Inicio ·Deportes · Artículo

Lo que sucede con Barcelona

Redacción

gpinasco

|

Sábado 28 de Febrero de 2015 - 13:59
compártelo
  • Hoy, cuando se ha invertido muchos miles de dólares en contratos a nacionales y extranjeros, el equipo no camina. Foto: API.
Hoy, cuando se ha invertido muchos miles de dólares en contratos a nacionales y extranjeros, el equipo no camina. Foto: API.
OPINIÓN

Por: Ronald Córdova

@ronaldcordova

 
Es realmente increíble lo que actualmente sucede con el equipo más grande del Ecuador: Barcelona. Cuando se creía que el fantasma de la "macumba" o "brujería" o la "maldición de Makanaki" habían desaparecido, tras la consecución de la estrella 14 con los "Kitu" Díaz, "Chuqui" Arroyo, el negro Mina, el "pony" Oyola y compañía, la desilusión vuelve a hacerse presente. 
 
Y es que no solo la desesperación se siente por la forma como perdió el Clásico vital del campeonato último en el estadio Capwell aquel 21 de diciembre, cuando cayó 3 a 0 ante su eterno rival de barrio Emelec, o por la forma como cayó con el mismo marcador ante Estudiantes de la Plata el miércoles 25 del presente en Argentina por igual marcador, sino porque en verdad no se sabe qué es lo que ocurre en el equipo de todos, que sin ser la Selección de Ecuador, despierta la pasión del país entero. 
 
Hoy, cuando se ha invertido muchos miles de dólares en contratos a nacionales y extranjeros, el equipo no camina. ¿Qué es lo que pasa en Barcelona? ¿Son sus dirigentes? ¿Son los dirigidos? ¿Es el técnico? ¿Es el 'quemeimportismo' de los jugadores canarios henchidos por el dinero lo que los hace indiferentes a la afición que los sigue domingo a domingo?
 
Urge correctivos en el equipo más popular del Ecuador. Hace falta la mística de antaño, la garra que caracterizó al equipo de la era del "pollo" Macías; el "ministro" Vicente Lecaro; el "cacho" Saldivia; el "cura" Bazurco (+); "cabeza mágica" Spencer y otros. Mientras tanto, la fidelidad de la hinchada no muere, el cariño por el Ídolo crece, como el pueblo quiere que crezca y levante, el nivel de juego del Barcelona de todos los tiempos.
 
* Las ideas expuestas en esta publicación son de responsabilidad del autor. 
 
Este texto está clasificado como un ESPACIO de OPINIÓN. 

OPINIÓN

Por: Ronald Córdova

@ronaldcordova

 

Es realmente increíble lo que actualmente sucede con el equipo más grande del Ecuador: Barcelona. Cuando se creía que el fantasma de la "macumba" o "brujería" o la "maldición de Makanaki" habían desaparecido, tras la consecución de la estrella 14 con los "Kitu" Díaz, "Chuqui" Arroyo, el negro Mina, el "pony" Oyola y compañía, la desilusión vuelve a hacerse presente. 

 

Y es que no solo la desesperación se siente por la forma como perdió el Clásico vital del campeonato último en el estadio Capwell aquel 21 de diciembre, cuando cayó 3 a 0 ante su eterno rival de barrio Emelec, o por la forma como cayó con el mismo marcador ante Estudiantes de la Plata el miércoles 25 del presente en Argentina por igual marcador, sino porque en verdad no se sabe qué es lo que ocurre en el equipo de todos, que sin ser la Selección de Ecuador, despierta la pasión del país entero. 

 

Hoy, cuando se ha invertido muchos miles de dólares en contratos a nacionales y extranjeros, el equipo no camina. ¿Qué es lo que pasa en Barcelona? ¿Son sus dirigentes? ¿Son los dirigidos? ¿Es el técnico? ¿Es el 'quemeimportismo' de los jugadores canarios henchidos por el dinero lo que los hace indiferentes a la afición que los sigue domingo a domingo?

 

Urge correctivos en el equipo más popular del Ecuador. Hace falta la mística de antaño, la garra que caracterizó al equipo de la era del "pollo" Macías; el "ministro" Vicente Lecaro; el "cacho" Saldivia; el "cura" Bazurco (+); "cabeza mágica" Spencer y otros. Mientras tanto, la fidelidad de la hinchada no muere, el cariño por el Ídolo crece, como el pueblo quiere que crezca y levante, el nivel de juego del Barcelona de todos los tiempos.

 

* Las ideas expuestas en esta publicación son de responsabilidad del autor. 

 

Este texto está clasificado como un ESPACIO de OPINIÓN. 

 

SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES

* campos requeridos
Frecuencia Correos *