Inicio ·Deportes · Artículo

Patrick Dempsey llega de segundo en la categoría amateur de Le Mans

Redacción

jesuarez

|

Domingo 14 de Junio de 2015 - 12:47
compártelo
  • FRANCIA.- Dempsey no es un pionero: en Estados Unidos existen otros ejemplos de actores famosos-pilotos. Fotos: EFE.
FRANCIA.- Dempsey no es un pionero: en Estados Unidos existen otros ejemplos de actores famosos-pilotos. Fotos: EFE.
El actor estadounidense Patrick Dempsey, protagonista de once temporadas de la serie televisiva Grey's anatomy, alcanzó el segundo lugar en la categoría GTE Amateur en domingo en las 24 Horas de Le Mans.
 
Presente por cuarta vez en las 24 Horas de Le Mans, con un Porsche N.77 con los colores de su escudería Dempsey Proton Racing -que compartió con el estadounidense Patrick Long y con el alemán Marco Seefried-,  Dempsey se dedicó este año por entero a su pasión automovilística, para tratar de demostrar que tiene futuro en los deportes de motor.
 
"Estamos en la fase en la que intentamos establecer la estrategia de carrera, analizamos los datos (de los ensayos). Y respondemos a algunas solicitudes de la prensa", dijo el sábado en una entrevista.
 
"Siempre es algo muy especial estar en Le Mans. Hay una parte de comodidad, en el sentido en el que uno sabe qué hacer y lo que ha hecho", explicó.
 
Este año su gran objetivo en el campeonato mundial de resistencia (WEC), en la categoría GTE-Am, con "Am" de "Amateurs", pese al gran nivel de los pilotos.
 
Dempsey aseguró que nunca le preocupó qué pensaron los pilotos profesionales cuando le vieron aparecer por primera vez hace seis años en las 24 Horas de Le Mans, acaparando la atención de los fotógrafos por lo inusual de ver a un actor famoso al volante.
 
Lo que está claro es que por mucho que se esfuerce es complicado que sea percibido como un piloto más.
 
"Forma parte del espectáculo, pero hay que ser capaz de tomar distancia de ese tipo de cosas. Los primeros años era un caos. Uno quiere pasar tiempo con los fans, firmar autógrafos, pero hay mucha gente y una excitación contagiosa", explicó en la entrevista.
 
No es un pionero: en Estados Unidos hay ya otros ejemplos de actores famosos-pilotos.
 
"Siempre hubo fascinación por los coches y las carreras en Hollywood. Los pilotos más destacados fueron Paul Newman y sobre todo Steve McQueen, aquí con su película +Le Mans+", recuerda.
 
Coche y televisión, dos carreras que intenta actualmente compaginar, produciendo una miniserie basada en el libro The Limit, que habla de la lucha entre el estadounidense Phil Hill y el alemán Wolfgang Von Trips por el título de campeón del mundo de Fórmula 1 en 1961, dentro de la Scuderia Ferrari.
 

El actor estadounidense Patrick Dempsey, protagonista de once temporadas de la serie televisiva Grey's anatomy, alcanzó el segundo lugar en la categoría GTE Amateur en domingo en las 24 Horas de Le Mans.

 

Presente por cuarta vez en las 24 Horas de Le Mans, con un Porsche N.77 con los colores de su escudería Dempsey Proton Racing -que compartió con el estadounidense Patrick Long y con el alemán Marco Seefried-,  Dempsey se dedicó este año por entero a su pasión automovilística, para tratar de demostrar que tiene futuro en los deportes de motor.

 

"Estamos en la fase en la que intentamos establecer la estrategia de carrera, analizamos los datos (de los ensayos). Y respondemos a algunas solicitudes de la prensa", dijo el sábado en una entrevista.

 

"Siempre es algo muy especial estar en Le Mans. Hay una parte de comodidad, en el sentido en el que uno sabe qué hacer y lo que ha hecho", explicó.

 

Este año su gran objetivo en el campeonato mundial de resistencia (WEC), en la categoría GTE-Am, con "Am" de "Amateurs", pese al gran nivel de los pilotos.

 

Dempsey aseguró que nunca le preocupó qué pensaron los pilotos profesionales cuando le vieron aparecer por primera vez hace seis años en las 24 Horas de Le Mans, acaparando la atención de los fotógrafos por lo inusual de ver a un actor famoso al volante.

 

Lo que está claro es que por mucho que se esfuerce es complicado que sea percibido como un piloto más.

 

"Forma parte del espectáculo, pero hay que ser capaz de tomar distancia de ese tipo de cosas. Los primeros años era un caos. Uno quiere pasar tiempo con los fans, firmar autógrafos, pero hay mucha gente y una excitación contagiosa", explicó en la entrevista.

 

No es un pionero: en Estados Unidos hay ya otros ejemplos de actores famosos-pilotos.

 

"Siempre hubo fascinación por los coches y las carreras en Hollywood. Los pilotos más destacados fueron Paul Newman y sobre todo Steve McQueen, aquí con su película +Le Mans+", recuerda.

 

Coche y televisión, dos carreras que intenta actualmente compaginar, produciendo una miniserie basada en el libro The Limit, que habla de la lucha entre el estadounidense Phil Hill y el alemán Wolfgang Von Trips por el título de campeón del mundo de Fórmula 1 en 1961, dentro de la Scuderia Ferrari.

 

 

SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES

* campos requeridos
Frecuencia Correos *
Le recomendamos