Inicio ·Deportes · Artículo

Hace 44 años Barcelona ya ganó en La Plata

Redacción

sbriones

|

Miércoles 25 de Febrero de 2015 - 12:22
compártelo
  • El padre Bazurko se ganó el apelativo de "Botín Bendito".
El padre Bazurko se ganó el apelativo de "Botín Bendito".
Este miércoles Barcelona reeditará un encuentro que tiene un sitial especial en su historia, jugará en La Plata ante Estudiantes, el que fuera considerado el equipo más poderoso del mundo entre los años 60 y 70 del siglo XXI.
 
El equipo "Pincharrata" había sido campeón de la Copa Libertadores en las ediciones 1968, 1969 y 1970; y ganó la intercontinental en 1969 y 1970, con un récord de permanecer invicto en su estadio, considerado un bastión inexpugnable.
 
El 29 de abril de 1971 se realizó el encuentro, con un amplio favoritismo para el equipo local, tricampeón vigente del torneo, pero en los 90 minutos las cosas cambiarían.
 
Días antes, la revista deportiva El Gráfico había publicado un artículo que decía: "Lo que canta Estudiantes... ¡Mozo, traiga otra Copa!", en el que su autor, Oswaldo Ardizzone, señalaba que "por ahí Barcelona es un equipo de tercera categoría, donde el maestro Spencer está jugando la última parada de su gran carrera goleadora". 
 
Además, se recordaba que Estudiantes había vencido a Barcelona 1-0 en Guayaquil, y se daba por descontado que el conjunto argentino iba a darle un baile, pero más allá de minimizar a los jugadores, el artículo fue una inyección al amor propio y a los 18 minutos del segundo tiempo, aquel sacerdote que lo que ganaba en el fútbol lo entregaba a su parroquia, fue el que le marcó el gol al laurealdo tricampeón de la Libertadores.
 
Juan Manuel Bazurko con un tiro de derecha venció al portero Gabriel "bambi" Flores y con ello cayó el invicto de La Plata, el campeón no logró remontar y Barcelona se llevó un triunfo que se celebró en el Ecuador porque era lo más grande que había conseguido hasta ese momento un equipo ecuatoriano.
 

Este miércoles Barcelona reeditará un encuentro que tiene un sitial especial en su historia, jugará en La Plata ante Estudiantes, el que fuera considerado el equipo más poderoso del mundo entre los años 60 y 70 del siglo XXI.

 

El equipo "Pincharrata" había sido campeón de la Copa Libertadores en las ediciones 1968, 1969 y 1970; y ganó la intercontinental en 1969 y 1970, con un récord de permanecer invicto en su estadio, considerado un bastión inexpugnable.

 

El 29 de abril de 1971 se realizó el encuentro, con un amplio favoritismo para el equipo local, tricampeón vigente del torneo, pero en los 90 minutos las cosas cambiarían.

 

Días antes, la revista deportiva El Gráfico había publicado un artículo que decía: "Lo que canta Estudiantes... ¡Mozo, traiga otra Copa!", en el que su autor, Oswaldo Ardizzone, señalaba que "por ahí Barcelona es un equipo de tercera categoría, donde el maestro Spencer está jugando la última parada de su gran carrera goleadora". 

 

Además, se recordaba que Estudiantes había vencido a Barcelona 1-0 en Guayaquil, y se daba por descontado que el conjunto argentino iba a darle un baile, pero más allá de minimizar a los jugadores, el artículo fue una inyección al amor propio y a los 18 minutos del segundo tiempo, aquel sacerdote que lo que ganaba en el fútbol lo entregaba a su parroquia, fue el que le marcó el gol al laurealdo tricampeón de la Libertadores.

 

Juan Manuel Bazurko con un tiro de derecha venció al portero Gabriel "bambi" Flores y con ello cayó el invicto de La Plata, el campeón no logró remontar y Barcelona se llevó un triunfo que se celebró en el Ecuador porque era lo más grande que había conseguido hasta ese momento un equipo ecuatoriano.

 

 

SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES

* campos requeridos
Frecuencia Correos *