Inicio ·Deportes · Artículo

Justicia suiza rechaza denuncia laboral contra la FIFA

Redacción

jboza

|

Viernes 06 de Enero de 2017 - 9:33
compártelo
  • La FIFA celebró el fallo de un tribunal suizo de desestimar una denuncia en su contra.
Un tribunal de Zúrich rechazó una denuncia de varias organizaciones sindicales, entre ellas la holandesa FNV, que reprochaban a la FIFA por no haber puesto fin a las violaciones de los derechos de los trabajadores en el marco del Mundial de 2022 en Catar.
 
La FIFA recibe "con satisfacción" la decisión del tribunal comercial de Zúrich de "rechazar una denuncia" depositada por el sindicato holandés FNV y varias organizaciones sindicales de Bangladesh, así como un trabajador de este país, Nadim Shariful Alam, indica la instancia en un comunicado.
 
En octubre, el sindicato FNV había indicado querer "junto a un trabajador bangladesí, llevar a la FIFA ante la justicia para exigir que se ponga fin a esta esclavitud moderna".
 
Varias organizaciones de defensa de los derechos humanos habían acusado a Catar de violar los derechos de más de 5.000 trabajadores encargados de construir los edificios destinados a albergar el Mundial de fútbol.
 
Originarios mayoritariamente de Bangladesh, India y Nepal, algunos no fueron pagados durante meses y fueron alojados en "campos sórdidos". Según el informe, la mayoría vieron sus pasaportes confiscados.
Un tribunal de Zúrich rechazó una denuncia de varias organizaciones sindicales, entre ellas la holandesa FNV, que reprochaban a la FIFA por no haber puesto fin a las violaciones de los derechos de los trabajadores en el marco del Mundial de 2022 en Catar.
 
La FIFA recibe "con satisfacción" la decisión del tribunal comercial de Zúrich de "rechazar una denuncia" depositada por el sindicato holandés FNV y varias organizaciones sindicales de Bangladesh, así como un trabajador de este país, Nadim Shariful Alam, indica la instancia en un comunicado.
 
En octubre, el sindicato FNV había indicado querer "junto a un trabajador bangladesí, llevar a la FIFA ante la justicia para exigir que se ponga fin a esta esclavitud moderna".
 
Varias organizaciones de defensa de los derechos humanos habían acusado a Catar de violar los derechos de más de 5.000 trabajadores encargados de construir los edificios destinados a albergar el Mundial de fútbol.
 
Originarios mayoritariamente de Bangladesh, India y Nepal, algunos no fueron pagados durante meses y fueron alojados en "campos sórdidos". Según el informe, la mayoría vieron sus pasaportes confiscados.