combate en una tormenta de arena atrapan al espectador dentro de una historia en la cual las heridas más letales no son las causadas por las balas sino aquellas originadas por los traumas de la guerra.
 
 
Por: Jorge Tigrero Vaca

 

Columna de opinión

 

A una semana de culminar aquella fiebre de domingo oscarizado por la noche, el gran vencedor de la gala fue Birdman, cual Batman emplumado, derrotó a Francotiradores, Hoteles, Bateristas y Teorías de Todo. Por cartelera desfilan las películas más nominadas y en esta ocasión estamos en la mira del “Francotirador Americano”.

 

American Sniper’, el Francotirador Americano, es la última película del gran Clint Eastwood, basada en la vida de Chris Kyle, quien fuera reconocido como el francotirador más letal de la historia militar estadounidense. Basta con dicha oración para saber que el film ha originado diversos comentarios y reacciones, siendo considerada por varias personas como una oda militar yanqui.

 

Además de levantar polémica y usar a un bebé de juguete en una escena dramática, ‘American Sniper’ ha logrado romper algunos records importantes. Es la película bélica más taquillera en la historia de Estados Unidos, desbancando a ‘Rescatando al Soldado Ryan’, alcanzando en tan sólo 3 semanas de su estreno, la cifra de 216,5 millones de espectadores. Además, este “Francotirador” salió victorioso ante el famoso Super Bowl, al lograr la mayor recaudación de la historia para una película durante este gran evento.  

 

A sus 84 años, Clint Eastwood, se mantiene en perfecta forma como uno de los mejores directores; galardonado con dos premios Óscar por su labor en ‘Unforgiven’ (1992) y ‘Million Dollar Baby’ (2004); figura icónica del cine, símbolo del género Western y estrella del festival de los “Hombres duros” por su papel de Harry el Sucio. Gracias a sus trabajos ha sido bautizado por la crítica como “El último maestro clásico del cine americano”. Eastwood elige temas variados para sus películas, sin embargo plasma siempre sus pasiones por la música, historia, cine y política, como ejemplo podemos citar ‘Cartas desde Iwo Jima’, ‘J. Edgar’, ‘Jersey Boys’ y ‘American Sniper’ no es la excepción. 

 

 

 

 

Los mejores aspectos del film son el trabajo de Clint Eastwood y la actuación de Bradley Cooper. Mr. Cooper, quien para muchos espectadores es conocido mayormente por la comedia ‘The Hangover’ (¿Qué pasó ayer?), ha desarrollado su carrera en la industria cinematográfica dando sólidos pasos. Cuenta ya con cuatro nominaciones consecutivas al Óscar, como Mejor Actor por ‘Silver Linings Playbook’, Mejor Actor de Reparto por ‘American Hustle’ y en ‘American Sniper’, apostó todas sus cartas, ya que compró los derechos de la autobiografía de Chris Kyle, ejerció las funciones de Productor y se preparó para caracterizar al propio Kyle, logrando por su trabajo nominaciones a Mejor Actor y Mejor Película. 

 

Si no fuera por la dupla Eastwood-Cooper, la película no tuviera tal trascendencia ya que, lamentablemente, el guión está lleno de tópicos usados en muchos relatos estadounidenses sobre el conflicto en Irak, mostrando en ciertos momentos a los americanos como los “buenos” con un sentido de patriotismo muy estereotipado, pero es gracias a la puesta en escena orquestada por Eastwood y la forma en que Cooper interpreta los efectos de la guerra en la mente y emociones del Francotirador; la película logra momentos de tensión dotados de realismo que no rayan en lo sensacionalista, sino que muestran acciones crudas enmarcadas en el día a día de los combates. 

 

Tenemos como marco principal las 4 incursiones de Kyle en Irak, las postales de su vida, la relación con su esposa; pero un detalle que enriquece en gran medida el argumento es la presencia del némesis del Francotirador Americano, me refiero a “El Carnicero”, su contraparte iraquí. El combate que libran los dos francotiradores tiene claros componentes de las películas del oeste como son los códigos que mueven las acciones de ambos, la competencia sin piedad, la venganza y la búsqueda de victoria. El duelo entre francotiradores, los niveles de crueldad de aquellos que pierden por completo el sentido de humanidad y el espectacular combate en una tormenta de arena atrapan al espectador dentro de una historia en la cual las heridas más letales no son las causadas por las balas sino aquellas originadas por los traumas de la guerra.

 

 

Por: Jorge Tigrero Vaca

Contacto: [email protected]

 

 

SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES

* campos requeridos
Frecuencia Correos *